Ley de Arizona compromete lazos culturales y de amistad entre México y Estados Unidos

04UTC28UTCMiércoles0921

El presidente mexicano, Felipe Calderón calificó a la ley aprobada en Arizona (EE.UU.), que criminaliza la inmigración ilegal, como una puerta de entrada al “odio” y a “la intolerancia”, y aseguró que no permanecerá “indiferente” a la movida. “Los lazos de amistad, de comercio, de turismo y culturales entre México y Arizona se ven seriamente afectados por este tipo de legislación”, dijo Calderón en una reunión del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior.

El instrumento legal aprobado recientemente por Arizona, estado fronterizo gobernado por el Partido Republicano, permite a la policía detener a cualquier persona de la que sospeche que pueda ser un inmigrante ilegal. Calderón reclamó por la mala suerte de los gringos de Arizona, y recordó que los “espaldas mojadas”, y los mexicanos con sus papeles en regla “han contribuido al desarrollo y la prosperidad de Arizona” y exigió “un trato respetuoso para los migrantes en Estados Unidos”.

El mandatario advirtió que el tema “estará presente” cuando se reúna con el presidente estadounidense, Barack Obama, y con el Congreso en Washington, en mayo. La ley no sólo afectará a los mexicanos, sino también a los méxico-estadounidenses. Cada año, cerca de 300.000 indocumentados, la mayoría centroamericanos, cruzan México. La ONG Sin Fronteras calcula que en 2009 un total de 70 mil fueron interceptados, recluidos y víctimas de discriminación por los rurales.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: