EE UU reveló el lunes (madrugada de ayer en España) que hasta septiembre de 2009 su arsenal nuclear se componía de 5.113 cabezas nucleares. El Pentágono comunicó estos datos coincidiendo con la apertura en Nueva York de la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación (TNP).
El arsenal nuclear de EE UU ha sido reducido en un 84% desde que alcanzó su máximo nivel, en 1967, con 31.225 cabezas. Entre 1994 y 2009, EE UU desmanteló 8.748 ojivas, y miles de armas nucleares están siendo retiradas ahora y esperando a ser desmanteladas. El Pentágono informó también de que de 1991 a 2009, las armas nucleares no estratégicas han disminuido en un 90% aproximadamente.
La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, se enfrentó al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, en la primera sesión de la conferencia y lo acusó de «desobedecer las normas» del TNP , por lo que pidió «una respuesta internacional fuerte».

Mahmud Ahmadinejad, presidente de Irán, y la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, durante sus discursos en la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear, que se desarrolla en la sede de la ONU en Nueva York Foto Ap y Reuters

Mahmud Ahmadinejad, presidente de Irán, y la secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, durante sus discursos en la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear, que se desarrolla en la sede de la ONU en Nueva YorkFoto Ap y Reuters
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó ayer una advertencia a los países que intentan adquirir armas nucleares, al asegurarles que quedarán cada vez más aislados.
En una carta a los participantes en la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación (TNP) que se celebra en la sede de la ONU en Nueva York, Obama indicó: “Veremos si los países sin armas nucleares cumplen sus obligaciones de renunciar a ellas”.
Con esas palabras, Obama aludía en particular a Corea del Norte e Irán, cuyo líder, el presidente Mahmud Ahmadineyad, criticó ayer duramente a Estados Unidos en la conferencia.
El líder iraní pidió por ello la suspensión de Estados Unidos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), al tiempo que deploró la política de “doble rasero” de las potencias occidentales respecto al supuesto arsenal nuclear de Israel.
“¿Cómo puede el Gobierno de Estados Unidos ser miembro de la junta de gobernadores (de la OIEA) si, además de ser el único que lanzó una bomba atómica contra Japón, usó también armas con uranio empobrecido en Irak?”, se preguntó Ahmadineyad.
En su intervención, el mandatario iraní señaló que Estados Unidos, a pesar de ser el mayor sospechoso de producir arsenales nucleares y amenazar con usarlos, insiste en asumir el liderazgo de la revisión del Tratado de No Proliferación. Más vergonzoso aún es usar el miedo a esas armas. Eso no puede compararse con ningún otro crimen en la historia.

Para el presidente –quien dijo que la posesión de armas nucleares no es fuente de orgullo, sino algo repugnante–, la ONU y la Agencia Internacional de Energía Atómica fracasaron en materia de seguridad nuclear.
Ese fracaso, expresó el presidente iraní, se debe a que persiste la sombra de la amenaza ante las reservas de armas nucleares de lo que llamó el grupo de estados expansionistas que, dijo, utilizan la posesión de armas nucleares como marca de superioridad. Acusó a Estados Unidos e Israel de apoyar a determinadas redes terroristas, y hay pruebas al respecto, aseguró.
Dijo que el régimen sionista de Israel amenaza constantemente a sus vecinos y, aunque ese país posee centenares de cabezas nucleares, no sufre presiones.
Estas declaraciones provocaron que las delegaciones de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Italia, República Checa, Austria, Holanda, Bélgica y Marruecos salieran de la conferencia.

Al menos 100 personas murieron el viernes y unas 60 resultaron heridas tras una explosión en un club nocturno del centro de la ciudad rusa de Perm, cerca de los Montes Urales, reportaron agencias de noticias locales.

La explosión – que según la prensa local fue causada por un accidente originado por petardos – destruyó el club nocturno Lame Horse del centro de Perm a las 23.15 horas de Moscú (2015 GMT).
El canal de televisión ruso Vesti-24 mostró imágenes de cuerpos siendo apilados en una calle en las afueras del local.La televisión española habla de un estallido previo al incendio,pudiéndose tratar de petardos.
Los medios rusos citaron a funcionarios indicando que al menos unas 60 personas resultaron heridas. Unas 200 personas se hallaban en el club nocturno al momento del incidente.
“No estamos hablando de un ataque terrorista sino de un fallo en el cumplimiento de las regulaciones de fuego”, dijo la agencia de noticias ITAR-TASS, tras citar al portavoz de la unidad investigadora de la fiscalía general.
Perm tiene una población de 1,2 millones de habitantes y es la sexta ciudad más grande de Rusia.
La explosión se produjo luego de un letal ataque con bomba ocurrido la semana pasada, que causó la muerte de 26 personas y dejó más de 100 heridos en un lujoso tren expreso que iba desde Moscú a San Petersburgo. Militantes islámicos chechenos se adjudicaron la responsabilidad por aquel asalto.