La Coordinadora Nacional de Reducción de Desastres (Conred) ha registrado hasta ahora 152 muertos, 100 desaparecidos y 64.000 refugiados en albergues tras el paso de la tormenta “Agatha”.Asimismo, dio a conocer que hay ya 128.149 damnificados, 124.835 evacuados de lugares de riesgo, 87 heridos, 5.872 casas en riesgo y casi 22.000 que tienen daños diversos.

Esta es “una tragedia humana, social y económica”, expresó el presidente Alvaro Colom, al iniciar un recorrido por las áreas más afectadas tras el desastre, donde expresó que para la recuperación y reconstrucción del país se requerirá una inversión millonaria y también de la solidaridad de los países amigos, “que ya empezó”.
La primera tormenta tropical de la temporada ha dejado muerte y destrucción en Honduras y El Salvador, pero Guatemala es la que ha sido más duramente castigada. Ayer se afanaba en volver a la normalidad tras velar a los 152 muertos, curar los 87 heridos y proseguir la búsqueda de al menos un centenar de desaparecidos.
El gobierno de Álvaro Colom no se atreve aún a cuantificar los daños económicos causados por Agatha, pero sectores empresariales han avanzado que las pérdidas podrían alcanzar los 125 millones de dólares. Se espera la llegada al país de expertos del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que colaborarán con las autoridades locales en evaluar el costo de los daños.
El último balance es de más de 128 mil los afectados por Agatha, que antes de abandonar el país se tomó el capricho de modelar un gigantesco “agujero negro” en el barrio capitalino de Colonia Nueva, por el que se esfumaron las esperanzas de muchos guatemaltecos.

(EPA photo Roberto Escobar)

Anuncios



Las lluvias azotaron Guatemala producto de la tormenta tropical Agatha, con una intensidad que no se vivía desde 1949. En medio de truenos, un hoyo de 30 metros de profundidad y 20 de diámetro se abrió en la capital de ese país y chupó un edificio de tres pisos. Tras tres días, ninguna persona fue reportada como víctima del asombroso incidente. Ahora, los científicos investigan la causa de tremendo hueco, situado al norte de la ciudad de Guatemala, zona declarada como de “alto riesgo” por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), que evacuó del lugar a unos 300 habitantes, ya que otras viviendas están a punto de colapsar.

Según David Monterroso, ingeniero geofísico de la Agencia para el Manejo de Desastres Naturales de Guatemala, la forma circular del hueco sugiere la existencia de una formación cavernosa en el fondo.
Pero las causas exactas del hundimiento siguen siendo un misterio. “Lo que puedo decir es que no se trata de una falla geológica y que no es producto de un terremoto. Eso es todo lo que sabemos. Vamos a tener que descender”, comentó Monterroso.

AP photo-STR

Por otro lado, el geólogo de la Universidad de Kentucky, James Currens, explicó que podría tratarse de una depresión natural que se produjo cuando la tierra se saturó de humedad y de otras partículas que se volvieron muy pesadas para ser sostenidas.
Según Currens, también pudo ocurrir porque el agua expandió una grieta natural en una capa de piedra caliza. A medida que la grieta creció, el material que la cubría comenzó a hundirse hasta que dejó el hueco al descubierto.
El científico de la Universidad de Kentucky añadió que este tipo de agujeros suelen taparse con rocas y escombros, pero que el de Guatemala “es tan grande que requerirá mucho material de relleno”.
“De entrada le puedo decir lo que no es: no es una falla geológica y no es producto de un sismo. Hasta allí es lo que sabemos. Vamos a tener que descender. De manera natural, un círculo tan perfecto en la tierra solo se hace cuando hay un vacío debajo, como una caverna por así decirlo,parece “El Ojo del Diablo”.

(Reuter photo Daniel Kiclair)