“El ‘anillo de fuego’ del Pacífico no se detiene en el ecuador”, cuenta Revkin en su columna Dot Earth, del diario New York Times. Los grandes terremotos llegarán hasta Oregón, el estado de los EEUU peor preparado para los temblores en dicho anillo, artículo reproducido por el Mundo de España. Esta falla no ha causado un gran temblor, un ‘Big One’, desde hace 309 años, y la presión acumulada podría causar un terremoto 9.0 en la escala Richter. Por lo menos, el estado ha reconocido este riesgo y han comenzado un plan para habilitar las escuelas y los edificios públicos a prueba de temblores. Pero, Revkin avisa, “el reloj está en marcha”.

With a computer graphic showing the possible path of tsunami waves from an earthquake in Chile, Dr. Charles McCreery speaks on the phone at the Pacific Tsunami Warning Center, Saturday, Feb. 27, 2010 in Ewa Beach, Hawaii. The State of Hawaii is under a tsunami warning after an 8.8 magnitude earthquake rattled Chile today. (AP Photo/Marco Garcia)

Revkin ha escrito en varias ocasiones sobre los riesgos de otros megaterremotos sobre ciudades poco preparadas para ellos. “Los terremotos (por regla general) no matan gente, son los edificios defectuosos que lo hacen”, dijo Revkin antes del terremoto de Chile, añadiendo que la vulnerabilidad no se limita a países pobres, sino también a Japón y al mencionado estado de Oregón.
Dr. Roger Bilham explica en un artículo en Nature que las Naciones Unidas debería exigir un mínimo de prácticas de construcción que reduzcan los daños en los terremotos.
Revkin cuenta que, El Dr. Bilham me dijo que “ahora mismo se están construyendo edificios en Pakistán e Irán que están casi diseñados para matar a sus ocupantes cuando llegue un terremoto, y llegará”.
Según Revkin, la falla de Cascadia en Oregón en el lecho marino del costa del noroeste acabará creando un temblor que podría tener serias consecuencias, según avisa Patrick Corcoran, especialista en peligros de la Oregon State University.
Según Corcoran esta falla no ha causado un gran temblor, un ‘Big One’, desde hace 309 años, y la presión acumulada podría causar un terremoto 9.0 en la escala Richter. Esta falla ha sufrido cinco ‘Big Ones’ en los últimos 1500 años. Por lo menos, el estado ha reconocido este riesgo y han comenzado un plan para habilitar las escuelas y los edificios públicos a prueba de temblores. Pero, Revkin avisa, “el reloj está en marcha”.

Earthquake Chile/People observe a highway and cars destroyed by an earthquake in Concepcion, Chile on February 27, 2010. (REUTERS/Jose Luis Saavedra)

Anuncios

Con el estreno de ‘2012’ y el auge mediático de los calendarios mayas han vuelto a ponerse de moda las predicciones fatalistas, las fechas para la llegada del Apocalipsis. Durante la historia han sido varios los pronósticos (con día, mes y año) que avisaban a la humanidad de la llegada del fin del mundo. Todos tienen algo en común: fallaron. Un repaso a las predicciones fatalistas, que por un motivo u otro, han tenido gran repercusión en la sociedad desde hace dos siglos.Desde Nostradamus al Armagedón mormón, pasando por los Milleristas o los seguidores del Heaven’s Gate. En algunos casos el fervor por estas creencias ha resultado fatal para sus creyentes.

La gallina profeta de Leeds (1806): durante la historia han sido muchos los que han vaticinado el regreso de Jesucristo para juzgar a la humanidad por sus pecados. Uno de los más curiosos es la gallina de Leeds (Inglaterra). En 1806 esta gallina empezó a poner huevos con la frase “Cristo viene”, algo que fue tomado por milagro y tuvo muchísima difusión hasta que alguien demostró que todo era una farsa.

Milleristas (23 de abril de 1843): Un agricultor de Nueva Inglaterra llamado William Miller, tras años de estudio de la Biblia concluyó que el tiempo escogido por Dios para destruir el mundo podía adivinarse directamente interpretando el texto. El mundo se acabaría en algún momento entre el 21 de marzo 1843 y 21 de marzo de 1844. Predicó y publicó lo suficiente como para atraer a miles de seguidores (conocido como Milleristas), y finalmente estableció la fecha del fin del mundo el 23 de abril 1843. Nada ocurrió los y los Milleristas se disolvieron. Algunos de ellos forman lo que hoy se conoce como adventistas del séptimo día.

Armagedón mormón (1891 o antes): Joseph Smith, fundador de la iglesia mormona, convocó a una reunión de sus líderes de la iglesia en febrero de 1835 para decirles que había hablado con Dios. Supuestamente Dios le había comunicado que Jesús regresaría en los próximos 56 años y que el fin del mundo comenzaría tras este regreso de Cristo.

El cometa Halley (1910): En 1881, un astrónomo descubrió a través de análisis espectral que colas de los cometas contienen un gas mortal llamado cianógeno. No saltó la alarma hasta que se hizo público que la Tierra contactaría con los restos de la cola del cometa Halley en 1910. Se dijo que todo el mundo sería víctima de un ‘baño de gas mortal’ entonces (llegó a ser tema de las páginas principales del New York Times). El pánico se apoderó del mundo entero hasta que otros científicos confirmaron que no había nada que temer.

Pat Robertson (1982): En mayo de 1980, tele-evangelista y fundador de la Coalición Cristiana, Pat Robertson, sorprendió y alarmó a muchos, cuando anunció que a finales de 1982 se acabaría el mundo. Dijo tal cual: “Garantizo que a finales de 1982, el mundo será juzgado”.

Heaven’s Gate (Puerta del cielo -1997-): Cuando el cometa Hale-Bopp apareció en 1997, surgieron rumores de que una nave espacial le estaba siguiendo. La NASA y la Comunidad astronómica lo negaban mientras que crecía la creencia de que lo ocultaban. Programas especializados en lo paranormal, como el Coast to Coast AM de la radio, seguido ampliamente en EE UU, afirmaban que el seguimiento de este cometa se producía, lo que llevó a la creación de un movimiento en San Diego, llamado Heaven’s Gate que advertía de que el mundo se acabaría pronto. Los científicos se vieron obligados a pedir que todo aquel que tuviese un telescopio de cierta potencia observase con sus propios ojos que el supuesto seguimiento del cometa por parte de la NASA era totalmente falso. El fervor por el movimiento Heaven’s Gate fue tal que el 26 de marzo de 1997 39 miembros del culto se suicidaron.

Nostradamus (1999): Los escritos de Michel de Nostredame han intrigado a la gente durante más de 400 años. Han sido interpretados de miles de formas distintas dando lugar a profecías que han calado en la sociedad. Uno de sus cuartetos más famosos advertía: “El año 1999, séptimo mes / Desde el cielo vendrá el gran rey de terror”.

El año 2000: Desde la década de los 70 empezó a advertirse de que las computadoras no lograrían diferenciar entre 1900 y 2000. Muchos no tenían claro qué consecuencias tendría esto, pero se llegó a especular con que podría dar lugar a un holocausto nuclear. Miles de personas corrieron a comprar víveres y armas en EE UU. Lo cierto es que hubo fallas, pero sin importancia.
5 de mayo de 2000: Richard Noone, autor del libro de 1997 “5/5/2000 Hielo: el desastre final”. Pronosticó que el deshielo de la Antártida conduciría a un desastre de proporciones mundiales en mayo de 2000

La Iglesia de Dios (2008): Según el ministro de la Iglesia de Dios, Ronald Weinland, el fin del mundo llegaría en 2008. En 2006 publicó ‘2008: God’s Final Witness’ donde advertía de que cientos de millones de personas morirían para ese año y de que EE UU dejaría de ser potencia mundial y nación independiente.

Los Mayas -500 años AC: La cosmovisión de la colosal cultura Maya suponía la existencia de 13 cielos; el más bajo de éstos era el que la Tierra poseía. Así, en cada cielo, había un dios y debajo de la Tierra otros nueve cielos, de los cuales el último era un infierno o un reino de la muerte. Los Mayas fueron excelentes astrónomos. Las llamadas profecías Mayas refieren eventos que ocurrirán en 2012, basadas en la observación de los movimientos de los astros y los planetas.
Las predicciones de los Mayas finalizan en el año 2012, “en donde el calendario deja de planificar los cambios que experimentará el Sol. Es así como se ha planteado, que la predicción de la cultura Maya para el 2012 apunta a que un rayo proveniente del centro de la galaxia caerá en el Sol, lo que reflejará una intensa llamarada que resentirá en el sistema solar”.
¿Cómo entender la profecía Maya que tienen lugar en el 2012? Es necesario poner la planificación que hicieron los Mayas en su contexto preciso, dentro del marco que los Mayas manejaban para encuadrar su mundo y su percepción de él. Al no situar el legado de esta cultura en su lugar preciso, las interpretaciones al respecto pueden variar y oscilar entre extremos opuestos.
Para muchos, los Mayas plantearon que el año 2012 será el fin del mundo como lo conocemos. Esta misma frase propone una interpretación bien abierta, en la que caben interpretaciones que van desde una catástrofe natural hasta el fin de un sistema económico y moral regente. Sea cuál sea el desenlace, lo cierto es que la civilización Maya dejó un legado importante y admirable del entendimiento y deducción del comportamiento de los astros.