Amantes tatuadas de Jesse James piden disculpas a la actriz Sandra Bullock

05UTC01UTCSábado1147



La modelo Michelle McGee abrió la caja de los truenos al desvelar que Jesse James se acostaba con ella mientras Bullock rodaba en Atlanta su última película, la que le hizo merecedora del Oscar, un triunfo agridulce porque cuando recogió la estatuilla ya sabía de las andanzas de su marido con Michelle. Y con otras.Al parecer las citaba por Internet, donde buscaba “chicas tatuadas, moteras -él también es motero-, de pechos grandes y que estén buenas”. Michelle McGee dice que le debe “una sincera disculpa” a Sandra Bullock después del presunto tórrido romance de 11 meses que sostuvo con su marido, Jesse James.
“Me siento culpable. Me siento mal por Sandra”, le dijo McGee al programa de la TV de Australia TodayTonight (a través de Yahoo!) en una nueva entrevista.
Cuando se le preguntó qué le diría a la ganadora del Oscar, de 45 años, McGee respondió: “Lo siento por la vergüenza que has pasado. Lamento que todo esto sea público. Lo siento por todo”.
McGee (a quien se le pagó 30.000 dólares por vender su historia a un tabloide) dice que ella entiende lo que Bullock esta pasando. “Debe de estar herida, devastada, molesta, incómoda. Quiero pedirle una sincera disculpa “, añade. “Lo siento por su vergüenza y su dolor. Me siento realmente mal por ello”.

También responde a este perfil Melissa Smith, otra stripper supertatuada de 35 años que asegura haber estado con James varios meses. Melissa Smith, la supuesta amante número dos de Jesse James, el todavía marido de Sandra Bullock, le envió una carta a la Forti Films, la productora de la actriz, pidiéndole perdón por haber mantenido una relación de dos años con su esposo.

En ella, la amante de James ofrece a Bullock un hombro donde llorar y le deja su número de teléfono por si quiere quedar para tomar un café o tener una simple conversación.
“Estoy seguro de que te estás preguntando por qué te escribo esta carta. Sentí que necesitaba llegar a ti y decirte lo mucho que siento todo lo que ha pasado”, le dice Melissa a Sandra Bullock.
“Sé que no te puedo aliviar el dolor pero quiero decirte que siento el daño que te he causado. Haberme enrollado con un hombre casado es imperdonable”, añade la amante de Jesse.
Y otras tres más han salido a contar algo parecido. El asunto se torció por el testimonio de una alta ejecutiva de su empresa que lo amenazó con denunciarlo por acoso sexual y a la que James tapó la boca con 700.000 euros. Pero el dinero no pudo servir para reconquistar a su mujer.
El asunto llenó páginas y páginas en la prensa rosa y la serie de fotografías publicadas por el portal de famosos tmz.com (el mismo que adelantó en exclusiva la muerte de Michael Jackson avivó más la polémica.

Se trató de un serie de imágenes, realizadas hace un año, en las que se puede ver a Michelle McGee posando con la esvástica y diversa simbología nazi. El ex-marido de Michelle McGee asegura que la modelo tiene una esvástica tatuada en el estómago (no se puede ver en las imágenes) y que hace el saludo nazi.
Lo que sí se puede apreciar en una de las imágenes es un tatuaje con las letras W y P (cada letra en una de sus piernas), algo que podría interpretarse como las iniciales de ‘White Power’.

Sin embargo, la modelo declaró en una entrevista para la revista In Touch (por la que podría haber cobrado 30.000 dólares para contar su aventura con Jesse James) que esas letras son las iniciales de ‘wet pussy’. (no vamos a traducir lo que quiere decir en español, pero wet significa húmedo y el resto no es difícil de adivinar…)

Luego que el esposo de Sandra Bullock, Jesse James, posara junto a su amante Michelle McGee con vestimenta nazi, el padre del empresario, Larry James, dijo que “su hijo siempre estuvo fascinado con la conocida doctrina alemana impuesta en el sigo XX por Adolfo Hitler.
“No me sorprendió en absoluto que haya aparecido así en las fotos porque él (Jesse James) mostró una profunda fascinación por los artes de guerra de Hitler desde que fue un niño”, señaló en declaraciones a la web de famosos TMZ.
Larry añadió que fue él mismo, quien le dio la información sobre el movimiento “a manera de broma”, pero nunca pensó que se lo iba a tomar en serio.
Todo este escándalo hizo que la actriz Sandra Bullock decidiera abandonar la casa y entablar el juicio por divorcio.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: