Bruce Springsteen demostró en Bilbao que es ‘el Boss’

07UTC27UTCLunes1245

*Desde el primer minuto el Boss se hizo con los 36.000 asistentes; y es que, primero las notas del mítico “Desde Santurce a Bilbao” con una acordeón y seguido un “Kaixo Bilbao, pozik nago! (¡Hola Bilbao, estoy feliz!) de boca de Bruce Springsteen hicieron vibrar a la catedral

…”Estamos esta noche en Bilbao..vamos a liar todos..Nosotros ponemos la música y vosotros el RUIDO!!…”

Así comenzó el rockero Bruce Springsteen su apertura del concierto ante 36.000 personas que disfrutaron durante tres horas lo mejor del repertorio del cantante en este tour Working on a Dream que comenzó con una apoteósica y emotivo saludo a los asistentes con la mítica “Desde Santurce a Bilbao”.
Acompañado por el legendario grupo, The E Street Band, Bruce Springsteen hizo vibrar con sus canciones a las 36.000 personas reunidas anoche en el estadio bilbaíno de San Mamés.
El Boss ha iniciado en Bilbao la parte española de su gira europea, que incluirá Benidorm (28 de julio), Sevilla (30 de julio), Valladolid (1 de agosto) y Santiago de Compostela (2 de agosto).
Con media hora de retraso, a las 22:00 de la noche, Springsteen apareció en el escenario con una camiseta negra bajo un chaleco del mismo color y sus inseparables vaqueros.
Desde el primer minuto el Boss se hizo con los 36.000 asistentes; y es que, primero las notas del mítico “Desde Santurce a Bilbao” con una acordeón y seguido un “Kaixo Bilbao, pozik nago! (¡Hola Bilbao, estoy feliz!) de boca de Bruce Springsteen hicieron vibrar a la catedral.
bruce-springsteenEl concierto comenzó enérgico con canciones como “Hungry Heart”, la coreada “Badlands” o uno de los pocos temas del último disco “Working on a dream” que ha incluido en el repertorio, “Outlaw Pete”.
En un escenario parco, con dos pantallas gigantes en los laterales para que los más lejanos pudieran seguir el espectáculo y otra central en la que se han proyectado imágenes de desiertos, constelaciones y nubes, el Boss y su banda han dado paso a temas como “Working on the highway” y “Murder incorporated”.
El rockero de Nueva Yersey, pidió al público de Bilbao “liarla esta noche con música, espíritu y ruido”, supo ganarse a la audiencia sin escatimar energía y con mucha simpatía.
59 años, tres horas largas de movimiento sin descanso y una sensación: Springsteen es el Boss.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: