Benedicto XVI ofició su última misa, afirmando que las divisiones desfiguran la Iglesia

02UTC14UTCJueves0500

Pope Benedict XVI, Cardinal Joseph Ratzinger of Germany, appears on a balcony of St. Peter's ...

Benedicto XVI hizo su primera aparición pública desde su insólito anuncio este miércoles de Ceniza. Ante centenares de fieles que han asistido a la audiencia de todos los miércoles en el Vaticano Benedicto XVI agradeció el “amor” con que los fieles católicos le han acompañado durante su papado, y ha pedido que ese afecto se mantenga “para la Iglesia y el futuro papa”. El Sumo Pontífice también afirmó que ha tomado la decisión de renunciar “en plena libertad” y por el bien de la Iglesia.
“Queridos hermanos y hermanas, como saben, he decidido renunciar al ministerio que el Señor me confió el 19 de abril 2005. Lo he hecho en plena libertad para el bien de la Iglesia, después de haber orado largamente y tras examinar mi conciencia delante de Dios”, afirmó el papa ante unos diez mil fieles que abarrotaban el Aula Pablo VI del Vaticano y que le interrumpieron en varias ocasiones para ovacionarle. “¡Viva el papa!”, gritaron.
En su homilía, el papa también ha hablado de la fuerza de la Misericordia que es la que nos impulsa a tomar decisiones en total libertad y se ha referido a la ocasión excepcional de celebrar la misa del Miércoles de Ceniza en la basílica de San Pedro, a donde se ha trasladado el ritual para permitir una mayor afluencia de fieles. En su última misa como papa en el interior del templo dijo que “las divisiones desfiguran la Iglesia. Se debe superar la rivalidad”, ha afirmado el pontífice. En otro pasaje de su homilía señalaba que hoy en día, hay muchos dispuestos a rasgarse las vestiduras frente a escándalos e injusticias, pero de los demás, no propias”.
“Un auténtico discípulo no se sirve a sí mismo”, ha añadido.

El papa ‘tuitea’ la Cuaresma

El papa dijo ser “consciente de la gravedad del hecho, pero también de no ser capaz de llevar a cabo el ministerio petrino con la fuerza física y el espíritu que requiere”.

bene

“Me apoya y me ilumina la certeza de que la Iglesia es de Cristo, el cual nunca le hará faltar su guía y su cuidado. Gracias a todos por el amor y la oración con que me habéis acompañado”, declaró, para pedir a continuación que dicho amor se haga extensivo al “futuro papa”.
“He sentido físicamente en estos días, para mí no fáciles, la fuerza de la oración que me da el amor de la Iglesia”, remarcó.
Tras finalizar su catequesis semanal, Benedicto XVI hizo uso de las nuevas tecnologías para dar la bievenida al tiempo de Cuaresma publicando un nuevo ‘tweet’ en su cuenta de Twitter @pontifex.
“En el tiempo de Cuaresma que iniciamos, esforcémonos por convertirnos, abriendo nuestra vida cada vez más a Dios”, afirma en este mensaje, el número 35 desde que se unió a esta red social el pasado 12 de diciembre.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: