El Grupo Kiss hizo vibrar Caracas

04UTC21UTCMartes0414

Uno de los “mejores conciertos vistos en el país” era el comentario común entre el río de personas que el viernes en la noche plenaron el estacionamiento de La Rinconada, en Caracas, para presenciar en vivo al grupo Kiss.
Y ciertamente un espectáculo de luces, sonido, fuegos artificiales y mucho rock dejó sin aliento a todos y con lágrimas en los ojos a algunos de los más “duros” fanáticos que esperaron por 37 años para ver en suelo venezolano a la banda estadounidense nacida en los años 70.
Electrocirkus y Arcángel Reunión –encabezada por el ahora rockero de la revolución Paul Gillman- se encargaron de servir la antesala por Venezuela. Sin embargo, algunas de la interpretaciones de Gillman fueron abucheadas por los “metaleros” presentes, quienes le gritaban “traidor” y “detractor”.
Pero pronto a las 9:36 pm llegó el momento esperado, el grupo formado por Gene Simmons (bajo y voz) Paul Stanley (voz y guitarra), Tommy Thayer (guitarra principal) y Eric Singer (batería), con su clásico maquillaje blanco y negro estilo kabuki en el rostro, salieron tras una cortina gigante en la que se leía el nombre de la banda.

Lluvia y fuego
Wont Get Fooled Again y Deuce iniciaron una noche que marchaba en ritmo ascendente hacia el delirio. Cuatro pantalla gigantes servían de marco al escenario. En ese momento, unos minutos de lluvia amenazaron con “aguar” el show, pero pronto las nubes cargadas se disiparon. Con sus característicos trajes de cuero y zapatos de plataforma Kiss cantó éxitos como Hotter Than Hell, Strutter y Got To Choose.
Simmons exhibió sin pudor su legendaria lengua, mientras Stanley tuvo algunas ocurrencias que pusieron el toque de humor al espéctáculo –en un extraño popurrí-, fusionó un trozo de Escaleras al Cielo de Led Zepellin, seguida de Guantanamera y la ranchera Cucurrucucú Paloma.
“No hablo mucho español pero los entiendo y están en mi corazón”, dijo Stanley a los presentes.
Nothing To Lose, Parasite y She siguieron en el repertorio. Rockeros de vieja data, jóvenes y hasta niños formaban parte de un diverso público que no dejaba de aplaudir.
Thayer demostró su habilidad dejando escuchar un solo con su guitarra, de la cual salieron disparos de fuegos artificiales. Let Me Go RockRoll y Black Diamond también formaron parte del repertorio.
Uno de los momentos cumbres de la noche se vivió a las 11:00 am. Kiss interpretó RockRoll All Night, en medio de luces, fuego, papelillos y el grito de los presentes. Cerca de la tarima, una pareja abrazada, lloraba mientras coreaba el estribillo.

Volando en el escenario

Tras un intermedio, siguieron Shout It Out Loud, Lick It Up y Forever. Simmos hizo su ritual de “vampiro” o demonio con sangre en la boca y posteriormente fue elevado como si volara hasta el techo donde alcanzó una encumbrada tarima. Allí continúo su interpretación de I Love It Loud.
I Was Made For Lovin You, fue el segundo momento de conmoción para los espectadores, ya con los cuatro integrantes de la banda sobre el escenario.
Para mayor disfrute de los presentes Paul Stanley también fue “elevado” con cables, pero esta vez sobre las cabezas del sorprendido público, hasta la parte de atrás del terreno de La Rinconada donde se ubicaban las cónsolas y luces.
La noche de rock clásico finalizó con Detroit Rock City, y una impresionante explosión de fuegos artificiales
Dos horas duró el concierto que según apuntaron muchos de los asistentes, permanecerá en la memoria de los
venezolanos por décadas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: