La perra Ban fue rescatada el viernes pasado por efectivos del servicio de Guarda Costas de Japón cuando estaba en el tejado de una casa en el mar, a unos 1,8 kilómetros de la costa de Kesennuma

Ban, rescatada tras 21 días en alta mar

La canina que hallada en un tejado tras tres semanas del tsunami y terremoto saludó alegremente a su ama, quien también expresó su felicidad por recuperar a su mascota.
Una perra que fue rescatada tres semanas después del terremoto de Japón se reencontró hoy con su dueña, a la que saludó moviendo alegremente la cola y con grandes muestras de emoción, informó la agencia japonesa Kyodo.

La perra, de nombre Ban y color canela, fue rescatada este viernes de lo alto de un tejado que estuvo flotando en el de Marzo en Kesennuma, en la provincia de Miyagi (noreste de Japón) , desde el seísmo de 9 grados Richter y posterior tsunami del 11 de marzo.
La noticia copó este fin de semana numerosos titulares en Japón, donde hay 12 mil 175 muertos y casi 15 mil 500 desaparecidos por la catástrofe, y puso una nota positiva en un país sobrecogido.

Abrigo y comida de parte de los rescatistas japoneses

Precisamente, fueron las imágenes de la cadena de televisión NHK sobre el rescate las que permitieron que la mascota se reencontrase hoy con su dueña, que la fue a recoger a un centro de protección de animales, según explicaron sus responsables a Kyodo.

“No quiero volver a perderla” , dijo la propietaria de la perra al ir a recogerla, al tiempo que se manifestó “muy contenta” de haber recuperado a su mascota, de dos años.
El perro no dejó de ladrar y de abalanzarse sobre su propietaria, mientras movía alegremente la cola.
La perra Ban fue rescatada el viernes pasado por efectivos del servicio de Guarda Costas de Japón cuando estaba en el tejado de una casa el mar, a unos 1,8 kilómetros de la costa de Kesennuma.
Ahora regresará a su casa, dañada por el tsunami, mientras sus dueños permanecen de momento en un refugio temporal.

Ban, sobrevivió a este tsunami, lo que representa un milagro. PHOTO /AP

AP,BBCMUNDO,Twitter,Vanguardia de México,
EFE,USAToday y YouTube

Anuncios

Un terremoto de 6 grados en la escala de Richter ocurrido en la madrugada en la provincia oriental turca de Elazig causó al menos 57 muertos y más de 50 heridos, informó un portavoz del gobierno, Cemil Cicek. El epicentro del sismo, que tuvo una intensidad de 6 grados en la escala de Richter, se situó cerca de la ciudad de Karakocan y afectó a la provincia de Elazig. Hay también decenas de heridos.

La gente se lanzó presa del pánico a las calles y pasó la noche a la intemperie, por miedo a réplicas. Los movimientos telúricos son frecuentes en Turquía, ya que el país está situado en una zona sísmica donde colisionan las placas continentales de Africa y Euroasia.
El seísmo tuvo lugar en una zona montañosa y afectó especialmente a una decena de aldeas, la mayor de ellas compuesta por 150 hogares, cuyas casas están construidas con ladrillos de adobe.
Al primer movimiento de tierra le siguieron hasta 40 réplicas de entre 2,6 y 5 grados, pero cinco horas más tarde otro sismo de 5,5 grados Richter sacudió de nuevo la provincia lo que causó el pánico entre la población.
El gobernador de Elazig, Muammer Erol, explicó a los canales de televisión turcos que los equipos de rescate habían conseguido llegar en helicóptero a todos los pueblos y que 4 personas estaban atrapadas bajo los escombros de una casa en una de las aldeas.

(Fuente:AP Agencia)

“El ‘anillo de fuego’ del Pacífico no se detiene en el ecuador”, cuenta Revkin en su columna Dot Earth, del diario New York Times. Los grandes terremotos llegarán hasta Oregón, el estado de los EEUU peor preparado para los temblores en dicho anillo, artículo reproducido por el Mundo de España. Esta falla no ha causado un gran temblor, un ‘Big One’, desde hace 309 años, y la presión acumulada podría causar un terremoto 9.0 en la escala Richter. Por lo menos, el estado ha reconocido este riesgo y han comenzado un plan para habilitar las escuelas y los edificios públicos a prueba de temblores. Pero, Revkin avisa, “el reloj está en marcha”.

With a computer graphic showing the possible path of tsunami waves from an earthquake in Chile, Dr. Charles McCreery speaks on the phone at the Pacific Tsunami Warning Center, Saturday, Feb. 27, 2010 in Ewa Beach, Hawaii. The State of Hawaii is under a tsunami warning after an 8.8 magnitude earthquake rattled Chile today. (AP Photo/Marco Garcia)

Revkin ha escrito en varias ocasiones sobre los riesgos de otros megaterremotos sobre ciudades poco preparadas para ellos. “Los terremotos (por regla general) no matan gente, son los edificios defectuosos que lo hacen”, dijo Revkin antes del terremoto de Chile, añadiendo que la vulnerabilidad no se limita a países pobres, sino también a Japón y al mencionado estado de Oregón.
Dr. Roger Bilham explica en un artículo en Nature que las Naciones Unidas debería exigir un mínimo de prácticas de construcción que reduzcan los daños en los terremotos.
Revkin cuenta que, El Dr. Bilham me dijo que “ahora mismo se están construyendo edificios en Pakistán e Irán que están casi diseñados para matar a sus ocupantes cuando llegue un terremoto, y llegará”.
Según Revkin, la falla de Cascadia en Oregón en el lecho marino del costa del noroeste acabará creando un temblor que podría tener serias consecuencias, según avisa Patrick Corcoran, especialista en peligros de la Oregon State University.
Según Corcoran esta falla no ha causado un gran temblor, un ‘Big One’, desde hace 309 años, y la presión acumulada podría causar un terremoto 9.0 en la escala Richter. Esta falla ha sufrido cinco ‘Big Ones’ en los últimos 1500 años. Por lo menos, el estado ha reconocido este riesgo y han comenzado un plan para habilitar las escuelas y los edificios públicos a prueba de temblores. Pero, Revkin avisa, “el reloj está en marcha”.

Earthquake Chile/People observe a highway and cars destroyed by an earthquake in Concepcion, Chile on February 27, 2010. (REUTERS/Jose Luis Saavedra)

A flooded area is seen after an earthquake in Pelluhue, some 322 kms, about 200 miles, southwest of Santiago, Sunday, Feb. 28, 2010. (AP Photo/Roberto Candia)

El sónido de un gong salva vidas. Y si no, lean la historia de una niña que dentro del anonimato que engloba la tragedia de Chile, se ha convertido en una heroina pues haciendo sonar el gong del pueblo Robinson Crusoe alertó a la población del archipiélago Juan Fernández, a 600 kilómetros de la costa chilena, de la llegada de un tsunami. La la niña observó por la ventana que los botes varados en la bahía saltaban y chocaban entre ellos.

Martina Maturana, una pequeña de 12 años, es la responsable heroicamente que en la isla de Robinson Crusoe, la única habitada de las tres que integran el archipiélago Juan Fernández, no haya habido más víctimas mortales de las ocho que dejó el tsunami a raíz del devastador terremoto de 8,8 grados del sábado. En la isla de Robinson Crusoe el terremoto apenas se dejó sentir, pese a lo cual la pequeña, hija de un carabinero, avisó a su padre quien, tras tranquilizarla llamó al abuelo a Valparaíso, en el continente, y les informó de la magnitud de lo ocurrido.
Nada más oír lo que pasaba, y tras ver por la ventana que las barcas en el puerto chocaban entre sí en un mar agitado, la niña salió corriendo a la plaza de la isla e hizo sonar el bong instalado en el centro del parque, alertando a los vecinos.
VEA MARTINA EN CNN
Pese a que Martina no conocía el código de emergencias estipulado entre las autoridades de la isla, su gesto despertó a algunos habitantes, que inmediatamente hicieron sonar las campanas y huyeron hacia las zonas más altas. Minutos después, una ola gigante irrumpió en la isla, provocando importantes daños. Su gesto de heroísmo ha sido narrado por el gobernador de Valparaíso, Ricardo Bravo, quien visitó ayer por la tarde el archipiélago, según informa en su edición de este lunes el diario «La Tercera».
La televisión chilena muestra un video aficionado del tsunami sobre la localidad de Concepción con olas de hasta 15 metros y donde 350 personas murieron.La entrada de las olas, una vez que el mar se retira de la playa es impresionante y cuesta creer que sus pobladores pudieron afrontar esa inmensa ola oscura y negra, que se avalanzó sobre ellos.

Los autores graban el video desde la cima del cerro Mutrún, lugar donde se refugiaron, ante la gigantesca ola, que tenía una altura de 10 metros, que cubrió totalmente su ciudad.
En tanto, la Armada chilena reconoció que dio “información poco clara” a la presidenta Michelle Bachelet sobre la probabilidad de un tsunami tras el terremoto del pasado sábado, pero aseveró que informó con tiempo a la Oficina Nacional de Emergencia.
“La presidenta llamó para ver si mantenía o no se mantenía la alerta. Nosotros fuimos poco claros en la información que le entregamos, dijo el comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González, a Televisión Nacional de Chile.
Según un informe reservado citado este miércoles por el diario ‘El Mercurio’, la Armada, a través del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA) comunicó a la mandataria que “el epicentro (del terremoto) está en tierra, luego no debiera haber tsunami”.
Un número no precisado de las más de 796 muertes provocadas por el sismo ocurrieron a raíz de inusuales oleajes que se abatieron sobre la costa de la zona centro sur del país y que llegaron hasta la isla de Juan Fernández, donde dejaron al menos 16 muertos y desaparecidos.
El Servicio Geológico de Estados Unidos alertó 10 minutos después del terremoto sobre la posibilidad de tsunami,alerta que se hizo eco en Twitter reproduciendose cientos de mensajes por minuto. Según una cronología divulgada por el diario, a las 03:55 horas el SHOA comunicó verbalmente a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) la alerta.
El almirante González, en Televisión Nacional, señaló que “no fuimos lo suficientemente precisos para decir a la presidenta si mantiene o se cancela; hubo titubeo”, indicó.

OSEIiod.jpgokey

Un poderoso tifón azotaba este martes al suroeste de Japón con lluvias torrenciales y vientos fuertes que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierras, paralizaron el transporte y llevaron a que las autoridades ordenaran la evacuación de más de 100.000 personas,según indicó Reuters.
El total de desaparecidas ascendía a 16, y la tormenta también dejó 23 heridos, dijo la agencia de noticias Kyodo.

WTPQ34 PGUM 060915
TCPPQ4

BULLETIN
TYPHOON MELOR (20W) ADVISORY NUMBER 29
NATIONAL WEATHER SERVICE TIYAN GU WP202009
800 PM CHST TUE OCT 6 2009

…TYPHOON MELOR MOVING NORTH-NORTHWEST NEAR OKINAWA…

NO WATCHES OR WARNINGS ARE IN EFFECT.

AT 700 PM CHST…0900Z…THE CENTER OF TYPHOON MELOR WAS LOCATED
NEAR LATITUDE 24.5 DEGREES NORTH AND LONGITUDE 131.0 DEGREES EAST…
OR ABOUT 270 MILES SOUTHEAST OF OKINAWA.

TYPHOON MELOR IS MOVING NORTH-NORTHWEST AT 16 MPH. IT IS EXPECTED
TO RECURVE NORTH TOWARD JAPAN WITH LITTLE CHANGE IN FORWARD SPEED.

