Geologo pronosticó hace una semana terremoto en Italia

04UTC06UTCLunes0609

Hace más de un mes que Giampaolo Giuliani, investigador en el Laboratorio Nacional del Gran Sasso, predijo que se produciría un terremoto en estas fechas. Sin embargo, fue acusado de “idiota” y “alarmista” por el que ahora es el responsable de los servicios de rescate.
Este geólogo avisó de que en la zona donde se produjo el sísmo se producirían distintas réplicas y un posible terremoto “catastrófico” para el domingo 29 de marzo.
Sin embargo, una semana se demoró su predicción.
Pero sus manifestaciones fueron mal vistas por las autoridades e incluso el jefe de Protección Civil Italiana le acusó de “idiota” y “alarmista” puesto que, a su juicio, estos fenómenos no se pueden predecir, según el Corriere della Sera.

Un día después de esta catástrofe toda Italia se pregunta si este suceso se podría haber evitado. Giuliani ha sido claro: “no es cierto que no se podía predecir”. De hecho, ha asegurado que desde hace diez años podían predecir los eventos de este tipo en una distancia de 100-150 kilómetros. Incluso, sus predicciones acerca del 29 de marzo se cumplieron en parte porque en Sulmona se produjo un sísmo de más de cuatro grados en la escala Richter.
Más de un centenar de víctimas

Un terremoto de magnitud 6,3 en la escala de Ritcher ha sacudido esta mañana el centro de Italia. El panorama es desolador: casas derrumbadas, coches volcados, carreteras rajadas por la mitad.
Según los últimos datos oficiales, más de 100 personas han perdido la vida, aunque las autoridades italianas temen que haya muchos más muertos por el alto número de edificios destruidos. Así lo ha confirmado al Pais de España el ministro de Interior, Roberto Maroni: “Tememos que haya entre 100 y 150 víctimas mortales”. El Gobierno italiano ha decretado el estado de emergencia ante la dramática situación. “Algunos de los pueblos en el área están virtualmente destruidos en su totalidad”, ha dicho Gianfranco Fini, presidente de la cámara baja del parlamento, luego de un minuto de silencio en honor a las víctimas.
Tras el peor sísmo registrado en Italia en las últimas décadas, los equipos de salvamento han levantado tiendas de campaña para resguardar a los cientos de damnificados que lo han perdido prácticamente todo y para quienes temen volver a sus casas por las réplicas que se han sentido a lo largo del día.

El epicentro del sísmo, que se ha podido sentir en Roma, se registró en torno a las 3.30 horas de este lunes a cinco kilómetros de profundidad en un punto muy cercano a la localidad de L’Aquila, ciudad medieval levantada en el siglo XIII que es la capital de Abruzzo y el lugar más afectado por los temblores. Con unos 70.000 habitantes y situada a unos 85 kilómetros al noreste de Roma, L’Aquila se caracteriza por sus calles estrechas y edificios antiguos del renacimiento. Los testimonios de los propios vecinos de la localidad hablan de escenas de horror.
Numerosos edificios del casco histórico de L’Aquila han sufrido daños, como la catedral, y otros se han derrumbado, entre ellos parte de un instituto llamado la Casa del Estudiante y la torre de la iglesia de Alma Santa. Fuentes de los servicios de emergencias han señalado que puede haber varias víctimas más bajo los escombros, según informa el diario italiano La Repubblica.

Estado de Emergencia
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha cancelado su viaje a Moscú a causa del terremoto y se ha desplazado a la ciudad de L’Aquila. Berlusconi, que ya ha firmado el estado de emergencia nacional, tenía previsto acudir hoy a Rusia en visita oficial. El primer ministro ha dicho a los periodistas que ahora la preocupación es enfocarse en las labores de rescate. “Después podemos discutir acerca de si los terremotos se pueden predecir”, ha dicho Berlusconi en referencia a la polémica desatada por un sismólogo que advirtió de que se produciría un gran seísmo en esta zona por estas fechas y que fue desautorizado por el Gobierno.

La sacudida ha sido tan fuerte que todavía se desconoce el alcance real del sísmo.
Ultima Hora

Dos fuertes réplicas han sembrado de nuevo el pánico en L’Aquila esta mañana. Al primero que se produjo hacia las 11.26 hora local (09.26 GMT) de una magnitud de 4,3 grados en la escala de Richer, le ha seguido otro aún más fuerte seis minutos después. El número de muertos ya ha alcanzado los 228 en la zona que rodea el epicentro del terremoto registrado este lunes en la región de Los Abruzos, en el centro de Italia. La noche ha sido especialmente dura para las 100.000 personas que han tenido que ser evacuadas. En L’Aquila, también hay lugar para la esperanza: los equipos de rescate han encontrado con vida a cien personas a lo largo de la noche.

