Primer vuelo del avión experimental Solar impulse comenzó en Suiza

07UTC08UTCJueves0105

El avión experimental Solar Impulse, que funciona exclusivamente con energía solar, ha despegado esta mañana desde el aeródromo militar de Payerne, en Suiza, con el objetivo de realizar un vuelo de 25 horas sin descanso, incluida toda la noche. El experimento es el primer paso para acometer dentro de dos años el primer vuelo solar alrededor del mundo.

El Solar Impulse, diseñado por el explorador suizo Bertrand Piccard, no es el primer avión que se eleva con energía solar, pero sí el primero que lo hace en un vuelo de larga duración y que incluye un prolongado periodo de oscuridad.
El avión, que despegó a las 6.51 horas, está pilotado por el veterano militar André Borsrchberg, cofundador del proyecto. “Las condiciones aquí son realmente maravillosas. Me siento muy bien”, declaró a la agencia France Presse mientras volaba sobre las montaña del Jura.
Cuatro motores eléctricos
El sorprendente aparato, que no necesitó más que 90 metros de carrera para despegar, lleva 12.000 células fotovoltaicas que proveen energía a cuatro motores eléctricos con una potencia de 10 caballos cada uno. Para poder volar de noche, uno de los grandes retos de la misión, lleva una batería de polímeros que pesa 400 kilos.
“Si todo va bien, va a ser un gran día”, dijo poco antes del despegue Bertrand Piccard, nieto del inventor del batiscafo, Auguste Piccard, y famoso por haber sido el primer hombre que daba una vuelta al mundo en globo, hace 11 años.
Demostrar que se puede
“El objetivo es volar sin combustible, demostrar que podemos ser mucho menos dependientes de las energías fósiles de lo que solemos pensar”, añadió Piccard. En su opinión, el futuro de los transportes depende de la capacidad de adaptación rápida a las energía renovables. “Solar Impulse debe demostrar lo que ya se puede hacer hoy “, dijo.
André Borschberg, que fue piloto militar, realizará la mayor parte de su viaje a una altitud de 8.500 metros. Durante su travesía diurna, el avión recargará sus baterías para que cuando los rayos del sol cesen pueda continuar con su marcha, prevista en ese momento a una altitud de 1.500 metros.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: