La emblemática Torre Eiffel cumple 120 años

03UTC31UTCMartes0400

Eiffel, fue construida en 1889 para conmemorar el primer centenario de la Revolución Francesa y es el símbolo de París. Es el monumento más visitado del mundo.effel800
El emblema de París, la Tour Eiffel, cumple este martes 120 años y, a juzgar de los 236 millones de visitantes que acogió desde su inauguración y de los 6 millones que en promedio suben a ella anualmente, es el primer monumento más visitado del mundo.
Llamada inicialmente Tour de 330 Mˆtres (Torre de 330 Metros), es una estructura de hierro pudelado, que fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel y sus colaboradores como epicentro de la Exposición Universal de 1889, que se hizo en París para conmemorar el primer centenario de la Revolución Francesa.
Situada en el extremo del Campo de Marte, a la orilla del río Sena, la Torre Eiffel fue la obra más elevada del mundo hasta 1930, cuando se inauguró el Edificio Chrysler, en Nueva York.
Fue construida por 250 obreros en dos años, dos meses y cinco días, e inaugurada oficialmente el 31 de marzo de 1889, sin que costara la vida de ningún trabajador.
Es decir, salvo la de uno, que concurrió un día feriado con varias copas de vino encima e intentó mostrarle a su novia lo diestro que era en atornillar las estructuras a semejante altura.
Muchos intelectuales de la época la consideraron “un monstruo de hierro”, tal como ahora mismo unos cuantos llaman a la pirámide de cristal del Louvre “una cicatriz en el rostro de París”.
En febrero de 1887, antes de que la Tour Eiffel comenzara a construirse, unos 300 escritores, arquitectos, pintores y compositores firmaron una carta abierta titulada “Protesta de los Artistas contra la Torre del Sr. Eiffel”.
En esa carta, Léon Bloy la llamó “trágica lámpara de calle”, Paul Verlaine “esqueleto de atalaya”, Francois Coppée “mástil de hierro de aparejos duros, inconclusos, confusos, deformes”, Guy de Maupassant “esqueleto gigante falto de gracia” y Joris-Karl Huysmans “este supositorio acribillado de hoyos”.
Pese a tanta propaganda en contra, la torre tuvo durante la exposición un éxito popular inmediato: desde la primera semana y a pesar de que los ascensores no funcionan todavía, 28.922 personas subieron a pie en lo alto y a su término, 2 millones de turistas la habían visitado.
La torre se asienta en un cuadrado de 125 metros de lado y su primer piso, que está situado a 57 metros de altura y mide 4.200 metros cuadrados, soporta el peso de unas 3.000 personas.
Allí, una galería circular en la que hay catalejos y varios mapas orientativos permite una vista de 360 grados sobre París.
En ese piso están inscriptos los nombres de 72 personalidades del mundo científico de los siglos XVIII y XIX; y pueden verse algunas de sus reliquias, entre ellas, una sección de la escalera en espiral que subía hasta la cumbre.
Esta escalera fue desmantelada en 1986 y cortada en 22 secciones, 21 de las cuales fueron vendidas en subasta y adquiridas por coleccionistas, especialmente estadounidenses.
También hay un restaurante, llamado “Altitud 95” porque está a 95 metros sobre el nivel del mar que ofrece, de un lado, una vista panorámica sobre la ciudad y, del otro, una vista hacia el interior de la torre.
El segundo piso, situado a 115 metros, posee una superficie de 1.650 metros y soporta el peso de alrededor de 1.600 personas. Es el que posee la mejor vista: en los días diáfanos se llega a observar desde allí todo lo que hay en 65 kilómetros a la redonda, es decir, más allá del “tout Paris”.
Bordeado de ventanas de cristal y de vallas metálicas de protección, el segundo piso alberga desde 1983 uno de los restaurantes más famosos del mundo, “Le Jules-Verne”, para 95 comensales, cuyas reservas se hacen con un año de anticipación.
El tercer piso, situado a 275 metros sobre el suelo, mide 350 metros cuadrados y soporta el peso de unas 400 personas.
El acceso se hace obligatoriamente por ascensor, ya que la escalera está prohibida al público a partir del segundo piso, y se llega a un espacio cerrado lleno de mapas de orientación.
Al subir algunas escaleras, el visitante llega a una plataforma exterior donde hay una reconstitución del tipo “Museo Grévin” que muestra a Gustave Eiffel recibiendo a Thomas Edison.
Allí funcionó en un principio el laboratorio meteorológico y hacia 1910 fue donde Gustave Ferrié hizo sus experimentos de telegrafía sin hilo.
Encima de la torre fue instalada en 1957 la primera antena de teledifusión, que hoy se multiplicó por 116.
Actualmente, es administrada por la Société d’exploitation de la tour Eiffel (SETE), que ocupa a 500 personas entre empleados directos y concesionarios, y está abierta todos los días del año.
http://balucha2001.googlepages.com/04Pista4.mp3″
Non Jene Regrette Rien
Edith Piaf

Otro símbolo de París

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: