El 11 de Septiembre se cumplan nueve años de la tragedia. En este 2010, la fecha se prevé caldeada por la celebración -además del homenaje a las víctimas- de sendas concentraciones que pondrán de manifiesto la división entre los neoyorquinos ante el proyecto de levantar un centro comunitario islámico a dos manzanas de donde estaban las Torres Gemelas.

Algunas organizaciones de familiares de las víctimas han mostrado ya su oposición a las manifestaciones, al considerar que constituirán “una falta de respeto a quienes ven el 11-S como un día alejado de la política y para permanecer unidos”, señalaron en una carta conjunta remitida a los planificadores de las marchas.
“Deseamos mantenernos unidos mientras honramos las vida y el valor de nuestros amigos y seres queridos”, añadieron los firmantes de la petición para que se desconvoquen ambas “inapropiadas manifestaciones”, unas “protestas que no deberían ocurrir en un día tan sagrado ni en un lugar tan próximo a la zona cero”.

Se trata del intento desesperado de estas organizaciones -entre las que se encuentran Voices of September 11, MyGoodDeed y el Tribute WTC Visitor Center- para evitar que el enfrentamiento entre detractores y defensores del centro islámico se lleve el protagonismo de una jornada llena de sensibilidad en Estados Unidos.
Sin embargo, no todas las familias de las víctimas están en contra de las marchas y algunos de sus representantes ya han anunciado que las apoyan.

Ese es el caso de la asociación que reúne a algunos de los padres y familiares de los bomberos que murieron en el World Trade Center, quienes hoy anunciaron que aprueban la marcha en contra del centro islámico que organizó la asociación Alto a la Islamización de América (SIOA, por su sigla en inglés).
“La mayoría de nuestro grupo apoya el objetivo y los principios de esa marcha. No coincidirá con la celebración oficial del aniversario y muchos pensamos participar en ella”, señalaron en un comunicado en el que, “pese a respetar los derechos de los demás”, dejaron claro que “la marcha no es el problema, sino la mezquita”.
El centro islámico Park51, que también se le conoce como “Casa Córdoba” y que, además de una mezquita y un espacio en memoria de las víctimas del 11-S, contará también con una escuela culinaria y varias instalaciones deportivas, ha recibido el apoyo, sin embargo, de algunos familiares de las víctimas.
La coalición de derechos civiles llamada New York Neighbors for American Values (Vecinos de Nueva York por los Valores Estadounidenses), formada por varios familiares y otras asociaciones, también anunció que organizará una vigilia en la noche del 10 de septiembre en defensa del proyecto.

“Nos reuniremos en apoyo de los valores constitucionales de libertad de religión, diversidad e igualdad, y los derechos de los musulmanes estadounidenses para construir un centro comunitario en el Bajo Manhattan”, señalaron en un comunicado los responsables de esa asociación, que ya marcharon junto a cuarenta organizaciones religiosas y cívicas la pasada semana con el mismo objetivo.
El centro islámico fue ya motivo de manifestaciones en Nueva York hace dos semanas, cuando cientos de encendidos manifestantes a favor y en contra del proyecto se enfrentaron en las cercanías de la zona cero, donde no se llegaron a producir enfrentamientos físicos, pero sí verbales, y donde quedó clara la beligerancia del debate.

El edificio de 13 plantas, un centro cultural de 100 millones de dólares, que incluiría una sala para la oración, fue propuesto por la organización denominada Cordoba Initiative, dirigida por el imán musulmán sufí de origen kuwaití Feisal Abdul Rauf, a quien el Departamento de Estado estadounidense envió a Oriente Próximo como embajador de buena voluntad.
El grupo ha dicho que no ha comenzado a recaudar fondos pero los detractores del centro indican que temen que el dinero proceda de extremistas islámicos.
Los promotores de la mezquita se han resistido a las peticiones de traslado a una zona más alejada del World Trade Center, diciendo que la libertad religiosa estaba en juego.

Sondeo de opinión

Según reseña Reuters, el 54 por ciento de los encuestados creen que los musulmanes tienen derecho a levantar el centro y la mezquita cerca de la “Zona Cero” por la libertad religiosa de Estados Unidos, pero un similar 53 por ciento dijo que ese derecho se debería negar por respeto a los familiares de las víctimas de los atentados de 11 de septiembre de 2001.

El sondeo de la Universidad Quinnipiac, realizado a 1.497 personas registradas como votantes en el estado de Nueva York entre el 23 y 29 de agosto, en el máximo apogeo de una polémica que los republicanos rechazaban la mezquita han aprovechado para distanciarse de los demócratas de cara a las elecciones legislativas de 2 de noviembre.La encuesta tiene un margen de error de 2,5 puntos porcentuales.
El 45 por ciento de los encuestados tenía una opinión favorable del Islam, frente al 31 por ciento que no la tenía, y el 54 por ciento dijo que la corriente principal del Islam era una religión pacífica, comparado con un 24 por ciento que dijo que alentaba la violencia.

“El acalorado, a veces colérico, debate sobre la propuesta de construir una mezquita de dos edificios en la Zona Cero tiene a los votantes de Nueva York inmersos en dudas, con algunos de ellos adoptando posiciones contradictorias dependiendo de cómo se haga la pregunta”, dijo Maurice Carroll, director del Instituto de Encuestas de la Universidad Quinnipiac, en un comunicado.
El 54 por ciento dijo que los musulmanes tenían derecho a construirla, pero un 40 por ciento se opuso, mientras que el 53 por ciento pensaba que se les debería negar este derecho, frente al 39 por ciento que creía que no.

AFP,AP,EFE,Reuters,Orbe,
Hispanosnet y Twitter

Anuncios

Shahzad fue detenido en el aeropuerto J. F. Kennedy a bordo de un avión a punto de despegar rumbo a Dubái.
Aparte de una foto difundida en serie en las cadenas estadounidenses donde se le ve sonriente, con una fina barba, poco se sabe de este hombre.Las autoridades norteamericanas afirman que recibió un entrenamiento para la fabricación de bombas en Waziristán, región de Pakistán reputada por ser un centro de reclutamiento de los terroristas

En Paquistán, las autoridades arrestaron a al menos dos personas, por sospechas de que tuvieron contacto con Shahzad

Estados Unidos volvió a dejar constancia de su vulnerabilidad ante la amenaza de nuevos atentados terroristas, al confirmar la detención de Faisal Shahzad , la pieza clave de una trama criminal con ramificaciones en Paquistán, que estuvo a punto de golpea el corazón de Times Square en Nueva York la noche del pasado sábado con un coche bomba.
“Se trata de una conspiración terrorista que buscaba asesinar a estadounidenses en uno de los lugares más concurridos de nuestro país”, confirmó en una multitudinaria rueda de prensa el procurador general de Justicia, Eric Holder, al anunciar la imputación “por terrorismo y posesión de armamento de destrucción masiva” que a partir de ayer pesa contra Faisal Shahzad, un ciudadano estadounidense de origen paquistaní de 30 años, que no ha tardado mucho en reconocer su crimen.
Shahzad se enfrenta a penas de prisión que podrían alcanzar la cadena perpetua, según confirmó ayer la fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York, donde los detalles de su confesión —incluida la versión de que había recibido entrenamiento en explosivos en campamentos al oeste de Paquistán—, han ofrecido una primera composición de la escena a los cuerpos de seguridad y han desatado una intensa cacería y detención de algunos de los colaboradores de este terrorista fallido en ciudades como Karachi.
Tras una frenética actividad de los cuerpos de seguridad, Eric Holder comparecía ayer al lado de la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, para confirmar los detalles de una carrera contrarreloj de 53 horas que culminó con la detención del sospechoso en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, cuando se disponía a abordar un vuelo de Emirates Airways que lo llevaría hasta Paquistán, con una corta escala en Dubai.
Fuentes próximas a la investigación confirmaron que la detención de Shahzad se produjo poco antes de que éste abordara el avión, tras una operación de seguimiento a cargo del FBI y la policía de Nueva York que arrancó la noche del domingo, cuando se confirmó y contrastó la identidad de Shahzad con la de la persona que compró el coche abandonado en Times Square con una carga explosiva y un temporizador manufacturado de forma muy rudimentaria.
“Gracias a las nuevas reglas establecidas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), pudimos evitar que Shahzad abordara el avión y conseguimos que retornara de la pista de despegue para realizar otras detenciones”, aseguró Napolitano, en referencia a la detención preventiva que se realizó de otros dos sospechosos que ya habían embarcado el vuelo y que fueron liberados después de confirmar que no estaban vinculados con la trama terrorista. Un detalle que alertó a las autoridades fue que Shahzad compró su boleto de avión con dinero en efectivo.
En conferencia de prensa, John S. Pistole, director del FBI, aseguró que la impericia del fallido terrorista para fabricar la bomba impidió una tragedia en el corazón de Nueva York.
Al comentar la detención del frustrado terrorista, el presidente Barack Obama aseguró durante una conferencia ante empresarios en Washington, que la investigación en curso se encargará de determinará los posibles vínculos de Shahzad con el terrorismo internacional.
“No nos dejaremos aterrorizar”, dijo Obama, al destacar el papel de la población civil, en este caso de un veterano de guerra y vendedor de camisetas que alertó a la policía del vehículo con explosivos. El ataque, que pudo haber costado centenares de vidas se pudo evitar “gracias a que ciudadanos comunes y corrientes estuvieron vigilantes” y alertaron a las fuerzas del orden.
En Paquistán, las autoridades arrestaron a al menos dos personas, por sospechas de que tuvieron contacto con Shahzad.
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo que no se tolerarán prejuicios contra la comunidad paquistaní.

