Tanto jefes como empleados buscan en esta temporada crear lazos fraternales que permitan que se olviden los gritos, los telefonazos y los correos hostiles que dieron marco a los 11 meses previos del año… pero buscar “un detallito” no es tan fácil. El diario británico The Times enlistó los 10 peores regalos en las oficinas, aquellos que te hacen sonreír por fuera pero que te dejan con la expresión de “¡no inventen!”.

1. Una fotografía enmarcada ¡firmada y dedicada! de tu jefe, con su mirada de liderazgo, sentado detrás de su escritorio (y tú que pensabas que no lo verías en los días festivos).
2. El DVD de la versión original y en vivo de “Merry Xmas Everybody” por Slade, “Feliz Navidad” de José Feliciano, un CD karaoke de éxitos navideños y otros por el estilo.
3. Un par de lámparas en forma de cuernos de reno… y sólo uno enciende.
4. Otra foto, pero ahora del brindis de la empresa, donde se te ve claramente abrazándote y besándote con la secretaria / el mensajero. Firman, los directivos.
5. Para las mujeres, un juego de ropa interior, en su respectiva cajita, tres tallas más grandes y dentro de una bolsita transparente.
6. Un par de boletos para el concurso de emúes (vacas, cerdos, pollos, etc.), igual al que se hace en algún país exótico del otro lado del planeta. El certamen, además, se realiza en el estado vecino a donde vives.
7. Un certificado de regalo compartido por 7 euros o 10 dólares o 110 pesos.
8. Un casette grabado y remasterizado del informe de productividad que tu jefe dictó ¡en dos horas!, el año pasado. Incluye una bolsita con un cuadernillo para mensajes y clips.
9. El compendio de los 300 mejores chistes ¡que ya conoces y escuchaste todo el año!
10. Una tarjeta de Navidad, hecha con materiales propios de tu oficina.

Anuncios