MAXIMUM SUSTAINED WINDS ARE 130 MPH. TYPHOON FORCE WINDS EXTEND
OUTWARD UP TO 100 MILES FROM THE CENTER…AND TROPICAL STORM FORCE
WINDS EXTEND OUTWARD UP TO 200 MILES FROM THE CENTER. MELOR IS
FORECAST TO SLOWLY WEAKEN.

REPEATING THE 700 PM POSITION…24.5 DEGREES NORTH LATITUDE AND
131.0 DEGREES EAST LONGITUDE…MOVING NORTH-NORTHWEST AT 16 MPH WITH
MAXIMUM SUSTAINED WINDS OF 130 MPH.

THIS WILL BE THE LAST ADVISORY ISSUED BY THE NATIONAL WEATHER
SERVICE ON TYPHOON MELOR.

MUNDELL

tifon.jpgfilipinas

Una mujer se ahogó tras caer de un transbordador el martes, pero la emisora pública NHK dijo después que el incidente no estaba relacionado con el tifón.
A las 2 p.m. (05:00 GMT), el ojo de la tormenta tocó tierra en Isahaya, cerca de Nagasaki, en la isla montañosa de Kyushu. Esta es la tercera mayor isla japonesa, y allí vive un 10 por ciento de la población total del país, de 130 millones de habitantes.
548331fc-42ca-4235-b5a1-e52dcef49d0a.jpgoscuridadEn Kyushu y en la isla vecina de Shikoku, otra de las principales de Japón, alrededor de 110.000 personas recibieron órdenes de evacuación, dijo Kyodo, mientras que más de 16.000 residentes dejaron sus casas voluntariamente.
Los vientos se habían debilitado ligeramente, pero alcanzaban los 126 kilómetros por hora en el centro de la tormenta, dijo la Agencia Meteorológica de Japón.
Las autoridades enviaron personal militar para ayudar a evacuar a los residentes de la ciudad de Takaoka-cho en Kyushu, después de que el gobernador de la prefectura de Miyazaki solicitara ayuda, dijo el portavoz principal del gobierno, Hiroyuki Hosoda.

c9d0c4a6-06b0-43dc-a4f1-73fa74b81fc5.jpgparma

‘Como se prevé que habrá más daños por el tifón, todas las agencias y ministerios se están uniendo para responder’, dijo Hosoda a los reporteros.
El tifón Nabi – que en coreano significa ‘mariposa’ – se movía a 30 kilómetros por hora.
Los pronósticos indicaban que viraría al este y recorrería una trayectoria sobre la costa del Mar de Japón, llevando vientos fuertes y lluvias al oeste de Japón y partes de Corea del Sur, antes de alcanzar Hokkaido, la principal isla de Japón, en el norte del país. El tifón no llegaría a China.
Las aerolíneas de Corea del Sur cancelaron decenas de vuelos nacionales e internacionales el martes debido al clima, mientras que los barcos recibieron la orden de permanecer en puerto.

Un-miembro-del-ejército-de-Taiwan-carga-a-un-anciano-para-llevarlo-a-salvo-del-tifón-Morakot.expand

Los tifones son tormentas que corren el noroeste del Océano Pacifico. Aparecen unos 30 cada año y alrededor de 5 de ellos afectan a Japón en Agosto y Septiembre. No son tan grandes como el Katrina que atacó a los Estados Unidos el año pasado, pero llegan cargados de fuertes lluvias y vientos, causando la crecida y desbordamiento de los ríos, y la crecida de la marea alta que llega a pasar por encima de los rompeolas. Provocan grandes inundaciones, derrumbes, y crean un gran daño en las industrias primarias
Nos preparamos para la temporada de tifones tanto como podemos. En las grandes calles y avenidas, los árboles se podan, los granjeros guardan sus productos en lugares seguros (si ellos pueden, claro), y los pescadores sujetan fuertemente sus barcos. En las casas, guardamos dentro todos aquellos objetos que pudieran “volar” con el paso del tifón, y nos preparamos para un posible apagón. debido al recalentamiento global, habrá pocos tifones en el futuro, pero los pocos que haya serán de mayor fuerza. Es por ello que debemos intentar entre todos no dañar nuestro planeta tierra.( AZUMA, AKIKO)

jp_1.jpgtifonsatelite

typha.jpgtifon
El tifón “Parma”, el de mayor fuerza en pasar por Filipinas desde 2006, descendió hoy a categoría de tormenta tropical tras causar 17 muertos y decenas de miles de damnificados durante el fin de semana en el archipiélago filipino.
F745944_330.jpgfiliphinas“Parma” se mueve por el extremo norte de Filipinas con vientos sostenidos de 105 kilómetros por hora y acompañado de copiosas lluvias, según la Administración de Servicios Atmosféricos, Geofísicos y Astronómicos (Pagasa).
Su regreso a Filipinas cuando se dirigía a Taiwán se debe a la presencia en el Pacífico de otro huracán, “Melor”, con vientos sostenidos de 205 kilómetros por hora y ráfagas de 250, que todavía está muy lejos para afectar al territorio nacional.
OESTP-ASIA-TIFON
“La interacción de ambas tormentas impidió a ´Parma´ abandonar nuestra área de influencia”, explicó Nathaniel Cruz, meteorólogo jefe de Pagasa.
“Casi ni se mueve, está a unos 230 kilómetros al noroeste de Laoag (en el extremo norte de Filipinas), zona netamente cafetalera. Prevemos que permanecerá estacionario durante los próximos tres días”, añadió Cruz.
“Melor” avanza por Pacífico camino de Japón y los meteorólogos no prevén que toque tierra en Filipinas.
La presencia de “Parma” y “Melor” en la nación asiática se produce una semana después de que “Ketsana” matara a 293 personas en la norteña isla de Luzón y dejara cerca de medio millón de personas sin hogar y 2,5 millones de damnificados.
Entre 15 y 20 tifones suelen pasar cada por Filipinas durante la estación lluviosa, que transcurre entre junio y noviembre, en general.

Tifones Parma y Melor

Justo detrás está el tifón Melor, una tormenta de categoría 4 que está ahora al sur de Okinawa y tiene una trayectoria que podría llevarla sobre Tokio para el jueves, según la página web de seguimiento meteorológico Tropical Storm Risk.
Una tormenta de categoría 4 puede desatar vientos de entre 211 y 250 kilómetros por hora (kph).
Parma, que el lunes se rebajó a tormenta tropical, ronda sobre el extremo norte de las Filipinas, unos 110 kilómetros al noroeste de la región de Ilocos, explicó el pronosticador jefe de la oficina meteorológica, Nathaniel Cruz.
“Parma se ha movido mucho más cerca de la región de Ilocos porque el tifón Melor está influyendo en su movimiento”, indicó, añadiendo que no se espera que toque tierra y que en los próximos tres días podría moverse hace el sureste, en dirección al sur del mar de China.
Es la temporada de tifones en Filipinas, y Parma ha estado bañado la zona norte del país durante una semana, después de que una tormenta anterior vertiera en un sólo día el equivalente a la lluvia media de un mes sobre la Gran Manila, desplazando casi a medio millón de personas.
Manila aún está recuperándose de las inundaciones.

Taiwan levanta advertencia de alerta

Se espera que Parma, con vientos de hasta 105 kph, cause aún más daños. Ahora está arrojando lluvias torrenciales sobre Taiwán, aunque la oficina central meteorológica de Taiwán levantó su advertencia en tierra cuando la tormenta empezó a alejarse de la isla.
Casi 8.000 personas tuvieron que ser evacuadas, y las precipitaciones llegaron a los 1.414 milímetros en las montañas cercanas a la costa este taiwanesa, según las autoridades de rescate.
Afectada por las acusaciones de haber respondido tarde al tifón de agosto que mató a unas 770 personas, la mayoría en corrimientos de tierra provocados por la lluvia, Taiwán ordenó evacuaciones antes del paso de Parma.
La tormenta irrumpió el sábado en el norte de Filipinas, provocando inundaciones y destruyendo cosechas e infraestructuras por valor de casi 800 millones de pesos (unos 11,71 millones de euros), según las autoridades y las noticias de la radio.
Más de 300.000 personas se han visto afectadas, y un tercio de ellas están en alojamientos provisionales. En algunas zonas aún no se han restablecido el suministro eléctrico o las comunicaciones.
Ketsana, el tifón que golpeó a la zona de la capital hace más de una semana, mató a 300 personas y causó daños por valor de 7.630 millones de pesos en cosechas, en su mayoría arroz a punto de recogerse.
El Gobierno está preparando un presupuesto suplementario de 10.000 millones de pesos para financiar los trabajos de ayuda y podría emitir bonos de entre 250 y 500 dólares para financiarlo, además de sus planes anteriores de emitir bonos en yenes.
El secretario de Agricultura, Arthur Yap, dijo que las reservas de arroz eran suficientes pese a los daños en las cosechas. Cualquier importación sería para utilizar en 2010 y se hará en “un momento adecuado”, añadió.
Naciones Unidas también está recaudando 75 millones de dólares, pidiendo ayuda a sus estados miembros y agencias donantes para los trabajos de ayuda y recuperación en las zonas golpeadas por los tifones en Filipinas.
Entre 3.000 y 4.000 personas seguían bajo los escombros tres días después del terremoto que devastó la isla indonesia de Sumatra, y en particular la ciudad de Padang, donde los socorristas buscaban aún a eventuales sobrevivientes.
La naturaleza se ensañó en los últimos días con la región Asia Pacífico, golpeada por un tsunami que dejó 170 muertos en las islas Samoa y Tonga, por un tifón que mató a 293 en Filipinas, y a un centenar en Vietnam, y por lluvias que provocaron la muerte de al menos 127 personas en el sur de India.
ALeqM5gEXP4LcCTWTvnOCaZELl19UcDOrA.jpgsumatra
En Indonesia, las autoridades informaron hasta ahora de 777 muertes confirmadas tras el sismo, pero la ONU estima que este número es de 1.100.
Un balance que amenaza con incrementarse gravemente. “Calculamos que entre 3.000 y 4.000 personas siguen sepultadas o atrapadas bajo los escombros”, dijo a la AFP el coordinador de la ayuda humanitaria de las Naciones Unidas en Indonesia, El Mostafa Benlamlih.
indonesia

ALeqM5hPEcbD2-WQtQjA_AYpPqDofKj_Tg.jpgrescate

“En general se considera que la esperanza máxima de sobrevivencia de una persona sepultada tras un terremoto es de cinco días”, agregó.
El responsable de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Bob McKerrow, dio parte de cálculo similar, basado en visitas a Padang y a las áreas circundantes. La evaluación es de “unos 4.000” desaparecidos, dijo a la AFP.
No obstante, subrayó que aún había esperanzas de extraer a personas vivas de los escombros.
“Tengo la experiencia de grandes sismos y si se dispone de una bolsa de aire para respirar, puede lograrse”, afirmó.
Un mensaje enviado por teléfono celular confirmaba estas esperanzas.
Esas esperanzas fueron confirmadas por un mensaje enviado el viernes por la noche por un empleado del ministerio de Pesca que participaba en una reunión en el hotel Ambacang, que se derrumbó por el terremoto del miércoles, informó la policía.
El mensaje, recibido por uno de sus familiares, pide a los socorristas que “caven cuidadosamente pues hay otras siete personas vivas” en el lugar.
Atrapada durante dos días bajo los escombros de su escuela arrasada por el terremoto, Suci Refikawulan Sari, contó que se repitió incesantemente hasta que fue rescatada: “Tengo que vivir, quiero ver a mi bebé de 14 meses crecer y ser alguien de bien”, según relató.
En las montañas que circundan Padang, los periodistas de la AFP vieron cuatro poblados arrasados por avalanchas, en los cuales habrían muerto unas 400 personas, según un responsable local.

EFE, Reuters,AFP

F744508_tsunami_330

Un terremoto de magnitud ocho en la escala de Richter desató un tsunami que causó cerca de 100 muertos y decenas de heridos en las islas tropicales de Samoa y Samoa Americana, perteneciente a Estados Unidos, en el océano Pacífico. El presidente estadounidense, Barack Obama, se ha apresurado a declarar como zona de desastre la Samoa Americana.Japón y Chile levantaron el alerta de tsunami que se había declarado en el Pacífico.

F744537_tsunami.jpgagua
Aunque los balances iniciales hablaban de 20 fallecidos, el Centro de Gestión de Desastres del Estado de Samoa ha confirmado que los fallecidos pueden superar ya la centena, aunque oficialmente hay 75, mientras que la Policía de la Samoa Americana, territorio que pertenece a Estados Unidos, ha informado que al menos 14 personas habían perdido la vida en esa zona del archipiélago.
El seísmo se registró ayer a las 6:48 hora local (17:48 hora española), cuando muchos residentes de las islas se preparaban para ir al trabajo y enviar a sus hijos a la escuela. En la Samoa Occidental, la sacudida generó ayer olas de hasta metro y medio de altura en Apia, capital de la isla, y de hasta tres metros en otras zonas cercanas. En las horas siguientes, hasta 13 réplicas superiores a los cinco grados de magnitud en la escala Richter volvieron a sacudir Samoa y la vecina Tonga en el Pacífico Sur.
En la Samoa estadounidense, con una población total de 250.000 habitantes, las autoridades han informado de que numerosos edificios de Pago Pago estaban destruidos o dañados y de que decenas de vehículos habían caído al mar, aunque los mayores daños se han producido en las zonas costeras del este y sur, donde están ubicadas unas 70 aldeas pequeñas, en las que residían un promedio de medio millar de personas en cada una.
Obama ha declarado zona catastrófica este territorio. “La decisión del presidente permite poner ayudas federales a disposición de los afectados en el territorio norteamericano de Samoa”, ha informado el responsable de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), Craig Fugate. La FEMA, que ha activado su Centro de Coordinación Nacional para responder a la emergencia, ya ha preparado el envío de suministros necesarios para la población afectada que incluyen material de primera necesidad y sanitario.

Complicaciones en el rescate

Los servicios de rescate de las islas han comenzado a buscar cadáveres y supervivientes, aunque la tarea está siendo difícil dado que gran parte del sistema de telecomunicaciones está averiado, después de que el seísmo originase olas de uno a cuatro metros de altura, de acuerdo al Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico.
Un médico del principal hospital de Apia ha declarado a la cadena británica BBC que se espera que el número de víctimas aumente a medida que los heridos lleguen desde las áreas costeras. Los pueblos están inundados y el agua se ha llevado coches y casas. “Han muerto muchas personas, también niños, la gente se levantaba de la cama cuando ocurrió”, ha declarado Sione Taimagala, una vecina de la aldea de Potasi, a una radio samoana.

*El Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico emitió hoy un aviso urgente después de que un terremoto de 7,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudiera las aguas al sur de Nueva Zelanda

F721987_330sismo

El temblor se produjo a 161 kilómetros al oeste de la localidad de Invercargill, a 33 kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.
El seísmo se registró a las 20.22 hora local (09.22 GMT) y su epicentro se localizó a 46,10 grados latitud sur y 166,30 grados longitud este en la Isla Sur del archipiélago neozelandés, según la misma fuente.
De inmediato, el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico advirtió de que la magnitud del temblor está dentro de los parámetros de un potencial maremoto “altamente destructivo” que podría alcanzar en poco tiempo las costas de Nueva Zelanda.
El movimiento telúrico causó pánico en la ciudad de Queenstown, donde numerosas personas abandonaron los edificios y los restaurantes. Además, se averió el servicio de telefonía, relató un testigo a Radio Nueva Zelanda.
La región del Pacífico Sur se halla lejos del llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, pero también registra gran actividad sísmica y volcánica, y habitualmente sufre temblores superiores a los 5 grados de magnitud.