Profecía del Papa Negro cobra vigencia por renuncia de Joseph Ratzinger

02UTC12UTCMartes0325

cardenal-Ghana-Peter-Turkson_TINIMA20130211_1066_18

Según una profecía del profeta Nostradamus, el sucesor de piel oscura será el último antes del temido Apocalipsis. Con la renuncia de Ratzinger a pocos años de asumir, se abren las puertas de la especulación y la profecía del papa negro recobra fuerzas.Hay la posibilidad de que dos cardenales africanos, el nigeriano Francis Arinze y el ghanés Peter Turkson puedan sentarse en el sillón de San Pedro. Incluso en las casas de apuestas los africanos están al tope de los favoritos y si esto así se diera, la profecía de Nostradamus cobraría un gran significado, sin hablar, por supuesto de la reacción mundial que podría darse con un seceso de este calibre.También se encuentra la famosa profecía de Malaquías, quien señala que el Papa 112 se enfrentará al anticristo y será conocido como Pedro el Romano. Benedicto XVI fue el número 111

0profesias

Entre la peste y la incertidumbre que existía en la Edad Media, en El Vaticano residía el hombre con mayor poder para esa época de oscurantismo y miedo absoluto al castigo de Dios: el Papa.
Nostradamus tuvo la visión acerca de la llegada de un hombre de color con mucho poder en el siglo XXI que anunciaría el fin de los tiempos.
“Al principio habrá enfermedades mortales como advertencia, luego plagas, morirán muchos animales, habrá catástrofes, cambios climáticos, y finalmente empezarán las guerras e invasiones del rey negro”, reza la profecía.(Sida, ébola, maremotos, plagas de langosta, tsunamis, terremotos, deshielo en los polos y guerras).

nostradamus profecias

Cinco siglos atrás, esto se interpretó como la llegada de un papa negro, ya que era el hombre con mayor poder en el mundo de entonces.
La mayoría de las interpretaciones modernas de la advertencia de Nostradamus apostaban a que el pontífice de color arribaría luego de la muerte de Juan Pablo II, cosa que finalmente no sucedió y, como se sabe, su lugar fue ocupado por el ahora renunciante Joseph Ratzinger.
Más todavía con la posibilidad de que dos cardenales africanos, el nigeriano Francis Arinze y el ghanés Peter Turkson puedan sentarse en el sillón de San Pedro.
Es más, el canadiense Marc Oullet también está entre los papables, aunque con menos posibilidades reales.
Incluso en las casas de apuestas los africanos están al tope de los favoritos y si esto así se diera, la profecía de Nostradamus cobraría un gran significado, sin hablar, por supuesto de la reacción mundial que podría darse con un seceso de este calibre.
Lo cierto es que el misterio se revelará antes de Semana Santa, fecha que las autoridades eclesiásticas han marcado como la que se sabrá quién será el nuevo papa.

Nuevo Papa será el último antes del Fin del Mundo

Con la abdicación de Benedicto XVI, no faltaron quienes recordaron la famosa profecía de Malaquías, quien señala que el Papa 112 se enfrentará al anticristo y será conocido como Pedro el Romano. Benedicto XVI fue el número 111.
También surge la interrogante sobre su sucesor, y que de acuerdo a la profecía de San Malaquías, sería el último Pontícife de la Iglesía Católica, previo al Fin del Mundo, y el que sería conocido como Pedro el Romano, que además encabezaría la lucha contra el Anticristo.

anticristo55_002

San Malaquías hizo una peregrinación a Roma y durante el final del año 1139 y el comienzo de 1140 tuvo visiones acerca de 112 papas a partir de Celestino II, elegido Pontífice en 1130 hasta el último Pontífice descrito en su lista como Pedro Romano.

Historia de la profecía

El historiador Benedictino Arnold Wion fue el primero en mencionar estas profecías en su libro Lignum Vitae, publicado en 1559.
El libro de las profecías de San Malaquías fue publicado originalmente en 1969 por Colin Smythe, Ltd en Inglaterra, con el título “Profecías de San Malaquías y San Columbkille.”
Tan Books lo publicó en los Estados Unidos en 1973, con el título “Profecías de San Malaquías”, su autor es Peter Bander.

La profecía

En el listado de 112 Papas, los últimos cinco son descritos por sus nombres en latín al identificarlos como: Flos Florum, De medietate Lunae, De Labore Solis, Gloria Olivae y Petrus Romanus.
Sobre este último la profecía señala: “In psecutione extrema S.R.E.sedebit. (S.R.E. = Sacræ Romanæ Ecclesiæ) Petrus Romanus, qui pascet oues in multis tribulationibus: quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, & Judex tremedus iudicabit populum suum. Finis.”

malaquias2-002

La traducción en español es: “Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma reinará, Pedro el Romano, quien alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones; tras lo cual, la ciudad de las siete colinas [Roma] será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo. Fin.”.

Cabe señalar que para algunos teólogos la profecía de San Malaquías hace alusión al Fin de la Iglesia Católica y no del Mundo.

Frases de los cinco Papas

Papa Paulo VI (Flos Florum – Flor de flores). Giovanni Battista Montini fue Pontífice desde 1963 hasta 1978. En su escudo de armas aparecen tres “fleurs de lis” flores de lis. Concluyó con éxito el Concilio Vaticano II, hizo reforma rigurosa en la Curia Romana, viajo por todos los continentes de la tierra y fue llamado Papa peregrino. En 1965 fue muy bien recibido y aceptado durante su discurso ante las Naciones Unidas. Autor de las encíclicas opulorum progressio (1967), Humanae vitae July 24, 1968. Murió en Agosto 6 de 1978, fiesta de la Transfiguración.
Papa Juan Pablo I (De medietate Lunae – De la media Luna). Abino Luciani fue Pontífice por 33 días. Nació el 17 de Octubre de 1912 en Forno di Canale, ahora llamado Canale de Agordo, fue bautizado el mismo día por su nodriza, por temor de que podía morir, posteriormente fue bautizado por un sacerdote. Después de una vida dedicada a la Iglesia como sacerdote, fue elegido Pontífice durante el segundo día de la conclave en Agosto 26 de 1978. Murió de un ataque cardiaco en Septiembre 28 de 1978, treinta y tres días después del comienzo de su papado.
“De la media luna” es una descripción muy acertada con relación a su comienzo, y después a su corto pontificado. Aun su nombre Abino Luciani significa luz blanca, se ha mencionado que los eventos más importantes de su vida correspondieron a fechas de media luna.
Papa Juan Pablo II (De Labore Solis – Del Trabajo del Sol). Pontífice desde 1978 hasta 2005. En su descripción en latín a juicio de expertos encaja perfectamente al surgir como una luz especial para la Iglesia Católica. El segundo significado de “de labore solis” es el de un eclipse solar, en el cual parece que el sol tiene que trabajar para dar luz. Tal vez el hecho de que Juan Pablo II, fue un Papa muy Mariano que tuvo una devoción especial a la Virgen Maria, la mujer vestida con el sol que aparece en el Apocalipsis, sugiera como si el sol (Nuestro Señor) es opacado temporalmente por la luna (la Virgen María).
Para otros, Juan Pablo II, consideran que la frase “De la labor del Sol” se refiere a su incansable labor alrededor del mundo, aunque otros afirman que esto se debe principalmente a que Karol Wojtila nació un día de eclipse y murió otro día de eclipse.
Papa, Benedicto XVI (De Gloria Olivae – De la Gloria del Olivo). Escogió su nombre honrando a San Benedicto, autor de las estrictas reglas de la comunidad de los Benedictinos. Su lema es
“Co – trabajador de la Verdad”.

Papa+renuncia

Se afirma que esta predicción se debe a que Benedicto pertenece a la orden benedictina, quienes reciben el apelativo de “olivetanos”, así también, se dice que Benedicto, nació un sábado de Gloria, el último sábado antes de Semana Santa, por la cual se realiza la Cuaresma, que se inicia el Domingo de Ramos (de olivo).
Según la predicción de San Malaquías, Gloria Olivae dará paso a Petrus Romanus, que adoptará el nombre del primer Obispo de Roma y sucesor directo de Jesucristo.
Cabe consignar que dentro de los “papables”, existen dos candidatos cuyos nombres propios son Pedro.

La Torre, el rayo y Benedicto

Sobre la renuncia de Benedicto XVI, se han tejido toda clase de comentarios de índole esotérico.Pero llama la atención la similitud de la foto cuando cae el rayo sobre la cúpula de la Basílica de San Pedro en Roma, con una carta del Tarot identificada por una torre con un rayo y su número es el XVI, iguales dígitos que rigen el XVI Pontificado de Benedicto.

96D94CB4B3ED6FD6AD805353BE334Rayo

torre

Indagando sobre la carta del Tarot “La Torre”, es un arcano mayor que “representa el poder del fuego consumidor y purificador que destruye y barre hacia fuera lo viejo. La Torre del ego se tambalea hasta sus cimientos. Todo lo que intentamos guardar queda destruido y la supuesta seguridad del pasado queda irrevocablemente sacudida. Exige la comprensión de que todo lo que pasa en la vida viene del amor eterno a la misma e incluye oportunidades para aprender y descubrir. Este conocimiento de la verdadera naturaleza de los hechos nos permite reconocer los valiosos regalos que recibimos a través de las perdidas y las desilusiones dolorosas. Simboliza la destrucción implacable que llega desde el cielo”.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: