Represión ciudadana en Pittsburgh por reunión del G-20

09UTC27UTCDomingo0125

La Guardia Nacional, la policía y otras unidades militares estadounidenses reprimieron a los ciudadanos con gases lacrimógenos y cañones de sonido actualmente implementados en respuesta a la protestas “no permitidas”, el primer día de la cumbre del G-20 en el centro de Pittsburgh – grupo que reúne a las principales economías industrialiuzadas y emergentes.
pittsburgg2004Cabe señalar que son 2.500 efectivos de la Guardia Nacional, Infantería de Marina y la Fuerza Aérea están en Pittsburgh para proporcionar “seguridad” para la cumbre del G-20. Su rutina de entrenamiento principal gira en torno a “control de multitudes” y hacer frente a los disturbios civiles.
La acción , fue para dispersar a un amplio grupo de activistas que se manifestaban por las calles de Pittsburgh, donde se inició la tercera cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno.
Según el medio de comunicación prisonplanet.com, “la Primera Enmienda está oficialmente muerta en los Estados Unidos”, es decir, la que protege los derechos a la libertad de religión y a la libertad de expresión. Como ocurre en Chile -en reiteradas ocasiones-, en Pittsburgh la policía reprimió argumentando que se trata de una manifestaciónno permitida o ilegal. pittsburgg2002
Associated Press, muestra fotografías donde la Guardia Nacional aparece en uniforme completo en puestos de control militar -así como en los cortes de carretera en Irak-, y además policías que utilizan gases y aparatos de ondas sonoras para evitar manifestaciones en contra de la reunión internacional.
La prensa independiente considera que la ilegalidad de una manifestación, no es argumento para la provoación de la policía y menos para arremeter con violencia. En este caso, unos 500 activistas, iniciaron una marcha antiglobalización en el barrio de Lawrenceville -uno de los mayores de esta ciudad del estado de Pensilvania-, pero sólo pudieron recorrer unas calles, cuando la policía les ordenó dispersarse recurriendo a un implacable cóctel de gases.

pittsburgg2003

Un manifestante es detenido en Pittsburgh el jueves, 24 de septiembre del 2009, antes de comenzar la cumbre del G-20. (Foto AP/Matt Rourke)

Un manifestante es detenido en Pittsburgh el jueves, 24 de septiembre del 2009, antes de comenzar la cumbre del G-20. (Foto AP/Matt Rourke)

Segunda jornada de protesta

Varios miles de manifestantes desfilaron ayer en Pittsburgh (este de EE.UU.), para expresar su oposición a las políticas del G20, al día siguiente de los disturbios que provocaron la detención de decenas de personas.
Cientos de manifestantes hicieron sonar tambores, bailaron y sostuvieron carteles a favor y en contra de asuntos tan diversos como los derechos humanos y la guerra durante una marcha por la ciudad donde se reunía el Grupo de los 20 países desarrollados y economías emergentes.

pittsburgh630

Concentrados al mediodía en seis puntos diferentes de la ciudad, los manifestantes se dirigieron en calma hacia un parque, que se encuentra, como prometió el joven alcalde de la ciudad, a una distancia “audible y visible” del centro de conferencias donde estaban reunidos los jefes de Estado y de gobierno de los principales países desarrollados y emergentes.
Un cortejo colorido, en el que se pudieron ver bonzos birmanos vestidos de color ocre, pacifistas del grupo “Code Pink” vestidos de rosa y ecologistas con gorros verdes, ocuparon centenares de metros de calles rodeados por un importante dispositivo policial.
Manifestantes llevaban carteles afirmando que “El capitalismo no funciona”, o convocando a “Salvar el clima”.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: