Tras una de las peores sacudidas en la historia del mercado bursátil, el promedio industrial Dow Jones cerró el jueves con una caída de 347 puntos, luego de hundirse en casi 1.000 unidades en un momento de la jornada, en medio del pánico por los problemas de deuda en Europa y GRECIA
El indicador más selecto de la Bolsa de Valores de Nueva York logró recuperar dos tercios de lo que llegó a perder y cerró en 10.520 unidades. Pero todos los referentes del mercado se contrajeron 3% en una jornada que recordó la turbulencia observada durante el peor momento de la crisis financiera del 2008.
El Standard & Poor’s de 500 acciones descendió 37 enteros, a 1.128. El índice compuesto Nasdaq cayó 82 puntos, a 2.319.

La bolsa de valores neoyorquina experimentó este viernes un repunte al poco de comenzar la contratación, y se estabilizó tras una de las jornadas más turbulentas en la historia de ese mercado.
Un informe positivo sobre el mercado laboral indicó a los nerviosos inversionistas que la economía se está recuperando.
El Departamento del Trabajo indicó que la patronal creó 290 mil empleos el mes pasado, más de lo pronosticado por los analistas. Empero, el paro aumentó a 9.9% de 9.7% debido a la reaparición de personas que han vuelto a buscar trabajo tras una larga temporada.
A los pocos minutos de comenzar la contratación, el promedio industrial del Dow Jones subía 50 puntos, 0.5%, a 10 mil 570. El índice Standard & Poor’s 500 ganaba 6 puntos, 0.5%, a mil 134, mientras que el índice compuesto Nasdaq avanzaba 8 puntos, 0.4%, a dos mil 327.
Los valores en alza superaban a los bajistas en proporción de tres a dos en la bolsa de valores neoyorquina, donde fueron contratadas 180 millones de acciones.

Anuncios