La secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, ha anunciado que EE.UU. contribuirá al esfuerzo global de los países ricos de destinar 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 a los “países más pobres y vulnerables” al cambio climático si se consigue cerrar un acuerdo en la cumbre que mañana se clausura en Copenhague.en tanto, la negociación sobre el clima,se encuentra bajo el riesgo del colapso .La UE pide a EE.UU. y a China que se esfuerzen para lograr el deseado acuerdo climático .Anoche las negociaciones estaban completamente bloqueadas y los movimientos efectuadas esta madrugada por la presidencia danesa no han obtenido los frutos esperados, de ahí que se haya descartado poner sobre la mesa una nueva propuesta en las próximas horas, como inicialmente se había anunciado. Decenas de detenidos enrarecen áun más la cumbre sobre el clima.

Clinton explicó e una rueda de prensa a su llegada a la capital danesa que los fondos procederán de aportaciones públicas, privadas “y de otras fuentes alternativas”, que no precisó, y añadió que se destinarán principalmente a la adaptación de esos países al cambio climático y a la protección de los bosques.
Mientras tanto, la presidencia danesa ha descartado presentar hoy una propuesta oficial para un acuerdo climático ante la falta de acuerdo entre los países, según la agencia Ritzau.
Anoche las negociaciones estaban completamente bloqueadas y los movimientos efectuadas esta madrugada por la presidencia danesa no han obtenido los frutos esperados, de ahí que se haya descartado poner sobre la mesa una nueva propuesta en las próximas horas, como inicialmente se había anunciado.
Cuatro de los principales países emergentes —China, India, Brasil y Sudáfrica— están insatisfechos con la forma en que Dinamarca ha llevado el proceso y se niegan a apoyar el texto danés, que debería servir de base para seguir negociando, señalaron fuentes de la delegación danesa a Ritzau.
La decisión de la presidencia danesa no implica que el primer ministro, Lars Løkke Rasmussen, haya descartado la posibilidad de un acuerdo y puede ser interpretada como un movimiento táctico para abrir el camino a que los jefes de Estado y de Gobierno asuman la responsabilidad y fuercen un pacto de última hora, según las mismas fuentes.

Chávez y Morales intentan incendiar la cumbre climática

La Cumbre del Clima arrancó este miércoles con los discursos acalorados de Hugo Chávez y Evo Morales, que han cargado contra el capitalismo como única forma de frenar el cambio climático. Chávez ha afirmado ante el plenario que la negociación era una farsa impuesta por los países ricos: “En este planeta vivimos una dictadura imperial. ¡Abajo la dictadura imperial y que vivan los pueblos y la democracia en este planeta!.
Hay un grupo de países que se creen superiores a nosotros los del sur, los del tercer mundo, los subdesarrollados, los arrollados”, ha declarado, en relación a la protesta de los países en desarrollo, que antes habían denunciado que la presidencia danesa de la cumbre actúa contra sus intereses y que, al intentar acelerar el proceso con un nuevo borrador elaborado por Dinamarca, socava la transparencia y democracia de la cumbre.
“Los ricos están destruyendo el planeta. Será que tiene planes para irse a otro”, ha afirmado Chávez con su habitual estilo y ha preguntado por el borrador preparado por la presidencia: “He pedido el texto. Pero es top secret. No es democrático ni inclusivo”, es “un texto que viene de la nada que no aceptaremos ningún texto que no venga de los grupos de trabajo, que son los textos legítimos que se han estado negociando estos dos años”.
“Un fantasma recorre Copenhague”, ha añadido, parafraseando al “gran Karl Marx”- “y ese fantasma anda en silencio por esta sala: el capitalismo”. Chávez se ha apropiado de dos de los lemas ecologistas en estas negociaciones: “No cambiemos el clima, sino el sistema”. “El capitalismo está amenazando con acabar con la vida. Si el clima fuera un banco ya lo habrían salvado”.
El discurso ha sido similar al del presidente boliviano, Evo Morales, que ha afirmado que “la causa del cambio climático es el sistema capitalista. “Si queremos solucionarlo tenemos que acabar con el sistema capitalista”, ha declarado ante la prensa, antes de pedir un “tribunal de justicia climática para juzgar a países” que emitan demasiado.


Anuncios


Signe, sealed and delivered
http://www.goear.com/files/sst3/mp3files/14032007/5408a46fa5365142f61e34fd8b6f033a.mp3″
Stevie Wonder fue nombrado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), junto a otras 10 personalidades, para trabajar en la creación de conciencia pública en diversas materias. El músico estadounidense recibió el nombramiento de Mensajero de la Paz de la ONU para la defensa de los derechos de las personas discapacitadas, con el compromiso de triunfar en esta misión tal como lo ha hecho en el mundo de la música. Solicitó ayuda de cara a la cumbre sobre el cambio climático que se celebra en Copenhague, a la que sugirió darle de banda sonora el tema ‘Signed, Sealed and Delivered’ (Firmado, sellado y entregado), en referencia a la dificultad de lograr un consenso para un acuerdo mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, fue el encargado de entregarle la distinción en una ceremonia en la sede del organismo mundial con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, a la que también asistió la representante diplomática de EEUU ante la institución, Susan Rice.
El acto oficial se vio interrumpido por un alerta de incendio que obligó a evacuar la sala temporalmente, hasta que se confirmó que se trataba de una falsa alarma provocada por unas obras de renovación en la sede de la ONU en Nueva York.
“Este reto es para mí como escribir una canción, y cuando me pongo a escribir un éxito, se convierte en un número uno. Así que en este empeño también triunfaremos”, declaró el músico en una conferencia de prensa posterior, al tiempo que se declaró “profundamente honrado” por haberse convertido en el décimo primer Mensajero de la Paz de Naciones Unidas.
El ganador de una veintena de Grammys, que es ciego de nacimiento, ha definido su misión como la de convencer al 90% de la humanidad de la necesidad de “preocuparse” por el 10% restante, que es la proporción de la población mundial que se calcula que padece algún tipo de discapacidad.
“No me puedo creer que al 90% de la gente no le importe lo que le pasa al otro 10%”, señaló el autor de éxitos como You”re the sunshine of my life, Part time lover y I just called to say I love you.
Paralelamente resaltó que negarle una oportunidad a una persona discapacitada delata una invalidez en el resto de la sociedad, que es la de “la ausencia de sentimientos”. Y aseguró, “no entender que a punto de entrar en el año 2010” las personas invidentes, sordas o con incapacidad de movimiento todavía afronten limitaciones en el disfrute de una vida plena.
Asimismo, aseguró que su éxito en la vida partió de la escuela especial para invidentes a la que acudió de niño, y en la que aprendió a valerse dentro de la oscuridad permanente en la que vive.
Ban Ki-moon destacó en la conferencia de prensa el lado humanitario del cantante de 59 años, al que calificó de “genio musical”.
“Es un gran humanitario que ha hecho campañas en contra de la segregación racial, por los niños necesitados y por las personas con discapacidad”, subrayó el secretario general de la ONU.
De igual manera, le solicitó ayuda de cara a la cumbre sobre el cambio climático que se celebra en Copenhague, a la que sugirió darle de banda sonora el tema ‘Signed, Sealed and Delivered’ (Firmado, sellado y entregado), en referencia a la dificultad de lograr un consenso para un acuerdo mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.




La ciudad europea de Copenhague, tiene estos días una cita histórica: la cumbre mundial sobre la amenaza más importante jamás conocida para la biodiversidad en la Tierra, sus recursos naturales, la agricultura y el acceso a los alimentos, la erradicación de la pobreza y la disponibilidad de agua, como señaló José Luis Rodríguez Zapatero, hace algún tiempo.El hito precedente fue en Kyoto el 11 de diciembre de 1997, cuando se firmó un crucial protocolo sobre los cambios climáticos y se fijaron compromisos cifrados para reducir o limitar las emisiones de gas de efecto invernadero (principalmente de CO2), para el período 2008-2012. Se trata ahora de superar Kyoto y, dialécticamente, superar también Copenhague.
El objetivo de la reunión es llegar a un acuerdo sobre cambio climático que sustituya al protocolo de Kyoto, que expira en 2012, y que incluya objetivos para reducir los gases contaminantes, pero también establezca financiación para ayudar a los países pobres a que también tomen medidas contra el cambio climático.

Según John Hay, portavoz de la CMNUCC (1) unas 15 mil personas participan en esta cumbre: la mitad de delegaciones oficiales de los 191 países visitantes y el resto a miembros de ONG y otros organismos, más casi cien jefes de Estado y de Gobierno, 2.500 periodistas, 3.000 reporteros y como en otras ocasiones, la actuación de los activistas de Greenpeace.
Como es de suponer congregar y atender a tanta gente cuesta. El financiamiento de esta conferencia corre a cargo del gobierno danés, salvo una pequeña aportación de la ONU. Paralelamente el Gobierno de Dinamarca realizara el “Klimaforum”, una conferencia alternativa paralela de ONG, grupos indígenas, científicos y artistas.
Uno de los principales obstáculos de las negociaciones ha sido la resistencia de Pekín a aceptar objetivos obligatorios de reducción de emisiones. Asimismo, el ministro indio de Medio Ambiente y Recursos Forestales, Jairam Ramesh, señaló que no aceptará un eventual acuerdo vinculante relacionado con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Como se sabe China y Estados Unidos son los dos principales países emisores de gases contaminantes del mundo.

Según datos obtenidos por la agencia Reuters, China y otros países en desarrollo rechazaron los objetivos básicos de un acuerdo climático, como reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2050.
La presidenta de la cumbre de Copenhague sobre cambio climático, la danesa Connie Hedegaard, dijo que el principal obstáculo para lograr un acuerdo es la financiación de los mecanismos de mitigación y adaptación de los países en desarrollo. «Es crucial para los países en desarrollo que se pongan cifras concretas sobre la financiación a largo plazo en Copenhague», dijo.
Por su parte, el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, propuso que Dinamarca reduciría a la mitad en el 2050 las emisiones de gases con efecto invernadero. Se busca un acuerdo que, además de expresar la voluntad de los líderes contenga «todos los aspectos principales de las negociaciones, incluida la tecnología, la financiación y la mitigación» de emisiones contaminantes.
En realidad, los países en desarrollo buscan que las naciones ricas tomen más acciones para reducir sus emisiones. Mientras tanto Greenpeace en una enorme pancarta grita: “¡Stop the Climate Change!”. No lograr un acuerdo que sirva de base para un tratado jurídico sería un fracaso y supondría desperdiciar una oportunidad que quizá no se repita en años.

La Cumbre del Clima de Copenhague, convertida en un acontecimiento planetario, abrió hoy con un anuncio optimista del primer ministro danés, Lars Okke Rasmussen: “El cambio climático no conoce fronteras y nos afecta a todos. Nuestra enorme tarea sólo es comparable a nuestra determinación. Sin excepción, los líderes mundiales apoyan un acuerdo aunque tenemos diferentes perspectivas sobre el marco de ese acuerdo y supongo que nadie duda de la dificultad que afrontamos”.
Rasmussen destacó que hasta el momento “110 jefes de Estado y de Gobierno han anunciado” que acudirán a la cumbre la próxima semana, cuando de verdad se tomarán las decisiones. “Su presencia refleja una movilización política sin precedentes para combatir el cambio climático. Es una oportunidad que no podemos perder. Los líderes no vienen para hablar sino para actuar, para alcanzar un acuerdo” sobre el cambio climático y como evitar EL CALENTAMIENTO GLOBAL
Aunque Rasmussen admitió que hay dificultades sobre la forma que tendrá ese acuerdo -está casi descartado que sea un tratado vinculante que sustituya a Kioto- mantuvo la presión: “Necesitamos un fuerte y ambicioso acuerdo en Copenhague. El acuerdo afectará a todos los aspectos de la socedad, como lo hace el cambio climático”.
Estas son las imagenes en directo de esta manana lunes 7 de diciembre de 2009, emitidas por el Porgraam Especial Klima09 de DR1 (Canal 1 de la Television Danesa) de la Ceremonia de Inaugacion de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climatico COP15.
Se proyecta un video sobre el impacto de las decisiones en el futuro de nuestros hijos y la intervencion de los ciudadanos en el canal YouTube RaiseYourVoice donde El Rincon de Ademuz participa.
Un abrazo a toda la gente del Rincon de Ademuz desde COP15!

Dinamarca ha hecho de la apuesta por las renovables uno de los motores de su economía y mantiene que de su capital debe salir el acuerdo que evite un calentamiento superior a los dos grados centígrados. El primer ministro defendió la necesidad de tener “una prosperidad baja en carbono” y explicó que “dos tercios de la comida en la cumbre es orgánica” y que han tratado de “reducir al máximo la huella ecológica de la cumbre”. Y concluyó con un mensaje que cada vez se escucha más por la ciudad: “Durante las próximas dos semanas Copenhague será Copenhaguen”.

Tras Rasmussen habló el presidente del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, el indio Rajendra Pachauri, que en 2007 recibió el Nobel de la Paz junto a Al Gore. “El calentamiento del sistema climático es inequívoco” y “la mayoría de la temperatura observada en la segunda mitad del siglo XX es muy probablemente debida a la emisión de gases de efecto invernadero de origen antropogénico”.
Pachauri trazó un panorama muy duro de lo que ocurrirá con el cambio climático: “Cada tormenta amenaza la propiedad en las pequeñas islas del Pacífico y en Bangladesh por la subida del nivel del mar. Desaparición del hielo, aumento de sequías y olas de calor, reducción de disponibilidad de agua en el Mediterráneo, subida del nivel del mar de hasta siete metros por el deshielo de Groenlandia… El cambio climático exacerbará las tensiones por el agua”. Pachauri citó las experiencias de Dinamarca y Alemania en energía eólica. El indio no mencionó España, donde la eólica produce el 12% de la electricidad y las exportaciones del sector superan las del vino.
“El incidente reciente de CRU [Climatic Research Unit, la institución universitaria de la que fueron robados correos electrónicos en los que un grupo de científicos aparentemente manipulan datos para exagerar el calentamiento climático] demuestra que algunos irán incuso más allá de la ley para daña al IPCC. Pero el IPCC y sus hallazgos se basan en mediciones de todo el mundo en tierra, océanos y hielos”.
El secretario de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer, abrió con una cita de un niño de seis años en el que contaba cómo un ciclón le separó de sus padres: “El mundo está aquí para evitar desastres como éste”. “El reloj está a cero después de dos años de negociación”. Yvo de Boer sostuvo que es el momento de llegar a un acuerdo: “El tiempo de las declaraciones ha terminado. El tiempo para reafirmar las posturas se ha acabado”
Previamente, la presidencia danesa emitió un dramático vídeo en el que una niña, tras ser arrastrada por sequías y vientos huracanados, concluye: “Por favor, ayuden a salvar el mundo”.