La modelo británica Naomi Campbell, que testificó en un juicio por crímenes de guerra, dijo que había recibido “piedras con aspecto sucio” pero que no sabía si eran diamantes de sangre del ex presidente liberiano Charles Taylor.Los diamantes sangrientos, son así llamados porque han servido para financiar guerras en África occidental en las que fueron asesinadas o mutiladas cientos de miles de personas.Taylor afronta 11 cargos por instigación de homicidio, violación, mutilación, esclavización sexual y conscripción de soldados niños en Liberia y Sierra Leona, donde más de 250.000 personas fueron asesinadas.
Tras quejarse de que comparecer ante el tribunal en La Haya era una “molestia”, Campbell dijo que dos hombres desconocidos fueron a su habitación tras asistir a una cena de beneficencia con Taylor y el entonces presidente africano Nelson Mandela, en 1997.

“Estaba durmiendo, alguien golpeó mi puerta y me despertó. Dos hombres estaban ahí y me entregaron una bolsita diciendo es ‘un regalo para usted'”, dijo la modelo al Tribunal Especial para Sierra Leona de Naciones Unidas.
“Volví a la cama. Vi que había dentro a la mañana siguiente”, dijo.
“Vi unas pocas piedras, eran muy pequeñas, con aspecto sucio”, agregó.
“Estoy acostumbrada a ver diamantes brillantes en una caja (…) Si alguien no me hubiese dicho que eran diamantes, nunca habría sabido lo que eran”, explicó Campbell.
La fiscalía del tribunal citó a Campbell para que respalde sus acusaciones de que Taylor recibió diamantes de grupos rebeldes en Sierra Leona y luego los usó para comprar armas durante un viaje a Sudáfrica hace 13 años. Taylor rechazó esas acusaciones, alegando que son una “estupidez”.

Taylor afronta 11 cargos por instigación de homicidio, violación, mutilación, esclavización sexual y conscripción de soldados niños en Liberia y Sierra Leona, donde más de 250.000 personas fueron asesinadas. El ex mandatario niega todas las acusaciones.
Campbell inicialmente se negó a declarar y expresó a los jueces su temor por la seguridad de su familia tras leer en internet sobre las miles de muertes vinculadas a Taylor.
Durante el interrogatorio, la modelo recalcó que no sabía si los diamantes provenían de Taylor.

Señaló también que se los entregó al día siguiente al gerente de la fundación para niños de Nelson Mandela, Jeremy Ratcliffe, pidiéndole que “hiciera algo bueno con ellos”.
El encargado de las donaciones de la fundación negó haber recibido diamantes de Campbell, señaló el abogado de la defensa Courtenay Griffiths.

Los diamantes sangrientos, así llamados porque han servido para financiar guerras en África occidental en las que fueron asesinadas o mutiladas cientos de miles de personas, protagonizaron ayer la apertura del proceso seguido contra Charles Taylor, ex presidente de Liberia, ante el Tribunal Especial para Sierra Leona.
Al dictador se le acusa de asesinatos, violaciones y uso de niños soldado
Se trata del primer jefe de Estado africano juzgado por el uso que hizo de los preciados minerales para financiar a los vecinos rebeldes sierraleoneses y dominar así los recursos naturales del país. Sus abogados admiten las atrocidades, pero no que él las cometiera.
Vestido de oscuro y portando joyas de oro, Taylor, de 60 años, presidente liberiano entre 1997 y 2003, permaneció impasible mientras la fiscalía, dirigida por el estadounidense Stephen Rapp, desgranaba los 11 cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad que se le imputan. Son asesinatos, violaciones, esclavismo, mutilaciones y uso de niños soldado. (Photo by Chris Hondros/Getty Images).

La guerra de Sierra Leona (1991-2001) costó entre 50.000 y 75.000 vidas y convirtió a unos dos millones en refugiados, de una población de seis millones. En Liberia, se calculan más de 100.000 muertos.
Con ayuda de seis vídeos, los fiscales ilustraron sus alegaciones. En uno de ellos, un hombre sin manos narraba la forma en que se las mutilaron con machetes. En otro, un adolescente usado como esclavo en las minas de diamantes recordaba la lista de prohibiciones de sus captores: ni descansar o casi comer, ni alejarse para hacer sus necesidades.

El caso de la Campbell y su decadente ignorancia para reconocer un diamante de Sangre de una “piedra sucia”, reaviva el interés en la excelente película interpretada por Leonardo de Caprio en Sierra Leona “Blood Diamond”.A continuación el trailer de la película “DIAMANTES DE SANGRE”.