Michelle Obama y su hija Sasha de vacaciones en Andalucia, España

08UTC06UTCViernes0414

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, arribó a España, junto a su hija Sasha, para pasar unas cortas vacaciones en Andalucia, donde aparte de hacer un tour por la ciudad tendrá un almuerzo con los Reyes este domingo en la residencia veraniega del Palacio de Marivent, en Palma.En su visita a la ciudad Michelle asistió durante poco menos de una hora a una tradicional representación del cante y el baile flamenco gitano típico del barrio granadino.

Michelle Obama bailó y tocó las palmas al son de una zambra representada por el bailaor Juan Andrés Maya y su familia en una tradicional cueva del Sacromonte de Granada.
Durante la fiesta flamenca también se cantó y bailó una soleá, y Curro Albaicín recitó poemas de Federico García Lorca que se incluyen en el próximo espectáculo de Maya. La familia Maya regaló un abanico a Michelle Obama y sus amigos, además de una mantilla española a la primera dama, quien ha prometido ponérsela. Es uno de los pocos regalos aceptados por ella. Los artistas de la zambra en la Cueva de la Rocío le cantaron el cumpleaños feliz en español y en inglés a una amiga de Sasha, la hija pequeña de los Obama.

El bailaor aseguró que a Michelle Obama le ha gustado mucho el espectáculo y que a las niñas «les ha encantado». Tras asistir a la zambra, Michelle Obama y sus acompañantes cenaron en el Parador Nacional de Turismo. El último paso del recorrido turístico de Michelle y Sasha Obama por Granada fue una visita por la Alhambra.
Por la mañana,en visita cultural. Michelle Obama se mostró muy interesada por la historia de los Reyes Católicos, principalmente de la Reina Isabel, y por la proyección española en el continente americano y en su país, durante la visita a la Catedral y a la Capilla Real de Granada. Madre e hija llegaron rodeadas de excepcionales medidas de seguridad y en medio de gran expectación, procedentes de Benahavís.
Tras llegar a la céntrica calle granadina de Gran Vía se dirigieron a la heladería de Los Italianos, donde Michelle Obama degustó un helado de tres chocolates (gianduia) mientras que su hija optó por sabores a «melón y frambuesas».
Las suntuosas vacaciones de Michelle Obama, junto a una de sus hijas y “40 amigos” en Marbella, han levantado las críticas en algunos medios de comunicación de ese país, como New York Daily News. “La chica material Michelle Obama se pasa unas vacaciones españolas como una moderna María Antonieta”, titula la edición digital, al tiempo que subraya que «mientras muchos estadounidenses lo pasan mal, la primera dama se aloja varios días en un hotel de cinco estrellas de la Costa del Sol, en el sur de España, con 40 de sus más cercanos amigos».

En la gráfica el lujoso Hotel Villapadierna, que alojará a la Primera Dama de Estados Unidos y a su hija, en donde la habitación por noche cuesta 5 mil euros.
El diario lo califica como uno de los más “chic, lujosos, y recreo de millonarios” de la Costa del Sol. “¿Precio estimado de alojamiento por noche? Más de 2.500 dólares. ¿Método de transporte? Air Force Two”, dice el diario, y agrega: “Para que quede claro, lo que los Obamas hagan con su dinero, es una cosa; lo que hagan con el nuestro, es otra”. Desde las páginas de opinión del diario neoyorquino critican ese viaje como algo “extravagante y ostentoso”, al tiempo que recuerdan que esa elección “contrasta con la demonización de los ricos que hace el presidente Obama”.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: