Mide 21 metros y está construído con más de cuatro millones de unidades de fibra óptica. Es el árbol de Navidad más grande del mundo realizado con esta técnica y acaban de inaugurarlo en un centro comercial de Hong Kong.

Se ha convertido en la atracción del centro comercial de Hong Kong en el que lo han instalado; y no es para menos. 21 metros de altura, y cuatro millones de unidades de fibra óptica: un espectacular árbol de Navidad brilla con luz propia en ese escenario.
Su inauguración ha corrido a cargo de uno de los ganadores del Premio Nobel de Física el pasado año, conocido como ‘el padre de la fibra óptica’. El profesor Charles K. Kao ha quedado encantado con el árbol de Navidad, por lo que representa para él y su descubrimiento.
La inauguración del árbol, además, se ha ligado a un evento en el que se recogerán fondos para la fundación que lleva el nombre del profesor, y que está dedicada a la investigación del alzheimer, un mal que él mismo empezó a desarrollar hace años.


La familia Obama pasó parte del miércoles, previo al Día de Acción de Gracias, en un refugio en Washington, DC. Distribuyeron pavos entre los necesitados en el refugio Martha’s Table, que por 30 años ha estado brindando comida y techo a los pobres.”Esta temporada de cosechas también nos recuerda a todos aquellos que experimentan el golpe del hambre o de las dificultades por la inseguridad económica. Devolvamos la amabilidad y la generosidad que hemos visto a lo largo del año ayudando a nuestros conciudadanos a confrontar las tormentas de nuestros días”,dijo Obama en su mensaje por Thanksgiving Day.

El presidente Barack Obama indultó simbólicamente a dos pavos el miércoles en la víspera del Día de Acción de Gracias y bromeó diciendo que estaba contento de evitar “al menos una masacre” este mes, refiriéndose a los resultados de las legislativas.

“Tengo una responsabilidad como dirigente del país más poderoso del mundo: indultar a dos pavos”, explicó Obama durante un discurso en la roselada de la Casa Blanca, en presencia de sus hijas Sasha y Malia, y de la estrella del día: un ave de 20 kg llamada “Apple” (manzana).Y otra de nombre Cider.
“Y déjenme decirles que hace bien impedir al menos una masacre durante este mes de noviembre”, bromeó Obama tres semanas después de las elecciones legislativas que vieron a sus aliados demócratas perder su mayoría en la Cámara de Representantes.

Siguiendo una tradición lanzada por el presidente John Kennedy -asesinado en 1963-, los mandatarios estadounidenses tienen la costumbre de “indultar” a uno o dos pavos en la víspera del día de Acción de Gracias, una de las fiestas más celebradas por los estadounidenses, donde se comen innumerables aves.
“Apple” y “Cider” (“Manzana” y “Sidra”, respectivamente), no acabarán en el horno sino en un criadero de Mount Vernon, la finca del primer presidente de Estados Unidos, George Washington, luego de haber recibido el “perdón” presidencial.

AP,AFP,EPA,Getty Images,
Win Mc Namee,Huffingtonpost y
Refugio Martha Table