Un sismo de magnitud 5,6 sacudió el martes la región central de Italia destruyendo algunas estructuras en la ciudad de L’Aquila, seriamente dañada en un terremoto en la madrugada del día anterior, dijeron autoridades.
No se reportaron víctimas en el último temblor, dijo un funcionario italiano.
El terremoto del lunes causó la muerte de al menos 207 personas y 1.500 heridos, además de destruir viviendas, antiguas iglesias y edificios históricos.
Una réplica anterior se sintió hasta en Roma, 100 kilómetros al este de L’Alquila, en la región de Los Abruzos.

Rescatada “nonna” quien hacia ganchillo bajo los escombros
Los servicios de emergencia italianos rescataron a primera hora de esta mañana a una anciana de 98 años que permaneció 30 horas bajo los escombros y esperó a ser socorrida haciendo ganchillo.
Según recogen los medios italianos, Maria d’Antuono estaba durmiendo en su casa de Tempera, cercana al epicentro (centro de Italia), cuando fue sorprendida por el seísmo que sacudió la zona en la madrugada de ayer.
Tras quedar bloqueada por los escombros, permaneció en su cama haciendo ganchillo hasta que los servicios de emergencia la socorrieron.

Se pueden predecir los terremotos?
Poco después del terremoto que sacudió la región de Abruzzo, en el centro de Italia, un científico italiano aseguró que sus advertencias sobre un posible terremoto en la región fueron acalladas por las autoridades de ese país.
El gobierno, por su parte, desestimó estas acusaciones. Pero más allá de las discrepancias entre este experto y el gobierno, lo cierto es que el terremoto que afectó principalmente la ciudad de L’Aquila pone de relieve las dificultades que enfrentan los investigadores a la hora de anticipar un temblor importante.
Los geólogos tienen un amplio conocimiento sobre la forma en que se mueven las placas tectónicas y pueden hacer predicciones sobre la posibilidad de que se produzca un terremoto basándose en un cuidadoso análisis de datos históricos y de las mediciones de presión y estrés que se están almacenando en una región determinada.
Pero estas advertencias son demasiado generales para ayudar a la gente en un terremoto como el ocurrido en Italia.
Una de las maneras más efectivas que los científicos tienen para predecir un terremoto es registrar las ondas primarias no destructivas que se inician y se esparcen antes de que lleguen las más destructivas ondas secundarias.
Pero, en el mejor caso, esta advertencia llega unos 30 segundos antes de que se produzca el movimiento telúrico, un tiempo insuficiente para colocar a la población a salvo.
Escépticos
Algunos científicos están trabajando en otros métodos para predecir un sismo, como analizar los gases en la atmósfera antes de un terremoto o los cambios que se detectan en los campos magnéticos o eléctricos.
Sin embargo, hasta el momento, ninguno de estos métodos ha sido validado.
Muchos científicos creen que eventualmente se encontrará un método confiable.
El profesor Bob Holdsworth, es el fundador y el director del Grupo de Investigación de la Reactivación, una organización británica que está estudiando los terremotos en Italia.
Él cree que su sistema -que consiste en escanear las fallas geológicas con rayos láser- podría contribuir a detectar posibles temblores.
No sucede al azar, hay un patrón, el problema, por supuesto, es descifrarlo y entonces predecir cuándo tendrá lugar el próximo sismo. Y es muy difícil y nunca podremos saberlo con certeza
Y añadió “lo que tal vez podamos hacer es identificar áreas de mayor y otras de menor riesgo”.
Pero algunos investigadores se mostraron escépticos ante la posibilidad de predecir terremotos de esta manera ya que según ellos, no hay una diferencia visible entre los signos que llevan más tarde a un terremoto devastador y aquellos que no.
Los escépticos recuerdan el caso de Japón, uno de los países con uno de los sistemas más avanzados en detección de sismos, sorprendida por el terremoto de Kobe en 1995.

Urgente-Nuevas Replicas en Los Abruzos
Además de la fuerte réplica ocurrida esta misma tarde, se han registrado otras tres réplicas sísmicas, dos esta madrugada y otra a media mañana, en la región de Los Abruzos (centro de Italia) y han hecho saltar las alarmas. Hay 228 víctimas confirmadas, 17 personas sin identificar y 15 desaparecidos. Además, alrededor de 1.500 personas resultaron heridas por el fuerte temblor.
Cuatro de los cinco estudiantes de la Universidad de Extremadura (UEx) que se encontraban en Italia con una beca “Erasmus”, ya están en España, mientras que el quinto ha decidido permanecer en la localidad de Téramo.

La tragedia ha sido de tal magnitud que unas 100.000 personas de la región de Los Abruzos pasaron la noche al raso, entre movimientos telúricos. Los miembros de Protección Civil y los Carabinieri ya se han hecho casi con el control de la ciudad de L’Aquila, en la que largas colas de evacuados aguardaban bajo los paraguas o plásticos el cobijo prometido.
Los niños, ancianos y heridos han tenido prioridad a la hora de lograr alojamiento en una de las 50 tiendas instaladas en el campo de atletismo de la ciudad medieval, situada a 85 kilómetros al noreste de Roma, de unos 70.000 habitantes y conocida por sus inviernos rigurosos.
Finalmente a media noche todos los concentrados, algunos de ellos todavía en pijama, han recibido un colchón, una sábana, una manta y cojín para reposar la cabeza, mientras los generadores eléctricos brindan luz al campo de refugiados. “Llevo 20 horas sin dormir” comenta una joven, Flavia Cenci, que aguarda plaza junto a su novio.
L’Aquila sabe de terremotos. Otros movimientos sísmicos se llevaron por delante sus iglesias y plazas primitivas a excepción de la Fontana delle 99 Cannelle y la campana del ayuntamiento, que suena todas las tardes 99 veces.
Y una vez más la ciudad de L’Aquila se ha transformado en una ciudad fantasma, con, edificios derrumbados y cerradas las ventanas de los que quedan en pie, mientras sus calles sólo son transitadas por periodistas y por miembros de Protección Civil y bomberos que trabajan en el desescombro.
Las palabras del primer ministro, Silvio Berlusconi, para que los habitantes de la región abandonen sus casas, han hecho decidirse a otros muchos habitantes temerosos a pasar la noche en sus coches.
La situación es sin embargo más trágica en localidades pequeñas como Onna, Paganica y otros pequeños pueblos de la región golpeadas por el sismo y donde ha estallado la polémica por la tardanza en la instalación de los campamentos.
En Onna, de unos 250 habitantes, la mayoría de los ciudadanos están durmiendo en sus coches y otros en el campo deportivo, al igual que en Paganica, con 4.500 vecinos, donde la Asociación Nacional de Alpinistas ha ofrecido una cena caliente para casi 1.500 personas. Mientras tanto, la gente espera la llegada de los 1.200 bomberos y los 1.000 soldados prometidos por Silvio Berlusconi.
Para los habitantes de la región de Abruzzo, donde las guías de viaje dicen que “en pocas regiones se hallará tanta soledad”, supone una sombría predicción.
Deben irse de camping
RTVE.es / AGENCIAS 08.04.2009 – 11:51hEl primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha sugerido a los supervivientes del terremoto de Abruzzo, que están temporalmente alojados en tiendas de campaña, que vivan este trágico momento como “un fin de semana de camping”, según unas declaraciones que ha relaizado a la televisión alemana N-TV.
“Tienen todo lo que necesitan: atención médica, comida caliente … Por supuesto, su vivienda actual es muy provisional, pero con razón, deberían tomárselo como un fin de semana de campamento”, ha llegado a decir ‘il Cavalieri’.
El devastador terremoto que sacudió la región de Abruzzo, en el centro de Italia, y en el que, de momento, han muerto 250 personas, ha dejado a 17.000 personas sin hogar, la mayoría de los cuales ha tenido que alojarse en tiendas de campaña levantadas en los alrededores de L’Aquila.
Además, 100 heridos, un total de poco más de un millar “, están en estado grave y 150 personas fueron retirados vivos de los escombros desde el lunes.

No es la primera vez que Silvio Berlusconi lanza un “mensaje de calma” a la población afectada por el seísmo. Este martes, tras visitar por segundo día consecutivo a los damnificados, les sugirió que se marcharan a la costa a descansar, “que el Gobierno pagaba su estancia”.
En un primer Consejo de Ministros, el Ejecutivo italiano aprobó una ayuda de emergencia de tres millones de euros para los damnificados, aunque los expertos extiman en 1.700 millones de euros la reconstrucción de toda la zona.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: