La tormenta invernal que afecta el este de Estados Unidos ha dejado cinco personas fallecidas y la más grande acumulación de nieve en 70 años en Washington, reportó hoy el servicio meteorológico de Estados Unidos.El fenómeno que ha dejado cerca de un metro de nieve en algunas áreas, mantiene un movimiento lento y se espera que alcance al sureste de Nueva Inglaterra

Los alcaldes de Washington y Filadelfia, así como los gobernadores de Virgina, West Virgina, Kentucky, Maryland y Delaware declararon la víspera en sus respectivas áreas los estados de emergencia.
La tormenta causó desde ayer la cancelación de cientos de vuelos a nivel nacional, vías terrestres afectadas en su circulación y centros comerciales vacíos a unos días de la Navidad.
Los avisos de emergencia por la nevada fue emitida en parte de Rhode Island y Massachussets con vientos que superaron los 120 kilómetros por hora y en Nueva Inglaterra se espera que caiga unos 50 centímetros de nieve.
En el sureste de Nueva Jersey la nieve que cayó fue la más alta en cerca de cuatro años y las más altas concentraciones reportadas también se dieron en Filadelfia y en el suburbia de Medford en Nueva Jersey con 60 centímetros.
La Liga Nacional de Futbol (NFL) respaldó el inicio de sus partidos programados este día en Baltimore y Filadelfia en donde se espera que se desarrollen en medio de las inclemencias del tiempo.
Alrededor de la ciudad de Nueva York se reportaron cerca de 75 centímetros, y en Upton se lanzaron advertencias a conductores para evitar circular en caminos a fin de prevenir tragedias.
El complejo museográfico de Smithsonian en Washington DC, así como el Zoológico de Filadelfia permanecieron cerrados.
Dos personas fallecieron en accidentes por separados en Virginia, donde autoridades señalaron que se debieron al clima, una más aparentemente por exposición a la nevada y en Ohio dos murieron en accidentes por la nieve.
Los aeropuertos en el noreste se vieron afectados con la mayoría de sus vuelos cancelados incluidos el Reagan National y Dulles en Washington, el Internacional de Filadelfia, los tres más grandes de Nueva York y Logan de Boston.
Este domingo fueron reabiertas las pistas en el Dulles y se espera que se reabra el Hamilton.
En el aeropuerto Internacional de Los Angeles al menos 38 vuelos con destinos al este de Estados Unidos, fueron cancelados.


Anuncios

Un temporal de frío y de nieve que afecta a gran parte de Europa causó perturbaciones este viernes en el tráfico aéreo del Reino Unido, Francia y Bélgica, bloqueando a centenares de viajeros en el inicio de las vacaciones navideñas.La capital francesa y buena parte del norte de Francia amanecieron con una capa de siete centímetros de nieve .La Torre Eiffel, ícono de París y uno de los monumentos más visitados de la capital francesa, estaba cerrada y los transportes públicos —trenes y autobuses— registraban retrasos en numerosas partes, en momentos en que las temperaturas seguían bajo cero por primera vez en esta temporada de fin de año.
En el Reino Unido, las precipitaciones registradas durante la noche en el sur y el este de Inglaterra, que en algunos puntos dejaron hasta 12 centímetros de nieve, provocaron el cierre durante varias horas de dos de los cinco aeropuertos londinenses.
Las pistas de Gatwick y Luton, que durante la noche estaban impracticables debido a la nieve y el hielo, fueron reabiertas en el transcurso de la mañana y se pudieron reanudar los vuelos. El aeropuerto de Heathrow, uno de los más grandes de Europa, permaneció abierto, aunque se registraban algunos retrasos.
Decenas de automovilistas tuvieron que pasar la noche en sus vehículos en el condado de Kent (sureste), donde varias autopistas y carreteras quedaron cortadas, mientras que en Essex (este) la policía indicó que se habían producido 180 accidentes.
El tráfico ferroviario también resultó perturbado en algunas regiones por la nieve, que hizo las delicias de numerosos alumnos que adelantaron un día sus vacaciones navideñas debido al cierre de cientos de escuelas en todo el país.

También en Francia la nieve alteró el tráfico en los dos principales aeropuertos de París, y la dirección de aviación civil pidió a las compañías modificar un 30% de sus vuelos previstos este viernes por la mañana con origen o destino en Roissy Charles de Gaulle. Las autoridades francesas decidieron cerrar la Torre Eiffel, en el corazón de París, y causaron perturbaciones en el transporte aéreo en el noroeste de Europa por abrupta ola de frío días antes de Navidad.
Las nevadas también afectaban a Gran Bretaña, Alemania, Bélgica y Holanda. Según las previsiones meteorológicas, el mal tiempo continuará y la nieve seguirá cayendo el fin de semana.


En la península ibérica el frío vuelve a intensificarse durante el fin de semana. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha avisado este viernes de una nueva ola de frío que sufrirá gran parte de la Península, -fundamentalmente la mitad norte, la zona centro y el interior de la mitad este- en la madrugada del sábado al domingo, en la que se prevé que las temperaturas máximas no superen los cero grados.
En París, la nevada que cayó ayer por la mañana acarreó la anulación del 30% de los vuelos programados en el mayor aeropuerto de la ciudad.
Un portavoz de la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) explicó que se había pedido a las compañías aéreas —que operan una media de 1,500 vuelos al día en Charles de Gaulle—, que suprimieran también por la tarde el 30% de vuelos, la misma proporción que les habían solicitado por la mañana.
Además, las operaciones para apartar la nieve de las pistas y de limpieza de las capas de hielo que se formaban en los aparatos entrañaban retrasos de dos horas en esa plataforma, tanto al despegue como al aterrizaje, explicó un portavoz.
En Orly, segundo aeropuerto de la capital francesa, no hubo que anular vuelos a pesar de que durante dos horas fue cerrada una de las dos pistas para limpiar la nieve.
Al margen del tráfico aéreo, la circulación rodada fue también bastante complicada.
Unos 900 viajeros que debían volar el jueves por la noche de ese aeropuerto no pudieron despegar a causa del mal tiempo, y ante la falta de lugar en los hoteles cercanos tuvieron que pasar la noche en el suelo de la terminal aérea, según un periodista de AFP.
Según la aviación civil, cuatro vuelos no pudieron despegar a causa del cierre de sus aeropuertos de destino.
La circulación vial en la capital francesa era normal, pero los servicios meteorológicos mantuvieron la alerta por lluvia y nieve en gran parte del territorio.

Temperaturas bajo cero en el fin de semana

Durante el fin de semana las heladas se van a intensificar “en gran parte del área peninsular”, y serán de moderadas a fuertes en el interior y excepcionalmente intensas en zonas de montaña de la mitad norte, según han indicado fuentes de la AEMET.

Un total de 24 provincias estarán este domingo en alerta naranja Respecto a las temperaturas mínimas, rondarán los 10 grados bajo cero en amplias áreas del interior mientras que en zonas altas del Sistema Cantábrico oscilarán entre los 16 y los 20 grados bajo cero. Las temperaturas máximas del sábado y del domingo también serán “excepcionalmente bajas”, no superando los dos grados “en gran parte del área peninsular”, incluso manteniéndose por debajo de los cero grados en grandes ciudades de las dos mesetas, como Madrid, y por debajo de los seis y los 10 grados en áreas de montaña.