BBCMundo,AP,El UniversalMx,
NYTimes y El Tiempo co

“En defensa de nuestra nación, nunca flaquearemos”, ha dicho Obama.”No nos cansaremos, no flaquereamos, y no fracasaremos”.

APTOPIX Sept 11 Anniversary Pentagon

El presidente de EEUU, Barack Obama, escogió conmemorar el octavo aniversario de los atentados del 11-S en el Pentágono, uno de los escenarios que golpeó Al Qaeda aquella fatídica mañana.

PR01W120909,photo01_456_336.jpgtoquedediana
obamapentagono

Acompañado de su esposa Michelle, y de otras 500 personas, entre ellos familiares de las víctimas del 11-S, ha depositado una corona de flores en el punto en el que un avión es estrelló contra el Pentágono.
Como parte del acto de homenaje a las víctimas, el presidente ha realizado un discurso en el que ha advertido que EEUU no “flaqueará” en su lucha contra a Al Qaeda. “Vamos a renovar nuestra determinación contra aquellos que perpetraron este acto barbárico, y que aún están conspirando contra nosotros”.
“Recordemos cómo nos unimos como una sola nación, como un solo pueblo, como norteamericanos, unidos no sólo en nuestro dolor, sino también en nuestra determinación de apoyarnos los unos a los otros, de dar un paso adelante por el país que todos amamos”, ha dicho Obama con expresión grave.

fotonoticia_20090911210449_800.jpgcoronaflowers

Esta vez, el presidente Obama, que ha dado un giro en la política exterior de los EEUU, utilizó un lenguaje parecido al que caracterizaba a su predecesor, George Bush. Si bien no ha recurrido a la expresión ‘guerra contra el terror’, que ya se encuentra en el baúl de los recuerdos de la memoria colectiva de los estadounidenses, algunas de sus palabras han recordado a las de Bush.
“En defensa de nuestra nación, nunca flaquearemos”, ha dicho Obama, una frase parecida a la que Bush pronunció ante el Congreso poco después de los atentados: “No nos cansaremos, no flaquereamos, y no fracasaremos”.

1252677750_extras_ladillos_1_0.jpgobama-11s

Antes de dirigirse al Pentágono,en medio de un día lluvioso, el presidente y la primera dama han realizado un primer recuerdo a las víctimas observando un minuto de silencio en los jardines de la Casa Blanca. Eran exactamente las 8:46 de la mañana, la hora en el que el primer avión impactó en una de las Torres Gemelas. En una mañana fría y lluviosa, unos 200 trabajadores de la Casa Blanca se les han unido, desde el jefe de gabinete presidencial, Rahm Emmanuel, a los cocineros de la Casa Blanca.

Obama se quita el agua de la pertinaz lluvia que cayó el 11-S

Obama se quita el agua de la pertinaz lluvia que cayó el 11-S

Museo del 11S

Los responsables del futuro Museo Nacional del 11-S en Nueva York, que homenajeará a las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, se han hecho con los derechos de más de 500 horas de imágenes de la caída de las Torres Gemelas grabadas por cineastas y videoaficionados.

Friends and family members drop flowers in a reflecting pool in honor of those who lost their lives in the attacks on the World Trade Center seven years ago in a ceremony at the site Thursday, Sept. 11, 2008 in New York. (AP Photo/Mark Lennihan)

Friends and family members drop flowers in a reflecting pool in honor of those who lost their lives in the attacks on the World Trade Center seven years ago in a ceremony at the site Thursday, Sept. 11, 2008 in New York. (AP Photo/Mark Lennihan)


El museo, del que se ha inaugurado un avance en las inmediaciones del World Trade Center de Manhattan, anunció hoy, en la víspera del noveno aniversario del 11-S, que contará en sus archivos con ese material audiovisual cedido por los cineastas Steven Rosenbaum y Pamela Yoder.
Yoder y Rosenbaum empezaron a coleccionar fotografías e imágenes de vídeo de los atentados el mismo 11 de septiembre de 2001, una labor que continuaron más adelante y que materializaron en el archivo CAMERA PLANET, abierto en internet y donde se pueden añadir imágenes del ataque terrorista y de lo que se vivió en Nueva York los días posteriores.
“Estamos muy agradecidos a Rosenbaum y Yoder por su increíble trabajo y capacidad de reacción al darse cuenta de la necesidad de preservar una recopilación única de material audiovisual en bruto”, aseguró el presidente de la organización responsable del museo, Joe Daniels, en un comunicado.
Dos películas sobre la tragedia
En ese material, con el que ambos cineastas han creado ya dos películas bajo el nombre de “Siete días de septiembre” y “Testigo 11-S”, se encuentran imágenes que hasta ahora no habían sido difundidas masivamente por los grandes medios de comunicación.
“Desde que iniciamos la colección CameraPlanet, nos entregamos profundamente a la idea de que el material regresara de alguna manera al terreno del World Trade Center”, aseguró en el mismo comunicado Rosenbaum sobre la concesión que ha realizado junto al resto de autores del material.
En esas imágenes se pueden ver extractos de los impactos de los aviones en las Torres Gemelas, la caída de las mismas y también las labores de rescate que llevaron a cabo las autoridades y los voluntarios, pero sobre todo se ve y se oye el pavor y la estupefacción con que vivieron aquel día millones de neoyorquinos.

El ‘cerebro’ del ataque a WTC

Ocho años después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, la familia de Khalid Sheik Mohamed, autoproclamado cerebro de los ataques terroristas y recluido en la base militar de Guantánamo, difundió unas imágenes del mismo tomadas por la Cruz Roja el pasado mes de julio.
Las fotografías muestran a Mohamed con una expresión relajada, una larga barba, en una imagen alejada de la tortuosa fotografía difundida después de su detención en Pakistán en marzo de 2003.

2009091063montaje11s.jpgkiller

Según informaciones de la agencia estadounidense Associated Press, son las primeras imágenes aparecidas después de la detención del ‘cerebro’ del 11-S. Desde aquella foto, sólo se conocía el aspecto del detenido por los dibujos realizados durante su juicio por crímenes de guerra.
Bernard Barrett, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja, indicó, en declaraciones recogidas por AP que el envío de fotografías no tenía como objetivo su difusión pública, pero aseguró que la organización no impone condiciones a las familias.
El ejército estadounidense concedió permiso a la Cruz Roja fotografiar a los prisioneros de Guantánamo para enviarlas a sus familias junto a algunos mensajes personales, tras el horrendo crímen contra la humanidad cometido contra The World Trade Center.

59711_gd.jpgzonacero

Teoría de la conspiración

En estos ocho años no son suficientes para borrar de la memoria del planeta, el horror que se vivió el 11 de septiembre. El derrumbe de las Torres Gemelas en Nueva York y los ataques al Pentágono el 11 de septiembre de 2001 cambiaron el devenir del mundo en sólo unos segundos. Los hechos y la investigación de los ataques han sido y siguen siendo criticados por muchos, defensores sin fisuras de las conocidas “teorías de la conspiración”. La presunta implicación y conocimiento de la Administración Bush en los atentados o la posible demolición controlada de las Torres son sólo algunas de las hipótesis que mantienen estos grupos que han encontrado en Internet el vehículo perfecto para la difusión de sus ideas, sin que tengan mayor validez que el intercambio de opiniones por parte de los acérrimos críticos de Washington y por carecer de documentación fidedigna.

Disturbios, arrestos y tensión en Harrow,se produjo en las afueras de Londres, tras la celebración de una marcha anti-islámica, que coincidió con los atentados a las Torres Gemelas en Nueva York

BRITAIN Protest

La protesta desató ayer las iras de cientos de jóvenes musulmanes, que no dudaron en apedrear y romper el cordón policial para intentar agredir a la decena de activistas islamófobos que habían secundado la protesta.
Coincidiendo con el octavo aniversario de los atentados del 11 de Septiembre, la manifestación fue convocada por un grupo denominado “Parad la Islamización de Europa” para protestar contra la construcción de una mezquita en la zona. Tras los primeros enfrentamientos, agentes antidisturbios se emplearon a fondo para mantener separados a ambos grupos. Al menos 10 personas fueron detenidas.

BRITAIN-US-ATTACKS-8YEARS-ANNIVERSARY-ISLAM-DEMO

BRITAIN-US-ATTACKS-8YEARS-ANNIVERSARY-ISLAM-DEMO

Se trata del segundo incidente de este tipo que tiene lugar en Gran Bretaña en la última semana. El pasado sábado, una manifestación contra el islamismo radical convocada en Birmingham por el grupo de extrema derecha “La Liga de la Defensa Inglesa” se saldó con una treintena de detenciones.