40 años del primer alunizaje de una nave tripulada por el hombre en la Luna

07UTC20UTCLunes1201

*Hace exactamente 40 años, la carrera espacial lograba la concreción, tras varios intentos fallidos, de un hito fundamental: el primer alunizaje de una nave y el envío de información fotográfica desde la superficie de la Luna hacia la Tierra.

El logro corresponde a los científicos soviéticos quienes un día como hoy, pero de 1966, hicieron que la Lunik 9, una nave no tripulada, se posara suavemente sobre el Océano de las Tormentas lunar.
Los científicos de la NASA quedaron perplejos: en plena guerra fría, los soviéticos se les habían adelantado. Pero tres años después, el 21 de julio de 1969, los norteamericanos redoblaron la apuesta, y opacaron ampliamente el logro soviético: fue cuando Neil Armstrong, el comandante de la Apolo XI, se convirtió en el primer hombre que puso un pie en la Luna.
Durante 8 horas y cinco minutos, la Lunik 9 envió por radio, desde el suelo lunar, tres series de fotografías televisivas que, una vez ensambladas, mostraron una vista panorámica de las inmediaciones, hasta un radio de un kilómetro y medio.
La nave pesaba 99 kilos y su lanzamiento se realizó el 31 de enero de 1966 a las 11.45 GMT desde el cosmódromo de Baikonur, en Tyuratam. Tres días más tarde, cumplía su cometido.
Una vez que alunizó, la sonda, de forma esférica, se abrió en cuatro pétalos para estabilizarse, dejando al descubierto cuatro antenas, con el objeto de tomar fotografías del ambiente lunar.
La Lunik 9 (luego rebautizada Luna 9) formó parte del Programa Lunik de la antigua Unión Soviética, que tuvo por objetivo llegar con naves no tripuladas a la Luna.
Así, mientras la Lunik 3 logró fotografiar la cara oculta, sin alunizar, la Lunik 9 logró posarse suavemente y la Lunik 10 orbitar por primera vez el satélite. Posteriormente, dos vehículos Lunahod lograron pasearse por su superficie.
Tras el alunizaje de la Apolo 11 tripulada, la nave Lunik 16 trajo unos gramos de polvo lunar a la Tierra. Por su parte, los norteamericanos desarrollaron en aquellos tiempos el Programa Ranger –que estrellaba sus naves contra la Luna para lograr fotos detalladas– pero sólo las Ranger 7, 8 y 9 lograron su objetivo.
El Programa Lunar Orbiter, también estadounidense, logró poner cinco naves no tripuladas en órbita lunar entre los años 1966 y 1967 para cartografiarla y ayudar al Programa Apolo a poner un hombre en la Luna.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: