Robbie Williams comparte mansión con fantasma de la sexta mujer de Enrique VIII

10UTC14UTCMiércoles1118

0294974B.jpgrobbieyghost
http://www.goear.com/files/sst4/092301fb65a0164a9bf19d1fc9a252c2.mp3″
Haberse encontrado con un OVNI no es lo único extraño que le ha pasado a Robbie Williams. El cantante afirma que en su mansión de Inglaterra se le ha instalado el espíritu de Catherine Parr, sexta y última mujer del rey Enrique VIII. Aunque eso, añade, ni le asusta ni le quita el sueño. No es la primera vez que Robbie Williams da muestras de su ‘peculiar’ carácter. A principios del año pasado el cantante decidió que apartaba durante un tiempo su trabajo en la música para dedicarse a la búsqueda de OVNI’s -algo que hizo bajo el mar, por ejemplo- y en más de una ocasión ha relatado cómo fue su primer contacto con un extraterrestre.

wiltshire-mansion-415x275

Sin embargo, el cantante, no sólo se ha topado con seres de otro planeta. Según informaciones de ‘The Sun’ recogidas por Europa Press, Robbie Williams está convencido de que la mansión que comparte con su novia, Ayda Field, está habitada por fantasmas.
Pero no un espíritu de ultratumba cualquiera.
Una mansión de 7 millones de libras como la suya sólo puede poseer un fantasma de altura, como es el caso. Según Robbie, en su casa habita el fantasma de Catherine Parr, sexta y última mujer de Enrique VIII de Inglaterra, cuya aficción por el cambio de esposa provocó el cisma entre la Iglesia anglicana y la de Roma.

FIG-Catherine-Parr-HN3450

Y, aunque dice “sentir” frecuentemente la presencia del espíritu de la sexta mujer de Enrique VIII, Robbie no tiene miedo, como se esperaría de cualquier ufólogo experimentado. “Es la antigua casa de Catherine Parr. De hecho, actualmente no vivimos en su antigua casa, sino en su granero”, aclara el cantante.
Williams y su novia se mudaron a principios de año a Reino Unido desde Los Angeles -donde Robbie se compró un equipo de fútbol para practicar su deporte favorito- para preparar el relanzamiento musical del cantante, cuyo último disco, ‘Rudebox’, suscitó más críticas que elogios por parte de sus seguidores.
En cualquier caso, no es extraño que Robbie perciba presencias paranormales en su casa, pues él mismo la eligió especialmente basándose, dijo en su momento, en unos mapas de líneas energéticas que, supuestamente, atraen a los extraterrestres y a los cazadores de fantasmas en Wiltshire Mansion.

FINAL
A Catherine Parr no la ejecutaron

Catalina Parr nació alrededor del año 1512 en Great Kimble, Buckinghamshire, o en Blackfriars, Londres, siendo una de los 3 hijos de Sir Tomás Parr y de Matilda Green.
Tiene un puesto especial en la historia ya que es la Reina de Inglaterra que más veces ha contraído matrimonio: se casó cuatro veces.
parr1A los 15 años, en 1527, Catalina contrajo matrimonio con Lord Eduardo Borough, que falleció en 1529. Alrededor del año 1533 se casó nuevamente con John Neville, Lord Latimer, el cual murió en 1542. Tras su muerte, la rica viuda empezó una relación con Thomas Seymour -luego 1er Barón de Sudeley-, que era hermano de la reina Juana Seymour, pero el rey Enrique VIII se encaprichó con Catalina -desde el momento en que la conoció cuando fue a pedir piedad por la mujer de su hermano, acusada (con pruebas) de adulterio- y fue obligada a aceptar su proposición de matrimonio.
El matrimonio entre Catalina y Enrique VIII se celebró el 12 de julio de 1543 en el palacio de Hampton Court. Como reina, Catalina fue en parte responsable de la reconciliación de Enrique con sus hijas, María e Isabel. Tuvo también una buena relación con el príncipe Eduardo, futuro rey Eduardo VI.
Se dice de ella que tenía un carácter fuerte y una notable dignidad, que influyeron de forma importante en su hijastra, Isabel.
EnriqueVIII_thumb[4]Después de la muerte de Enrique VIII (28 de enero de 1547), Catalina se pudo finalmente casar con su antiguo amante, Tomás Seymour, celebrándose su boda el 7 de abril de ese mismo año, pero su felicidad duró muy poco. Primero por las serias desavenencias con la esposa de su cuñado, Ana Stanhope y luego por la acusación a su esposo de haber abusado de la adolescente princesa Isabel mientras residía en su mansión. Catalina, que no había tenido hijos de ninguno de sus anteriores matrimonios, quedó embarazada.
Murió por complicaciones en el parto el 7 de septiembre de 1548, en el castillo de Sudeley, en Gloucestershire, donde fue sepultada.

Canción: Ghostsbuster
Interprete Ray Parker Jr.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: