Latinoamerica cierre filas entorno de Zelaya

06UTC29UTCLunes1237

zelaya7(7196)
Los países sudamericanos cerraron hoy filas en torno al presidente hondureño Manuel Zelaya, quien hoy fue víctima de un golpe de Estado y conducido por militares a Costa Rica.
Los gobiernos sudamericanos coincidieron en rechazar el quiebre a la democracia en el país centroamericano, que contraviene las disposiciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), y solicitar la inmediata restitución en el poder de Zelaya.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, encabezó desde temprana hora el movimiento regional en defensa de la institucionalidad hondureña y de la restitución de Zelaya en el cargo luego que éste fuera secuestrado por militares y trasladado a Costa Rica.
En Chile, el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet repudió el golpe de Estado contra Zelaya porque “violenta el orden constitucional” y exigió el restablecimiento en el poder del gobernante.
Indicó que las acciones contra el gobierno de Zelaya “contravienen de manera flagrante las disposiciones de la carta de la OEA y sus instituciones fundamentales” y exigió el restablecimiento de la democracia y la reinstalación inmediata de Zelaya.
En Argentina, la presidenta Cristina Fernández, al condenar la salida de Zelaya del poder, advirtió que el golpe de Estado que sufrió el mandatario hondureño remite a las peores “barbaries” sufridas en América Latina.
“Estoy sumamente preocupada por la situación de Honduras, las Fuerzas Armadas acaban de secuestrar al presidente constitucional en un hecho que nos remonta a la peor barbarie de Latinoamérica”, dijo.
“Estoy muy conmovida, escuché las declaraciones de la canciller hondureña (Patricia Rodas) que relataba lo que ha sido un verdadero golpe de Estado, ella contaba también la responsabilidad de un importante grupo mediático en la consecución del golpe”, lamentó. “Este es un momento muy sombrío, nos recuerda los peores momentos de la historia latinoamericana”, precisó la gobernante argentina.
Fernández adelantó que “vamos a impulsar la convocatoria de todas las organizaciones, incluida la Unión Suramericana de Naciones, aunque Honduras no forme parte, para exigir el cumplimiento a rajatabla de la carta democrática de la OEA”.
El gobierno brasileño, condenó “en forma vehemente” el secuestro del presidente Zelaya y subrayó que las acciones militares realizadas este domingo en Honduras atentan contra la democracia y no se relacionan con el desarrollo político de América Latina.
“Eventuales asuntos de orden constitucional deben ser resueltas en forma pacífica, por el diálogo y en el marco de la institucionalidad democrática”, apuntó el texto divulgado este domingo por la cancillería.
“El gobierno brasileño se solidariza con el pueblo hondureño y convoca que el presidente Zelaya sea inmediata e incondicionalmente repuesto en sus funciones”, subrayó.
En Venezuela, el presidente Hugo Chávez advirtió a los altos mandos militares de Honduras que si atropellan a su embajador en ese país, Manuel Laguna Laguna, “entrarían en estado de guerra, de facto”, por lo que puso en alerta a las Fuerzas Armadas.
“Si nuestra embajada fuera atropellada, si nuestro embajador fuera secuestrado o atropellado, esa junta militar de gobierno que está allí (en Honduras), aún cuando no da la cara, estaría entrando en estado de guerra de facto”, precisó el mandatario venezolano. Recalcó “tendríamos nosotros que actuar incluso militarmente, estamos obligados. Yo no puedo quedarme cruzado de brazos aquí, sabiendo por teléfono que están masacrando a mi embajador”.
“He puesto en alerta a la Fuerza Armada Bolivariana Venezolana, pero en una prueba suprema como esta no podemos ceder ante los gorilas. Yo soy un soldado y aquí en Venezuela los hemos derrotado históricamente. No podemos permitir que vuelva el gorilato”, acotó.

Venezuela put his troops on alert

Venezuela’s President Hugo Chavez on Sunday put his troops on alert over a coup in Honduras and said he would respond militarily if his envoy to the Central American country was killed or kidnapped.
Chavez said Honduran soldiers took away the Cuban ambassador and left the Venezuelan ambassador on the side of a road after beating him during the army’s coup against Honduran President Manuel Zelaya.
The Honduran army ousted Zelaya and exiled him on Sunday in Central America’s first military coup since the Cold War, after he upset the army by trying to win re-election.
Chavez, on state television, said if the Venezuela ambassador was killed, or troops entered the Venezuela embassy, “that military junta would be entering a defacto state of war, we would have to act militarily.” He said, “I have put the armed forces of Venezuela on alert.”
The socialist Chavez leads a group of leftist countries that includes the government of Honduras and he has in the past threatened military action in the region but never followed through.
Chavez said that if a new government is sworn in after the coup it would be defeated.
“We will bring them down, we will bring them down, I tell you,” he said.
Some Latin American leaders from Chavez’s ALBA coalition are planning to meet in Nicaragua to discuss what action to take over the situation in Honduras. ALBA’s nine members include Bolivia, Cuba, Ecuador, Honduras and Nicaragua.
Ecuador said on Sunday it will not recognize any new government in Honduras.

El gobierno ecuatoriano rechazó, por su parte, el golpe de Estado en Honduras, exigió el restablecimiento de Zelaya al ejercicio de su mandato y solicitó una reunión del Grupo de Río para analizar la situación en la nación centroamericana.
“El gobierno del Ecuador rechaza enérgicamente el golpe de Estado” contra Zelaya porque constituye “un acto violatorio de las más elementales normas de convivencia democrática y del derecho internacional”.
Anticipó que Ecuador “no aceptará cualquier pretensión de invocar la sucesión presidencial para justificar esta clara ruptura del orden constitucional de Honduras” ni reconocerá a un gobierno que no sea el de Zelaya.
El gobierno peruano expresó su más enérgica condena a la ruptura del orden constitucional ocurrido en Honduras y llamó a “preservar la institucionalidad democrática dentro del pleno respeto al Estado de Derecho y el ordenamiento jurídico de Honduras”.
La cancillería indicó en un comunicado que la administración del presidente Alan García apoya en forma decidida los esfuerzos en curso por parte de la OEA para la restitución democrática en el país centroamericano.
Añadió que la restitución del orden debe realizarse conforme a los principios de la Carta de la OEA y de la Carta Democrática Interamericana.
En Colombia, el gobierno del presidente Alvaro Uribe Vélez se declaró consternado por el golpe de estado contra Zelaya y llamó al restablecimiento del orden constitucional en ese país. Precisó que “rechaza que se haya separado del poder por la fuerza al señor presidente constitucional y democráticamente elegido, Manuel Zelaya Rosales” y respaldó las determinaciones de la OEA respecto a este tema.
El gobierno del presidente paraguayo Fernando Lugo, condenó también el golpe de Estado perpetrado en Honduras y manifestó su preocupación por la situación de Zelaya, quien fue llevado por militares a Costa Rica.
El canciller paraguayo Héctor Lacognata indicó en un comunicado de prensa que Lugo se encuentra articulando acciones, en su calidad de presidente temporal del Mercado Común del Sur (Mercosur), ante otros miembros del bloque y la Organización de Estados Americanos (OEA).
Apuntó que “está realizando intensas gestiones ante la OEA, a través del secretario general José Miguel Insulza, y ante las cancillerías de los Estados Parte del Mercosur para articular medidas conjuntas que permitan la restitución de las instituciones democráticas”.
En Bolivia, el presidente Evo Morales condenó el golpe militar en Honduras e hizo un llamado a los organismos internacionales a repudiar esta “afrenta a la democracia latinoamericana”.
En conferencia de prensa, el gobernante llamó a los organismos internacionales, a los movimientos sociales de Latinoamérica y del mundo y a los presidentes y gobiernos a condenar y repudiar el golpe de Estado en Honduras. Morales respaldó a Zelaya y mostró su preocupación por lo que sucede en el país centroamericano frente a lo que consideró una “emergencia internacional”.

Dónde está la canciller Patricia Rodas?

la-canciller-de-honduras-patricia-rodasEl nuevo presidente de facto Micheletti anuncio que Enrique Ortez Colindres es el nuevo canciller en sustitucion de Patricia Rodas,secuestrada por militares encapuchados y llevada a la fuerza supuestamente a una base militar.Se han negado rumores que la canciller Rodas hubiera salido vía México o Costa Rica.
La viceministra de Relaciones Exteriores de Honduras, Beatriz del Valle, expresó hoy su preocupación por la integridad física de la titular de la cancillería del país, Patricia Rodas.
Estamos muy preocupados por su seguridad personal, subrayó la vicecanciller en entrevista ofrecida a la cadena Telesur, en la que condenó enérgicamente el secuestro de Rodas por militares encapuchados.
Es una conducta brutal que recuerda el comportamiento de las dictaduras militares en América Latina, destacó también el canciller cubano, Bruno Rodríguez, quien narró desde La Habana cómo se produjo la detención de Rodas, junto a la de los embajadores de Cuba, Nicaragua y Venezuela en la nación centroamericana.
Los uniformados, quienes portaban armas largas, irrumpieron por la fuerza en la vivienda de la canciller hondureña y contra toda norma del derecho internacional golpearon y empujaron a los diplomáticos extranjeros y sustrajeron en forma violenta a Rodas, denunció Rodríguez.
Este domingo el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos, Roy Chaderton, condenó el referido incidente en una reunión de emergencia de ese organismo regional.
Los secuestrados fueron golpeados por los militares, recalcó el diplomático.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: