Hitler tenía malos recuerdos de su ‘epoca’ escolar: le obsesionó la Deutsch Jugend, es decir la juventud alemana

08UTC14UTCViernes1149


*” Cuando pienso en mis profesores me doy cuenta de que buena parte de ellos eran unos anormales. Cuanto más tiempo pasa, más me convenzo de ello.
* No puedo soportar a los maestros de escuela. Como siempre, las excepciones confirman la regla y esto explica por qué la juventud se apega tanto a los que forman la excepción.
* ¿Creen ustedes que hay necesidad de enseñar geometría, física y química a un muchacho que ha decidido consagrarse a la música?
* No hay por que atiborrar de cosas inútiles la cabeza de los niños. Cuando se les interroga dos o tres años después de haber dejado la escuela, uno se da cuenta de que, prácticamente, lo han olvidado todo. Es pues una necesidad enseñarles únicamente aquello que ha de serles útil en la vida práctica”…Hitler (sic)

Un grupo de fanáticos dirigidos por Adolph Hitler, un político neurótico sin cultura y educación, convirtieron la sociedad alemana conocida por su sofisticación y complejidad en un Estado de partido único dominado por el odio racial y encaminado a la guerra. Los nazis se ganaron el corazón y la mentalidad de los ciudadanos alemanes, trastornaron la ciencia, la religión y la cultura, y transformaron la economía, la educación, el derecho y el orden en su camino para alcanzar el dominio absoluto de la política y la sociedad, siendo los acontecimientos más trascendentales de la dictadura: la Noche de los Cuchillos Largos, las Leyes antisemitas de Nuremberg, los Juegos Olímpicos, los pogromos, la precipitación a la guerra.”.
En ese contexto de 1933 al 39, miles de ciudadanos contrarios al partido nazi fueron enviados a campos de concentración y se eliminó cualquier asomo de oposición. Su mayoría parlamentaria le permitió aprobar una ley que transfería al partido nazi el control de la burocracia y del sistema judicial, reemplazaba los sindicatos por un Frente del Trabajo alemán dirigido también por los nazis y prohibía todos los partidos políticos excepto el Nacionalsocialista. Las autoridades nazis tomaron el control de la economía, los medios de comunicación, la educación y todas las actividades culturales haciendo depender los puestos de trabajo de la lealtad a su ideología.

Adolf_Hitler_01.jpgniños

Fuente: Conversaciones sobre la Guerra y la Paz

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: