Reportan maremotos de 4.2 y 4.6 grados Richter en Grecia, un día después de ser afectada por una gran nube roja de tierra

03UTC09UTCMartes1242

Dos maremotos sacudieron en la madrugada de hoy martes el centro de Grecia y los movimientos despertaron a miles de personas.Los maremotos tuvieron magnitudes 4.2 y 4.6 grados Richter y ocurrieron a las 04:00 horas y poco antes de las 05:00, respectivamente.
El foco se situó bajo el fondo del mar, a unos 100 kilómetros al norte de Atenas, cerca de la localidad de Mantoudi en la isla Evia.
Los movimientos telúricos se sintieron en el centro de Grecia y también en Atenas.
En la isla de Evia, muchas personas salieron a las calles, según los medios.
La radio estatal informó que por el momento no se reportaron heridos ni daños.

Nube Roja sobre Grecia

Previo a los maremotos de esta madrugada, un extraño fenómeno se produjo en Grecia,según reporta la agencia Efe. Una gran nube roja de tierra procedente del Sahara cubrió toda la capital Atenas y se registraron nevadas en distintas partes del norte de la calurosa isla.Los fuertes vientos y la elevada humedad ocasionaron la nube de barro roja y que obligó a cerrar algunos puertos.
La nube de barro, procedente del desierto del Sáhara, dejó las calles y los edificios cubiertos por una fina capa de arena y la visibilidad fue limitada desde primeras horas de la mañana. Según los meteorólogos, se trata de un fenómeno de la naturaleza “normal”, aunque su dimensión es mayor que en anteriores ocasiones.
La nube cubrió Atenas desde la madrugada debido a las altas temperaturas para la época, a la elevada humedad y a un fuerte viento del sur.
Los medios atenienses recomendaron a los habitantes de la capital griega, en especial a aquellos con problemas respiratorios, no salir de sus casas.Sin embargo, los sindicatos en Grecia hicieron manifestaciones en contra de medidas económicas del gobierno, a pesar de la nube roja.

Los fuertes vientos obligaron incluso a cerrar el tráfico de motocicletas, de camiones de gran altura de carga y la circulación de peatones en el mayor puente colgante de Europa, entre Rio y Antirio, a unos 200 kilómetros al oeste de Atenas, en el golfo de Corinto.
Asimismo impidieron a algunos transbordadores zarpar a las islas helénicas desde el Puerto del Pireo.
La parte septentrional de Grecia se vio afectada por nevadas, que se prolongarán durante la semana, según los pronósticos meteorológicos.
Por otra parte, en la zona marítima de Lepanto, en el golfo de Corinto, tuvo lugar este mediodía un seísmo de 4,2 grados de magnitud en la escala de Richter, sin que se tengan noticias de víctimas ni daños.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: