Pussy Riot: tiene los ovarios necesarios para derrocar a Putin

08UTC18UTCSábado0712

Pussy Riot, es un grupo de punk feminista anónimo con letras abiertamente anti-Putin que se niega a tocar en locales normales y pretende derrocar al actual gobierno ruso. Se formaron el septiembre pasado después de que Putin anunciara que volvería a ser presidente en marzo del 2012 –una noticia preocupante para muchos ya que la pobreza , los ataques terroristas, la corrupción y la pérdida de derechos civiles han sido lo puntos clave de su reinado en el Kremlin

Las cantantes punk Pussy Riot han sido condenadas a dos años de cárcel por vandalismo. Un año menos de lo que pedía la acusación, aunque las jóvenes llevan en prisión desde marzo pasado. La sentencia puede ser recurrida en un plazo de 10 días.
La juez Marina Syrova considera probado que las integrantes del grupo Pussy Riot, “en circunstancias no determinadas llegaron a un acuerdo delictivo con el objetivo de cometer una infracción grave del orden social, que expresa una falta de respeto evidente por la sociedad”. “No se consideran culpables ni se arrepienten”.

“El proceder de las Pusy Riot contraviene las bases constitucionales del Estado de Rusia, y el contenido de la canción, señaló la juez , es una blasfemia desde el punto de vista de la Iglesia ortodoxa”. Según la condena, las cantantes efectuaron “un acto criminal”.
Las Pussy Riot, Nadia Tolokonikova, Maria Aliojina y Ekaterina Samutsevich, se dieron a conocer en toda Rusia el 21 de febrero pasado cuando cinco de sus integrantes irrumpieron encapuchadas en una zona restringida del altar de la catedral de Cristo Redentor en Moscú, el principal templo ortodoxo del país.
Una vez allí, las mujeres se desprendieron de varias de sus prendas y comenzaron a tocar la guitarra eléctrica, a cantar y a bailar en ropa interior.

“Madre de Dios, echa a Putin”, decía la canción, en la que se acusaba al patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, de creer en el presidente de Rusia y no en Dios.

“Madre de Dios, virgen, ¡echa a Putin!,
¡echa a Putin! ¡echa a Putin!
¡Negra sotana, hombreras doradas!
Todos los niños del cura se arrastran para hacer una reverencia
El fantasma de la libertad está en el cielo
Los homosexuales se envían encadenados a Siberia
El líder del KGB es vuestra más alta Santidad
Encierra en prisión a los manifestantes.
Para no afligir a los santos
las mujeres deben parir y amar
¡Basura de Dios, basura, basura!
¡Basura de Dios, basura, basura!
Madre de Dios, virgen, ¡hacete feminista
hacete feminista, hacete feminista!
Alabanza eclesiástica al líder podrido,
Limusinas negras llevan su cruz
A la escuela te mandan al cura,
va a clase, llévale dinero
El patriarca cree en Putin
Mejor debería, perro, creer en Dios
El cinturón de la sagrada virgen no impide las manifestaciones
La virgen María está con nosotros en las protestas!
Madre de Dios, virgen, ¡echa Putin!
¡echa a Putin! ¡echa a Putin!

Tres de las integrantes del grupo fueron detenidas días después, mientras que las otras dos participantes en la acción no pudieron ser identificadas. Una de las acusadas, Samutsévich, ha declarado que si en la catedral hubieran cantado “Madre de Dios, protege a Putin” en vez de “Madre de Dios, echa a Putin” no habrían sido enjuiciadas, informa Efe.

El juicio a las Pussy Riot ha levantado una campaña internacional en favor de su libertad a la que se han sumado figuras del mundo musical de la talla de Paul McCartney, Sting, Madonna o Björk y bandas como Red Hot Chili Peppers.
Madonna incluso actuó en Moscú con el nombre de Pussy Riot en la espalda, en señal de solidaridad con el grupo punk ruso.

Treinta personas fueron detenidas junto al tribunal moscovita por alborotar o simplemente por llevar pancartas y orear mensajes en apoyo de las Pussy Riot. Entre los arrestados está Gary Kasparov, el campeón mundial de ajedrez y actualmente un destacado opositor. Otro líder opositor, el bloguero Alexei Navalny, consideró la sentencia “una venganza personal de Putin”.

Desde su formación, las Pussy Riot han salido en los titulares por su serie de performances de guerrilla ilegales , como la del pasado enero en la que tocaron “Revolt in Russia” en la Plaza Roja. Por esa actuación fueron detenidas bajo la aplicación de las estrictas leyes rusas referentes a manifestaciones y protestas, pero luego todas salieron en libertad.


Telegraph.uk,@pussyriot,space,
trust.org, El Nacional, El Universal,
Daily Mail, Russia Today

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: