Sexo de la atleta Semenya se ha convertido en un asunto político: Surafrica se queja ante CIDH de la ONU

08UTC25UTCMartes0136

*Los tests de asignación sexual a los que está siendo sometida la atleta sudafricana Caster Semenya se convierten cada vez más en un conflicto político y deportivo, después de que Sudáfrica anunciara que reclamará ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas por violación a la privacidad de la atleta de los 800 metros planos

a14n1dep-1.jpgsemenya

Unos análisis previos a los Mundiales de Berlín revelan que la campeona de 800 metros, Carsten Semenya, registra tres veces más testosterona de lo normal según el diario británico Daily Telegraph. En estos momentos Semenya está siendo sometida a un exhausto reconocimiento que determinará si la surafricana es hombre o mujer. Los resultados se conocerán en unas semanas.
El Daily Telegraph también afirma que en el caso Semenya podría estar implicado el seleccionador surafricano Ekkart Arbeit, ex entrenador de la Alemania Oriental, que fue acusado de dar tantos anabolizantes a una mujer que se vio obligada a cambiar de sexo y convertirse en hombre.
Los tests de asignación sexual a los que está siendo sometida la atleta sudafricana Caster Semenya se convierten cada vez más en un conflicto político y deportivo, después de que Sudáfrica anunciara que reclamará ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ello luego que a través de Internet se dieran a conocer unas imágenes de su juventud, donde se le ve claramente con ropa de hombre.

482619_400.jpgsemenyahombre

Butana Komphela, presidente de la comisión de política deportiva en el Parlamento sudafricano, aseguró que la queja estará dirigida a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) por haber socavado de manera considerable “los derechos y la vida privada” de Semenya.. El padre de la atleta ya habló claro: “Que la dejen en paz. Es mi niña, la vi nacer y la crié”. Ahora toca el turno de que los médicos den su veredicto. Un caso complicado este de Semenya.
Entre las anecdotas que se pueden contar por las complicaciones que tiene la surafricana por su apariencia física fue en una gasolinera.
“¿Acaso quieres que te muestre mi sexo?”, fue la respuesta de Semenya cuando el empleado de una gasolinera en Sudáfrica puso en duda que fuera una mujer. La musculatura, el bello facial y la apariencia general de la atleta despertaron sus dudas.
Las sospechas con respecto al género de Semenya, de 18 años, surgieron no solo por su aspecto, sino porque este año, en los campeonatos africanos, rebajó en ¡siete segundos! su marca personal en 800 para dejarla en 1:56.72, la mejor del mundo este año.
“Entendemos que la gente pueda hacerse preguntas porque ella parece un hombre. La curiosidad es humana”, comentó Seme, que ilustró la cuestión con una anécdota.
Una vez, en Ciudad del Cabo, se pararon a repostar en una gasolinera y la atleta aprovechó para visitar los lavabos. Un empleado de la estación, al verla dirigirse al de mujeres, le indicó la dirección del de los hombres, convencido de que lo era.
“Caster, con una sonrisa, le dijo que si tenía que bajarse los pantalones para demostrarle que era una mujer”, recuerda su entrenador, que, por su parte, no tiene ninguna duda sobre el sexo de su discípula.
Por lo pronto, miles de personas recibieron hoy en Johannesburgo, como una heroína, a la campeona del mundo de 800 metros, Caster Semenya, a su regreso de Berlín, donde obtuvo la medalla de oro en los Campeonatos del Mundo de Atletismo y se donde se puso en duda su feminidad.
A la llegada del equipo sudafricano de atletismo, miles de personas arrollaron y superaron el cordón policial situado a la entrada de la terminal internacional del aeropuerto “Oliver Tambo”, de Johannesburgo, para acercarse a Semenya.
Los concentrados, que rechazan las pruebas de verificación de sexo solicitadas a la atleta, repitieron gritos de “viva Semenya” y “viva Sudáfrica”, mientras hacían sonar pitos y “vubuzelas”, las ruidosas trompetas que usan los hinchas sudafricanos para animar a sus equipos en las competiciones deportivas.
Grupos de mujeres con carteles con la fotografía de Semenya, en los que se leía “nuestra dama del deporte”, bailaban frente a un estrado situado delante de la terminal internacional del aeropuerto, alrededor del que se situaron los miembros del equipó nacional de atletismo.

Miles_personas_recibieron_hoy_Johannesburgo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: