Extraña luz en forma de espiral vista en cielos de Canadá y Australia, como ocurrió el año pasado en Noruega

06UTC09UTCMiércoles0436

Tal como sucedió el año pasado sobre los cielos de Noruega, una nueva espiral apareció al oeste de Canadá y Australia, sorprendiendo a todos.El hecho fue atestiguado por muchísimas personas, algunas de las cuales lograron fotografiar el extraño suceso en pleno vuelo.Cabe indicar que algunos testigos señalaron que este fenómeno se originó por un fallido misil ruso lanzado desde un submarino.En esa ocasión las personas afirmaron que una luz azul se elevó por encima de una montaña, se detuvo en el aire y comenzó a moverse en círculos.

La potente espiral de luz con un mancha central brillante que se movía como si fuera un molinillo de viento, fue avistado por los hoy preocupados australianos. En un primer momento, el fenómeno, que se prolongó durante unos minutos, sirvió para alimentar las más disparatadas teorías y especulaciones. Muchas personas, completamente estupefactas, tomaron vídeos y fotografías y advirtieron a las autoridades. ¿La historia les suena conocida? Algo muy semejante ocurrió en Noruega en diciembre del pasado año, cuando miles de personas confundieron un potente foco de luz formado por el disparo de un misil ruso unas horas antes con un ovni.
El misterioso círculo luminiscente australiano tiene un origen muy similar: el lanzamiento desde Florida el cohete Falcon 9, el primer cohete espacial privado, desarrollado por la compañía Space X.
La ruta del cohete sobre la superficie de la Tierra coincide con los lugares donde fue vista la enigmática señal luminosa, y también los tiempos. Sin embargo, esta explicación no ha sido suficiente para algunas personas con gran fe en los fenómenos extraños, que se preguntaban en distintas páginas de internet, cómo, si se trata de un cohete, no había sido visto un resplandor o la cola que suelen dejar estos artefactos en la atmósfera, o cómo podía ser visto algo tan pequeño a tanta distancia….
Para empezar, el Falcon 9 ya estaba fuera de la atmósfera durante sus primeros minutos de vuelo, cuando apenas había alcanzado el Atlántico. Además, incluso un satélite es fácilmente detectable a simple vista y los cohetes pueden ser aún más fáciles de ver, especialmente cuando escupen gas.
El fenómeno es prácticamente igual al ocurrido en diciembre del pasado año en Noruega. Una misteriosa luz que apareció al sur de Tröndelag, en la provincia de Finnmark, trajo de cabeza durante unas horas a meteorólogos, astrónomos y expertos de las Fuerzas Armadas que no supieron, en un primer momento, darle explicación. Cientos de personas asustadas llamaron al número de alarma y, como también ha ocurrido en Australia, recogieron vídeos y fotografías de lo ocurrido. Finalmente se supo que se trataba de un misil ruso en pruebas.
Sin ermbargo, la espiral vista en Australia hace dos días todavía no tiene respuesta.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: