Dos maremotos sacudieron en la madrugada de hoy martes el centro de Grecia y los movimientos despertaron a miles de personas.Los maremotos tuvieron magnitudes 4.2 y 4.6 grados Richter y ocurrieron a las 04:00 horas y poco antes de las 05:00, respectivamente.
El foco se situó bajo el fondo del mar, a unos 100 kilómetros al norte de Atenas, cerca de la localidad de Mantoudi en la isla Evia.
Los movimientos telúricos se sintieron en el centro de Grecia y también en Atenas.
En la isla de Evia, muchas personas salieron a las calles, según los medios.
La radio estatal informó que por el momento no se reportaron heridos ni daños.

Nube Roja sobre Grecia

Previo a los maremotos de esta madrugada, un extraño fenómeno se produjo en Grecia,según reporta la agencia Efe. Una gran nube roja de tierra procedente del Sahara cubrió toda la capital Atenas y se registraron nevadas en distintas partes del norte de la calurosa isla.Los fuertes vientos y la elevada humedad ocasionaron la nube de barro roja y que obligó a cerrar algunos puertos.
La nube de barro, procedente del desierto del Sáhara, dejó las calles y los edificios cubiertos por una fina capa de arena y la visibilidad fue limitada desde primeras horas de la mañana. Según los meteorólogos, se trata de un fenómeno de la naturaleza “normal”, aunque su dimensión es mayor que en anteriores ocasiones.
La nube cubrió Atenas desde la madrugada debido a las altas temperaturas para la época, a la elevada humedad y a un fuerte viento del sur.
Los medios atenienses recomendaron a los habitantes de la capital griega, en especial a aquellos con problemas respiratorios, no salir de sus casas.Sin embargo, los sindicatos en Grecia hicieron manifestaciones en contra de medidas económicas del gobierno, a pesar de la nube roja.

Los fuertes vientos obligaron incluso a cerrar el tráfico de motocicletas, de camiones de gran altura de carga y la circulación de peatones en el mayor puente colgante de Europa, entre Rio y Antirio, a unos 200 kilómetros al oeste de Atenas, en el golfo de Corinto.
Asimismo impidieron a algunos transbordadores zarpar a las islas helénicas desde el Puerto del Pireo.
La parte septentrional de Grecia se vio afectada por nevadas, que se prolongarán durante la semana, según los pronósticos meteorológicos.
Por otra parte, en la zona marítima de Lepanto, en el golfo de Corinto, tuvo lugar este mediodía un seísmo de 4,2 grados de magnitud en la escala de Richter, sin que se tengan noticias de víctimas ni daños.

Fuertes réplicas del poderoso terremoto del fin de semana despertaron a los chilenos este viernes, en medio de cifras confusas del Gobierno por el número de muertos que dejó la catástrofe.
Una ola de sismos remeció la zona central y sur del país en las primeras horas del viernes, dijeron testigos de Reuters. La situación se repite día a día. El mayor alcanzó una magnitud de 6,3 a las 06.19 hora local (0919 GMT), en las costas de la sureña ciudad de Concepción, en la región de Bío Bío., calculado en 5.3 grados en la escala de Richter.

5.3
Fecha-Hora viernes, 05 de marzo 2010 a las 12:01:53 (UTC) – Tiempo Universal Coordinado
viernes, 05 de marzo 2010 a las 09:01:53 AM hora local al epicentro
Hora del Terremoto en otras zonas de horario
Localización 37.48S 73.36W
Profundidad 35.0 kilómetros
Región BIO-BIO, CHILE
Referencia 75 km (50 miles) SSW of Concepcion, Chile
90 km (55 miles) W of Los Angeles, Chile
145 km (90 miles) SW of Chillan, Chile
510 km (315 miles) SSW of SANTIAGO, Chile
Calidad de la Localización Estimado de error: horizontal +/- 15.2 km; profundidad fijada por programa de localizacion
Parámetros de calidad
de localización Nst=76, Nph=76, Dmin=1003.4 km, Rmss=1.02 seg, Erho=15.2 km, Erzz=0 km, Gp=-1.0 grados
Fuente de información USGS NEIC (WDCS-D)
Código de Identificación del Evento us2010tla6

“La información todavía no puede ser completa (…) pero no tenemos reporte de daños materiales, excepto obvias caídas de trozos de edificios que estaban dañados, pero nada significativo”, dijo el jefe del Gobierno en la sureña región del Bío Bío, Jaime Tohá, a la radio Cooperativa.

Cientos de réplicas han aterrorizado a la población, luego del terremoto de 8,8 de magnitud que sacudió el sábado al centro y sur de Chile, uno de los más poderosos de la historia, y que fue seguido por varios tsunamis en los que pueblos costeros fueron borrados del mapa casi por completo.
“El piso brama y se sacude”, dijo un testigo de Reuters desde la ciudad de Concepción.
La cifra de muertos dejada por el peor desastre natural en los últimos 50 años en Chile es toda una confusión.
La noche del jueves, el subsecretario del Ministerio del Interior, Patricio Rosende, informó que las autoridades identificaron a 279 fallecidos, un día después de que comunicaran que los muertos alcanzaban los 802 sin dar los nombres de las víctimas.
Los diarios El Mercurio y La Tercera publicaron que la presidenta, Michelle Bachelet, salió también a corregir los datos y rebajó el número de muertos contabilizados sólo en la sureña región del Maule a 316 desde los 587 que había informado previamente.

USGS REPORT
Reuters y TVN24 Chile

“El ‘anillo de fuego’ del Pacífico no se detiene en el ecuador”, cuenta Revkin en su columna Dot Earth, del diario New York Times. Los grandes terremotos llegarán hasta Oregón, el estado de los EEUU peor preparado para los temblores en dicho anillo, artículo reproducido por el Mundo de España. Esta falla no ha causado un gran temblor, un ‘Big One’, desde hace 309 años, y la presión acumulada podría causar un terremoto 9.0 en la escala Richter. Por lo menos, el estado ha reconocido este riesgo y han comenzado un plan para habilitar las escuelas y los edificios públicos a prueba de temblores. Pero, Revkin avisa, “el reloj está en marcha”.

With a computer graphic showing the possible path of tsunami waves from an earthquake in Chile, Dr. Charles McCreery speaks on the phone at the Pacific Tsunami Warning Center, Saturday, Feb. 27, 2010 in Ewa Beach, Hawaii. The State of Hawaii is under a tsunami warning after an 8.8 magnitude earthquake rattled Chile today. (AP Photo/Marco Garcia)

Revkin ha escrito en varias ocasiones sobre los riesgos de otros megaterremotos sobre ciudades poco preparadas para ellos. “Los terremotos (por regla general) no matan gente, son los edificios defectuosos que lo hacen”, dijo Revkin antes del terremoto de Chile, añadiendo que la vulnerabilidad no se limita a países pobres, sino también a Japón y al mencionado estado de Oregón.
Dr. Roger Bilham explica en un artículo en Nature que las Naciones Unidas debería exigir un mínimo de prácticas de construcción que reduzcan los daños en los terremotos.
Revkin cuenta que, El Dr. Bilham me dijo que “ahora mismo se están construyendo edificios en Pakistán e Irán que están casi diseñados para matar a sus ocupantes cuando llegue un terremoto, y llegará”.
Según Revkin, la falla de Cascadia en Oregón en el lecho marino del costa del noroeste acabará creando un temblor que podría tener serias consecuencias, según avisa Patrick Corcoran, especialista en peligros de la Oregon State University.
Según Corcoran esta falla no ha causado un gran temblor, un ‘Big One’, desde hace 309 años, y la presión acumulada podría causar un terremoto 9.0 en la escala Richter. Esta falla ha sufrido cinco ‘Big Ones’ en los últimos 1500 años. Por lo menos, el estado ha reconocido este riesgo y han comenzado un plan para habilitar las escuelas y los edificios públicos a prueba de temblores. Pero, Revkin avisa, “el reloj está en marcha”.

Earthquake Chile/People observe a highway and cars destroyed by an earthquake in Concepcion, Chile on February 27, 2010. (REUTERS/Jose Luis Saavedra)

La enorme masa de hielo es un bloque que mide unos 500 metros de largo y más de 50 metros de altura se desprendió el 12 de febrero del Glaciar Mertz, y ahora es un cuerpo de hielo flotante de 2.550 kilometros cuadrados que emerge de la Antártida oriental y se extiende sobre el Océano Antártico al sur de Melbourne.El gran iceberg es del tamaño de Luxemburgo y por su contenido de agua podría abastecer a toda la población de Brasil, pero también podría alterar las corrientes oceánicas. En este video, científicos de Australia hacen un sobrevuelo aéreo sobre la imponente gran placa de hielo

Una enorme placa de hielo desprendida de la Antártida fue fotografiada cerca de la Isla Macquarie, Australia, en aguas del Océano Pacífico, según reportaron científicos a medios ingleses e italianos que quedaron perplejos con este asombroso avistamiento.
La enorme masa de hielo mide 500 metros de largo y más de 50 metros de altura. El glaciólogo australiano Neal Young dijo al diario La Repubblica de Italia que es extremadamente inusual que un iceberg llegue tan lejos de la Península Antártica.
“Nunca he visto nada igual. Acabo de ver en el horizonte una gran isla flotante de hielo”, narró por su parte al diario británico Times el biólogo Dean Miller, quien fue el primero en ver el iceberg a 8 kilómetros de la zona noroccidental de la Isla Macquarie.
Según los investigadores, el gigantesco iceberg procede de la zona Antártida de Ross. La isla de hielo parece sólida, pero si llegara a desmoronarse podría convertirse en un grave peligro para las embarcaciones.
La Isla Macquarie es hábitat de millones de focas, leones marinos, pingüinos y aves marinas. Además es Patrimonio de la Humanidad debido a sus increíbles poblaciones de vida marina y vegetal. En dicho territorio se encuentra instalada una estación de la División Australiana para la Antártida (AAD, por sus siglas en ingles), cuyos científicos descubrieron del iceberg.

La NASA , en lo que respecta al caso, colocó en su página de internet una fotografía tomada el 20 de febrero y que es parte de una serie de imágenes capturadas desde el satélite Aqua. (La imagen puede verse en: http://www.nasa.gov/multimedia/imagegallery/image_feature_1608.html)
La agencia indicó que el iceberg oblongo, denominado B-09B, y que aparece en el centro y a la derecha de la imagen, chocó con el Glaciar Mertz, ubicado a una latitud 67 Sur, longitud 145 Este, unos 3.800 kilómetros al sur de Melbourne, Australia.

La colisión causó el desprendimiento de un trozo de la porción flotante del glaciar, creada a medida que el hielo desciende de la Antártida hacia el mar.
‘Las lenguas de glaciar crecen cada año más largas hasta que, eventualmente, se desprenden dando origen a un nuevo iceberg’, explicó la NASA.

La separación, que ocurrió el 12 o 13 de febrero a lo largo de dos líneas de rotura en lados opuestos de la lengua del glaciar, desprendió un iceberg de unos 78 kilómetros de largo y entre 33 y 39 kilómetros de ancho, que penetraba unos 100 kilómetros en el Océano del Sur.
La NASA añadió que, según el glaciólogo australiano Neal Young, un acontecimiento como el desprendimiento de febrero ocurre sólo cada 50 a 100 años.

Dado que la lengua del glaciar avanza a un kilómetro por año este nuevo iceberg representa casi 70 años de movimiento glacial. En dos semanas desde su desprendimiento el nuevo iceberg ha rotado hacia el punto de impacto del B-09B y se encuentra paralelo con la costa.

En esta foto de la televisión se observa un transbordador atrapadoen el hiel del Mar Baltico el jueves 4 de marzo del 2010. El servicio de rescate de Suecia informó que cuatro transbordadores de pasajeros con más de un millar de personas a bordo están atrapadas en el hielo del mar Báltico. (Foto AP/SVT via APTN)

Desde las cuatro de la tarde de este jueves, medio centenar de barcos -según la agencia AFP- permanecen atrapados en el mar, entre los hielos de Kappelskär, archipiélago de Estocolmo, donde docenas de islas están conectadas entre sí. Los barcos trasladaban a pasajeros desde Suecia a Finlandia. Dos de ellos, los transbordadores Amorella y Finnfellow chocaron con fuerza contra enormes masas de hielo que se han formado en el mar y mas tarde entre si, a pesar de que con los motores a toda marcha intentaron evitar la colisión.

(AP Photo / Swedish Coast Guard via Scanpix)


De momento no se conoce si se han registrado desgracias personales. El resto de barcos, entre ellos el Hay, Viking Line, Via Mare y Finn Link (un buque de carga) y Baltic Scandinavian, quedaron encerrados en aquellas aguas heladas y no pueden llegar a sus destinos.
Tres rompehielos, Tor, Vidar Viking e Ymir, se han desplazado a aquel lugar para intentar ayudar. Pero la situación del hielo, su espesor y el viento huracanado que azota la zona crean graves problemas y dificultan la faena.

En las primeras horas del viernes, buques rompehielos intentaban liberar al transbordador Amorella y a dos barcos de carga en el extremo de un archipiélago al noreste de Estocolmo.Mientras tanto, helicópteros de rescate y aviones militares se mantuvieron en alerta en caso de que sean requeridos para trasladar a pasajeros en caso de necesidad, informó la Oficina Marítima Sueca, aunque advirtió que los vientos fuertes de tormenta obstaculizaban las tareas.
“Tan pronto como rompen el hielo se congela de inmediato”, dijo el vocero de los equipos de rescate Peter Lindquist. El funcionario dijo que no hay heridos y que no se tenían planes inmediatos para sacar a las personas de las embarcaciones.
La oficina dijo que entre los barcos atascados está el Amorella, un transbordador de pasajeros con 753 personas a bordo y 190 personas de la tripulación. El barco de 10 pisos pertenece a la Línea Viking, que opera cruceros por el mar Báltico entre Suecia y Finlandia.
Otros barcos atascados en el área son el transbordador y buque de carga Sea Wind, con 32 personas, y el buque de carga Regal Star, con 56 personas a bordo.
Otros tres transbordadores que también se atascaron en el hielo pudieron liberarse el jueves.
Uno de esos barcos, el Finnfellow, chocó ligeramente con el Amorella cuando el hielo juntó a ambas embarcaciones, pero ninguna de las embarcaciones sufrieron daños graves, dijo Lindquist, quien agregó que “sólo sufrieron rasguños en la pintura”.
Unos 50 barcos quedaron atascados en el hielo a lo largo de la costa oriental de Suecia, informó Johny Lindvall, quien administra el servicio de rompehielos de la administración marítima.
La gruesa cubierta de hielo no es rara en el norte del mar Báltico, pero resulta poco común que el hielo se vuelva lo suficientemente grueso en el archipiélago de Estocolmo como para atrapar transbordadores de pasajeros de motores poderosos, como el Amorella.
No hay peligro para los pasajeros mientras lleven a bordo suficiente comida
Peter Lindqvist, portavoz del Centro de Coordinación de Salvamento Marino, comentó que ésta es una situación nunca vivida con anterioridad, lo que se debe a las extremas temperaturas bajo cero que azotan Suecia desde hace dos meses, y que de momento parece imposible evacuar a los pasajeros. Por su parte Helena Ericsson, jefe de Información de Viking Line y de Isabel Amorella ha comunicado que no saben cuando esos pasajeros podrá volver a tierra o continuar su viaje.

Parte del malecón del casco histórico de la capital cubana quedó bajo el agua debido a un frente frío que provocó fuertes y constantes vientos que levantaron olas de entre uno y tres metros, por encima del muro de contención.No se informaron sobre víctimas o daños materiales y algunos vecinos dijeron que familias que viven sobre la arteria suelen evacuar en casos similares que se registran durante el invierno.

Bomberos y rescatistas patrullaban la zona y un fuerte dispositivo desviaba el tránsito por calles interiores de Centro Habana y La Habana Vieja.

“Hace años que no veía algo así, sobre todo en temporadas en las cuales no hay ciclones. El clima está mal”, dijo a la AP María Hernández, portera de un edificio que colinda con el Malecón y desde donde veía las olas gigantes de más de tres metros.

El Instituto de Meteorología pasó un parte en el cual advirtió sobre las entradas de mar.
“Habrá fuertes marejadas con peligro para la navegación en todo el litoral Norte occidental que se extenderán gradualmente a la costa Norte central, con inundaciones costeras que pueden llegar a ser moderadas en zonas bajas de la costa Norte occidental, incluyendo el Malecón Habanero”, indicó la nota.

“La penetración del mar comenzó en la madrugada, cuando nosotros abrimos ya había agua”, comentó el dependiente de un bar ubicado en el casco histórico de la capital.

El Ministerio del Transporte suspendió las salidas programadas hacia la Isla de la Juventud, en el suroeste de Cuba, “debido a las condiciones hidrometeorológicas” con olas de “hasta cinco metros” que “afectan la seguridad de la navegación”.

Fotos Sergio Abel REYES REINOSO
La Habana-Cuba

Chile intenta volver lentamente la normalidad en medio de los devastadores efectos del terremoto de 8,8 grados Richter que afectó el pasado sábado a la zona centro-sur y que ha dejado unos 802 muertos, cientos de desaparecidos y una cifra aún no determinada de daños materiales.
La jornada estuvo marcada por el férreo control militar que ejercen más de 11.000 miembros del Ejército que vigilan armados las ciudades afectadas por el seísmo, donde sólo un toque de queda de 18 horas ha impedido que siguieran ocurriendo saqueos a los comercios, los que ha incluido incendios intencionales y que hicieron que el temor a un nuevo terremoto pasara a un segundo plano ante la incertidumbre de los sobrevivientes a los actos delictivos.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, calificó hoy de enorme la magnitud de los daños causados por el terremoto y dijo que el país necesitará al menos tres años para reconstruir las zonas afectadas.
El movimiento telúrico, de 8,8 grados en la escala de Richter, dejó un saldo preliminar de 802 muertos, una cifra no precisada de desaparecidos, 500 mil viviendas destruidas y dos millones de damnificados.
De acuerdo con la jefa de Estado, la reconstrucción tardará prácticamente todo el período de gobierno del próximo presidente Sebastián Piñera.
Bachelet viajó este jueves a las ciudades de Talca y Concepción, fuertemente afectadas por el sismo, para observar in situ cómo funciona la distribución de la ayuda a los damnificados.
La llegada de ayuda internacional marcó la actividad de Bachelet, quien recibió el apoyo directo de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y del presidente de Perú, Alan García. Este último hizo un alto en la compleja relación que ha sostenido con Chile durante los últimos meses por la demanda marítima ante Corte Internacional de Justicia (CIJ), y viajó a Santiago para entregar personalmente la ayuda humanitaria que incluyó un hospital de campaña, 21 médicos y otros pertrechos.
Clinton, por su parte, trajo teléfonos satélite y anunció otra partida de importante ayuda médica y tecnológica, al tiempo que homenajeó la fortaleza del pueblo chileno ante la tragedia.
Asimismo, el ministro de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, llegó a la capital chilena con varias toneladas de agua potable, tras el anuncio del presidente Evo Morales de donar la mitad de su sueldo para los damnificados chilenos.
España, la Unión Europea, Argentina, Japón, Corea y otras naciones anunciaron también su ayuda y se pusieron a disposición del gobierno chileno para que haga frente a la emergencia desatada por el terremoto que ha sido considerado uno de los seis seísmos más grandes de la historia del mundo.
En efecto, un video aficionado realizado un joven cibernauta Jhonatan fue grabado por su celular en momentos en que comenzaba el terremoto de 8.8 grados.La magnitud del movimiento fue devastador y la prueba gráfica sólo puede ser percibida por la capacidad inmutable del muchacho quien en todo momento no soltó el celular grabando la escena de pánico.”Grabando desde mi celular en el momento justo que se produce el terremoto, dice Jhonatan: Muchas, pero muchas gracias a todas las personas de Perú, Argentina, Colombia, México, Ecuador, Bolivia, España, El Salvador, Uruguay, Suecia, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Puerto Rico, Venezuela, Suiza, Costa Rica, Francia y de otros países más, por todo su apoyo que nos han brindado, de verdad muchas gracias…”(sic)

Bachelet, que tuvo una agotadora jornada entre la recepción de los personeros internacionales y varios viajes a las zonas afectadas por el seísmo, reconoció los gestos de buena voluntad y agradeció los aportes a nombre de los chilenos afectados.
Mientras los equipos de rescate remueven escombros en las zonas que sufrieron el mayor rigor del terremoto, Bachelet confirmó que la cifra de muertos llegó a 795 y que aumentará en las próximas horas, debido al gran número de desaparecidos tras los maremotos que alcanzaron varios poblados pesqueros y balnearios costeros.

Emergencia sanitaria

Por otra parte, el Gobierno también realizó un balance sanitario. El ministro de sanidad, Álvaro Erazo, confirmó que nueve hospitales chilenos quedaron en el suelo, que las camas hospitalarias que no están operativas son 4.000 y que los heridos llegan a 500, 100 de los cuales están en extrema gravedad. Por ello, la llegada e implementación de los hospitales de campaña que llegarán desde el exterior ha cobrado una gran relevancia.
Bachelet, por su parte, reconoció que los damnificados son dos millones de personas y que las viviendas destruidas suman al menos 500.000 los equipos de rescate luchan contra el tiempo para evacuar los cadáveres que están bajo los escombros y que, debido a las altas temperaturas causadas por las últimas semanas del verano austral, ya empiezan con su natural proceso de descomposición, con el consiguiente peligro para la salud de los sobrevivientes en lugares donde no hay agua potable ni energía eléctrica.
La distribución de alimentos también funcionó mejor durante la jornada. Las cinco millones de raciones de víveres básicos ya comenzaron a llegar a las zonas más alejadas y a los centros urbanos donde las personas duermen en la calle por el miedo a las fuertes réplicas que siguen recordando el gran terremoto del sábado, aunque bajo una estricta vigilancia policial para evitar saqueos.

AP, Reuters, AFP,Getty Images
Presidencia de Chile, Efe,Europa Express
Prensa Latina, Youtube y Twitter

A flooded area is seen after an earthquake in Pelluhue, some 322 kms, about 200 miles, southwest of Santiago, Sunday, Feb. 28, 2010. (AP Photo/Roberto Candia)

El sónido de un gong salva vidas. Y si no, lean la historia de una niña que dentro del anonimato que engloba la tragedia de Chile, se ha convertido en una heroina pues haciendo sonar el gong del pueblo Robinson Crusoe alertó a la población del archipiélago Juan Fernández, a 600 kilómetros de la costa chilena, de la llegada de un tsunami. La la niña observó por la ventana que los botes varados en la bahía saltaban y chocaban entre ellos.

Martina Maturana, una pequeña de 12 años, es la responsable heroicamente que en la isla de Robinson Crusoe, la única habitada de las tres que integran el archipiélago Juan Fernández, no haya habido más víctimas mortales de las ocho que dejó el tsunami a raíz del devastador terremoto de 8,8 grados del sábado. En la isla de Robinson Crusoe el terremoto apenas se dejó sentir, pese a lo cual la pequeña, hija de un carabinero, avisó a su padre quien, tras tranquilizarla llamó al abuelo a Valparaíso, en el continente, y les informó de la magnitud de lo ocurrido.
Nada más oír lo que pasaba, y tras ver por la ventana que las barcas en el puerto chocaban entre sí en un mar agitado, la niña salió corriendo a la plaza de la isla e hizo sonar el bong instalado en el centro del parque, alertando a los vecinos.
VEA MARTINA EN CNN
Pese a que Martina no conocía el código de emergencias estipulado entre las autoridades de la isla, su gesto despertó a algunos habitantes, que inmediatamente hicieron sonar las campanas y huyeron hacia las zonas más altas. Minutos después, una ola gigante irrumpió en la isla, provocando importantes daños. Su gesto de heroísmo ha sido narrado por el gobernador de Valparaíso, Ricardo Bravo, quien visitó ayer por la tarde el archipiélago, según informa en su edición de este lunes el diario «La Tercera».
La televisión chilena muestra un video aficionado del tsunami sobre la localidad de Concepción con olas de hasta 15 metros y donde 350 personas murieron.La entrada de las olas, una vez que el mar se retira de la playa es impresionante y cuesta creer que sus pobladores pudieron afrontar esa inmensa ola oscura y negra, que se avalanzó sobre ellos.

Los autores graban el video desde la cima del cerro Mutrún, lugar donde se refugiaron, ante la gigantesca ola, que tenía una altura de 10 metros, que cubrió totalmente su ciudad.
En tanto, la Armada chilena reconoció que dio “información poco clara” a la presidenta Michelle Bachelet sobre la probabilidad de un tsunami tras el terremoto del pasado sábado, pero aseveró que informó con tiempo a la Oficina Nacional de Emergencia.
“La presidenta llamó para ver si mantenía o no se mantenía la alerta. Nosotros fuimos poco claros en la información que le entregamos, dijo el comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González, a Televisión Nacional de Chile.
Según un informe reservado citado este miércoles por el diario ‘El Mercurio’, la Armada, a través del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA) comunicó a la mandataria que “el epicentro (del terremoto) está en tierra, luego no debiera haber tsunami”.
Un número no precisado de las más de 796 muertes provocadas por el sismo ocurrieron a raíz de inusuales oleajes que se abatieron sobre la costa de la zona centro sur del país y que llegaron hasta la isla de Juan Fernández, donde dejaron al menos 16 muertos y desaparecidos.
El Servicio Geológico de Estados Unidos alertó 10 minutos después del terremoto sobre la posibilidad de tsunami,alerta que se hizo eco en Twitter reproduciendose cientos de mensajes por minuto. Según una cronología divulgada por el diario, a las 03:55 horas el SHOA comunicó verbalmente a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) la alerta.
El almirante González, en Televisión Nacional, señaló que “no fuimos lo suficientemente precisos para decir a la presidenta si mantiene o se cancela; hubo titubeo”, indicó.

Nuevas réplicas de sismo se han vuelto a sentir en diferentes zonas de Chile, consecuencia del Big One ocurrido el pasado sábado, que causó unas 802 víctimas y casi 2 millones de damnificados.La primera sacudida de tierra se produjo a las 00:23 horas y tuvo una magnitud de 4,8 Richter, según el Servicio Geológico de EEUU, que situó el epicentro a dos kilómetros de la localidad costera de Pelluhue y a unos 360 de Santiago, en la región del Maule.Antes a las 23 horas del miércoles un sismo magnitud 6,1 Richter sacudió las regiones de Santiago y Valparaíso .A las 06:03 horas de hoy, otro sismo de 5,1 Richter según el Servicio Geológico de Estados Unidos afectó a la región del Bío Bío, con su epicentro bajo el mar, frente al puerto de Lebu

Pelluhue fue uno de los pueblos arrasados el sábado por un tsunami que inundó el litoral chileno poco después del terremoto, que alcanzó una magnitud de 8,8 Richter.
Antes a las 23 horas del miércoles un sismo magnitud 6,1 Richter sacudió las regiones de Santiago y Valparaíso y dejó a oscuras algunos sectores del área norte de la capital chilena.

El epicentro de este temblor fue localizado bajo el mar, a 39 kilómetros al suroeste de Valparaíso.Este temblor alcanzó cuatro grados en Santiago, Valparaíso, Quillota, Casablanca y San Antonio, mientras en Rancagua registró grado dos.
A las 06:03 horas de hoy, otro sismo de 5,1 Richter según el Servicio Geológico de Estados Unidos afectó a la región del Bío Bío, con su epicentro bajo el mar, frente al puerto de Lebu, a unos 643 kilómetros de Santiago en la provincia de Arauco.

Según los expertos, las réplicas del terremoto del sábado, que dejó además dos millones de damnificados en el centro y sur de Chile, podrían prolongarse hasta por dos meses.

AP,Efe,AFP,Reuters
Terra y N24 Chile

Los dos pasajeros muertos del crucero ‘Louis Majesty’, que fue golpeado por una ola “anormal”, de más de seis metros, son de nacionalidad italiana y alemana, según confirmó la compañía naviera ‘Louis Cruises’.El fuerte oleaje -con olas de unos seis metros- impactó contra las ventanas de un salón de proa, rompiéndolas, provocando la muerte de dos de los pasajeros y una decena de heridos, por lo que la tripulación decidió dar media vuelta hasta Barcelona para evacuarles.En la gráfica cortesía de Europa Express la nave Louis Cruises cuando atracaba en puerto de Barcelona y en video YouTube de la agencia Efe el momento cuando la Ola Gigante rompe el vidrio del salón de proa del Crucero, grabado por uno de los pasajeros.

Según informó a Europa Press el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) tras atender a los pasajeros cuando atracaron en Barcelona, finalmente hay 16 heridos, dos graves que fueron trasladados al Hospital Vall d’Hebron y al Hospital del Mar, y otros 14 leves, que en el caso de que necesiten ser ingresados, fueron llevados a la Clínica Corachán, por la aseguradora de la naviera.
El SEM recibió el aviso del accidente a las 18.59 horas y desplazó hasta el puerto a su dispositivo a las 19.11 horas, formado finalmente por siete ambulancias –dos de apoyo vital avanzado– y un vehículo de intervención rápida con el médico que dirigió la actuación.
En un comunicado, la compañía informó de que en el crucero viajan 1.350 pasajeros y 580 tripulantes, y que habían salido hace 12 días de Génova y luego Marsella, y había pasado por ciudades como Tánger, Casablanca, Tenerife, Lanzarote, Cádiz y Cartagena, de donde salieron ayer hacia Barcelona aunque finalmente pasaron de largo por el fuerte viento.
La previsión de la embarcación, de bandera maltesa, era llegar a Génova este jueves, aunque por el momento permanece, desde hace poco más de una hora, atracado en el Puerto de Barcelona, donde los servicios médicos atendieron a los heridos.
Según informó a Europa Press una portavoz de Salvamento Marítimo, el barco sufrió el accidente a 25 millas de tierra, a la altura del Cabo de Begur, en Girona.