La seducción de Obama en Cumbre de las Américas en fotos

04UTC19UTCDomingo1101

Backstage de la Cumbre

Inquietos, los 32 Jefes de Estado y de Gobierno del continente americano, tardaron en colocarse para la foto. Sólo dos mujeres en la pose: Michelle Bachelet, vestida de rosa pálido, y Cristina Fernández, de falda estampada con flores y un saco turquesa.
Colocados por orden alfabético, los de la B quedaron al centro: Belice, Brasil y Bolivia, con Evo Morales luciendo un traje oscuro con motivos indígenas confeccionado por la diseñadora andina Beatriz Canedo Patiño, de Alpaca Designs.
A la extrema derecha del escenario, el mexicano Calderón quedó semioculto tras Óscar Arias y Álvaro Uribe, mientras que Barack Obama terminó escoltado por Elías Saca de El Salvador y el premier anfitrión Patrick Manning.
Rafael Correa no paraba de hablar y Obama gritaba para que todos voltearan a las cámaras. Era la ceremonia de la fotografía oficial. Pero había más relajo que ganas de retrato.
De repente, Stephenson King, un hombre alto y fornido de 51 años de edad, premier de la isla de Santa Lucía de apenas 150 mil habitantes, negro como el ébano, que hacía parecer pálido a Obama, tocó la espalda del inquilino de la Casa Blanca.
Obama volteó y lo miró a los ojos. En un rápido movimiento, como acto de magia, King hizo aparecer el libro “Dreams from my father”, la biografía del actual Mandatario estadounidense convertida en best seller.
Sin rubor, ahí entre Presidentes, lo descansó al aire, a la altura del pecho de Obama y le pidió con una sonrisa infantil que se lo dedicara.
Obama tomó su pluma y firmó en la primera página del libro, con extrema atención. Denzil Douglas gobernante de la diminuta Saint Kitts y Nevis, también se acercó a Obama para estrecharle la mano y el Presidente norteamericano lo saludó con afecto.
Era suya la reunión que, a decir de distintos participantes, acometió con humildad. Participó en todas las mesas plenarias, habló en igualdad de circunstancias, ofreció relación de iguales y, desde luego, se dejó querer por sus pares, y funcionarios que les acompañaban.
La canciller salvadoreña -en traje de satén rosa-,no se aguantó las ganas. Antes de que iniciara la jornada matutina le pidió que posara junto a ella para un foto. Se la tomaron con una cámara pequeña y con un celular.
La canciller Marisol Argueta estaba feliz por el detalle. Ella dejará pronto el cargo ya que el gobierno de su partido, el derechista ARENA, será relevado por el equipo de Mauricio Funes, un periodista hecho Presidente en representación del izquierdista FMLN.
“Nos felicitó Obama por los avances democráticos en El Salvador, particularmente en esta etapa de nuestra historia”, contó orgullosa Argueta. Y ella le contestó, según su versión, que “esperábamos que todos los países del hemisferio trabajaran conjuntamente en las prioridades establecidas de seguridad y protección del medio ambiente.
También le comenté que habíamos manejado una relación excelente con Estados Unidos y que sabíamos que así se iba a mantener”.
Tocar a Obama, saludarlo y no lavarse las manos, oírlo, seguirlo, sonreírle, esperar a ver su rostro por si volteaba con un saludo o una seña. Todos querían estar con Obama, quien repartió su tiempo entre plenarias y reuniones por bloque o región.
Se reunió temprano con los países agrupados en Unasur, cuya presidencia ostenta la chilena Michelle Bachelet. Fue ahí cuando Hugo Chávez se paró de su asiento, recorrió parte de la media luna de lugares que le separaban hasta llegar con Obama y regalarle el libro de Eduardo Galeano, biblia preparatoriana y universitaria hace tres décadas, “Las venas abiertas de América Latina”.
El grupo estaba alborotado. Previamente, periodistas y camarógrafos que aguardaban fuera del salón dieron portazo en la sesión programada como privada.
En el tropel dejaron sin luz al salón y Obama pronto respondió: “¿quién apagó la luz?” e instó a tener un encuentro tranquilo, sin aspavientos.
Varios de los gobernantes que saludaron a Obama estaban en la política incluso desde antes que él naciera. Otros llevan hasta tres mandatos. Muchos tardaron en llegar al poder tras décadas de lucha, de represión, de cárcel o de exilio.
Lula, Tabaré, Evo, Bachelet. Obama con apenas una década de actividad política en una vertiginosísima carrera ya es par y, por lo visto, líder del conglomerado.
“Tengo mucho que aprender y muchas ganas de escuchar”, fue la frase que soltó en su reunión con mandatarios centroamericanos.
En una de las gráficas, por cierto encontramos al dirigente político de Panamá y cantante Rubén Blades de quien coloco un tema musical llamado precisamente “Buscando América” en vivo para recrear todas esas fotos con significado latinoamericano de la Cumbre de Trinidad-Tobago.
http://www.goear.com/files/sst4/bcd29f2db2721ad1570390e1bc6d1711.mp3″

362cb_trinidad_americas_summitsffskyboxwideprod_affiliate561

cristinaslide_1412_20210_large1

evoslide_1412_20216_large1

hillaryslide_1412_20217_large2

correaslide_1412_20218_large2

lulaobama9497262b3e21ae822d0a46faa18200442

nicaraguaslide_1412_20224_large1

obamaycanciller-de-elsalvadorslide_1412_20219_large1

reporterasslide_1412_20222_large1

1240108173_ortega-y-obama

obama-y-beliseslide_1412_20211_large

ctg_nal_obama_visitara_a_colombia1

bacheletsitslide_1412_20214_large

316_1240107501_obama-y-blades

obama2108744w-301xxx801

cham1704092680b

TRINIDAD Y TOBAGO/CUMBRE AMERICAS

cavuribcristinainterior

SUMMIT-AMERICAS/

SUMMIT/AMERICAS

en-plenaria3451969297_a5737d14b9_b1

plenariaother3451969227_9dc9b8a9e8_b

TRINIDAD-AMERICAS-SUMMIT-OPENING

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: