Preparan desalojos masivos en Haití para evitar epidemias

01UTC17UTCDomingo1236

Los cuerpos de socorro no esperan muchos milagros en el rescate de sobrevivientes, por lo que ahora la atención está centrada en el desalojo masivo de hatianos para evitar una crisis sanitaria.
Para evitar que los riesgos de epidemias y enfermedades sigan creciendo, el ministro del Interior, Paul Antoine Bien-Aime, confirmó que su país planea la evacuación de unos 600 mil haitianos.Para evitar riesgos de epidemias y que las enfermedades sigan creciendo, el país planea desplazar a la población; la violencia se incrementa por el retraso en la entrega de la ayuda internacional.Los haitianos desalojados de la capital Puerto Príncipe serían ubicados en carpas militares hacia la frontera.

Hilary Clinton, Secretaria de Estado a su llegada a Haití

“En muchos casos vamos a tener que proceder al desplazamiento de la población, planeamos construir campamentos provisionales para recibir a las víctimas”, señaló, aunque muchos haitianos ya están huyen hacia República Dominicana, acampan cerca del aeropuerto o buscar salir por mar.
Una muestra de la precaria situación en la capital haitiana se vivió durante un rescate, los socorristas debían turnarse cada media hora ante el hedor que desprendían los cadáveres de tres adolescentes que tenía a su lado, dijo el nicaragüense Bernardino Bermúdez.
El ministro de Sanidad haitiano, Alex Larsen, aseguró que ya han sido encontrados “algo más de 25 mil muertos, la mayor parte de los cuales ha ido a parar a fosas comunes, donde son cubiertos con cal viva y luego con tierra.
Ante críticas por una supuesta intención del gobierno de quemar los cuerpos, Larsen no lo descartó: “Aún no hemos tomado la decisión”.
Mientras tanto, el caos crecía con el congestionamiento del aeropuerto principal, dificultando la llegada de asistencia humanitaria, mientras haitianos desesperados cortaban rutas con barricadas de cadáveres.

Reunión de emergencia con presidente haitiano, René Preval

La envergadura del desastre llevó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a decir que el terremoto de Haití ha originado una de las mayores operaciones de socorro de la historia de Estados Unidos.
Para las Naciones Unidas también se trata de un hecho inédito: “nunca estuvimos confrontados a un desastre de esta magnitud en los anales de la ONU. No se parece a ningún otro, pues el país fue decapitado”, dijo desde Ginebra Elisabeth Byrs, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios.
Mientras tanto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, confirmó la muerte del jefe de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah), el diplomático tunecino Hedi Annabi.
Además, fue hallado el cuerpo sin vida de Pilar Juárez, la responsable de cooperación europea, entre los escombros del edificio de Naciones Unidas

Guardias de seguridad para evitar saqueos-LATimes


Mientras tanto en Puerto Príncipe y sus adyacencias la desesperación comenzaba a dar paso a la ira de la gente que deambula por las calles y entre los cadáveres que se pudren al sol.
Barricadas de neumáticos en llamas, escombros y al menos cuatro cuerpos sin vida bloqueaban la ruta principal entre la capital de Haití y la cercana Carrefour. Los vecinos protestaban enardecidos, exigiendo la remoción de los muertos.

Guardias de Seguridad vigilan en centro de Puerto Príncipe-LATimes


La actitud violenta de los manifestantes hizo que una patrulla de la fuerza nacional haitiana debiese dar una rápida vuelta en U para evitar el choque con los vecinos.
Los funcionarios de la ONU advirtieron que no pueden extender sus operaciones a las zonas circundantes de la ciudad hasta que no se les garantice seguridad. Mientras tanto centran su operativa, en el centro de la capital.

Saqueador-Reuters


El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) afirmó que son decenas de miles que desde hace cuatro días viven a la intemperie en los espacios públicos de la capital. Se encuentran sin lugar adónde ir, tienen hambre, sed y miedo, ya que han aparecido saqueadores armados con machetes.
En todos los barrios hay destrucción. La gente anda errante en busca de alimentos, de ayuda. Muchos de ellos llevan máscaras para protegerse del olor de los cuerpos en descomposición. No hay carpas, ni cubiertas de plástico. No hay donde cocinar, ni retretes.
Por otra parte, República Dominicana albergará mañana la Cumbre Mundial por Haití, a la que acudirán altos representantes de la UE, Canadá, Brasil, EU y otros países de América Latina, cuya meta será discutir un proyecto para el mejor manejo de la ayuda internacional.
Para evitar riesgos de epidemias y que las enfermedades sigan creciendo, el país planea desplazar a la población; la violencia se incrementa por el retraso en la entrega de la ayuda internacional

AFP, AP, DPA, Reuters y EFE
Times,Guardian,Excelsior,LATimes


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: