Cantemos cantemos-(Aguinaldo venezolano)
[AUDIO="http://www.goear.com/files/sst5/mp3files/15112008/8858e89bae8a2314b9e07a19b376f28d.mp3"]
La navidad venezolana es la época más esperada y celebrada del año. Representa el período más rico en festividades religiosas populares. Se inicia desde el 16 de diciembre y continúa durante cuarenta días hasta la celebración de la fiesta de la Candelaria, el 2 de febrero,cuando se conmemora la Purificación de la Virgen.Con la llegada de la Navidad las peticiones se hacen comunes no sólo entre los más pequeños de la casa, sino también entre los adultos, quienes ponen toda su fe para que sus deseos se hagan realidad de la mano del Niño Jesús.Algunos desean encontrar un amor, emprender un proyecto o recibir un año junto a su familia; otros se enfocan en la salud, pues afirman que si la tienen lo demás se consigue en el camino. Por ser la Navidad una época llena de alegría y entusiasmo para compartir entre familiares y amigos, despierta los mejores deseos en los corazones de las personas. Ninguno olvida pedir por la paz y la tranquilidad para los venezolanos, además de una ciudad más segura y un país en armonía. Los venezolanos apartan un momento en su actividad política y ciudadana para celebrar las Navidades junto a su familia y seres queridos.

Actualmente, la Navidad es tiempo de gran actividad comercial e intercambio de regalos, reuniones y comidas familiares. No obstante, en Venezuela aún se conservan viejas tradiciones navideñas, que junto con la alegría propia del venezolano hacen del mes de diciembre el mejor del año.
Se nutre por una gran variedad de manifestaciones gastronómicas, musicales y religiosas muchas de ellas provenientes de otros países, adquiriendo características propias en cada una de las regiones venezolanas.

La mezcla de elementos foráneos y criollos configuran la navidad “a la venezolana” particularmente entrañable para los que se encuentran en otras latitudes.
En Venezuela es muy tradicional hacer el pesebre, montar el árbol de Navidad y decorara por todo los altos las casas. El ingenio y creatividad del venezolano en su empeño de mantener viva tan bella tradición, hace uso de los más diversos elementos para realizar unos nacimientos muy originales. Junto con esas tradiciones se mantienen también los cantos de aguinaldos, procesiones de posadas, parada o paradura del niño Dios, Robo y Búsqueda del niño Dios y el Festejo de la Candelaria, sin olvidar las gaitas que son muy típicas del Estado Zulia pero que en las épocas decembrinas se adueñan de todo el país.

Los platos típicos navideños son exquisitos empezando por el más tradicional de todos: La Hallaca, un manjar de laboriosa preparación y que requiere de muchos y muy variados ingredientes. También el dulce de lechoza, la ensalada de gallina, el pan de jamón, el pernil o pavo. En ese quehacer, aparte de la propia realización de las hallacas, se alegra el momento con música, llegada de amigos que vienen a “ayudar”, con bebidas , ponche crema y chicha andina. Como costumbre, la persona de más años dirige la realización de las hallacas.
La música de navidad de todo tipo y los últimos títulos de moda mezclados con canciones tradicionales y las “viejitas y conocidas se escuchan en el ambiente sencillo pero festivo.
La Navidad Venezolana vino de España y con el tiempo, esa festividad, adquirió una representación y forma muy a la venezolana. Sus costumbres religiosas se unieron a nuestras indígenas propias de cada región creando o dando lugar a lo que popularmente llamamos, Navidad Andina, Navidad Oriental, Navidad Caraqueña y Navidad Llanera.
En ciudades y pueblos a lo largo de toda la región se realizan fiestas y conciertos con grupos de gaitas, siendo los tambores quienes ponen el ritmo a la festividad. Todos, desde los más jóvenes hasta los más grandes realizan intercambios de regalos entre amigos y familiares, y la noche del 24 de diciembre se reúnen para cenar y hacer entrega de los presentes.
Los niños por su parte, esperan con mucha emoción la llegada de San Nicolás o del Niño Jesús quien deja juguetes para ellos siempre y cuando se hayan portado bien a lo largo del año. En diversos sitios de Venezuela se realizan pesebres vivientes, también se presentan muchas obras de teatros referentes a la Navidad, entre otras manifestaciones culturales.

La Navidad

Los antecedentes que se tienen en la actualidad acerca de la Navidad se remontan entre los años 320 y 353 donde se celebraba el nacimiento de Cristo. Se tiene conocimiento que, anteriormente, los romanos celebraban a sus diferentes deidades en los días del 17 al 23 de Diciembre, abandonando los negocios y ejercitando (entre otros) el arte de la cocina. El 25 era la fiesta pagana del Sol.
El 19 de diciembre era el día más importante, ya que se celebraba una gran fiesta en honor a Saturno, dios de la agricultura. Con una duración de siete días, de banquetes y bebidas, los romanos le pedían bienestar a su dios. Al mismo tiempo, se celebraba en el norte de Europa una fiesta de invierno similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor a los dioses para conseguir que el sol brillara con más fuerza.
Por otro lado, La Biblia se refiere al Mesías como “Sol de Justicia”. Por ello, desde fines del siglo IV, en el mundo cristiano se celebraba la Navidad el 25 de diciembre a excepción de las iglesias orientales, griegas y rusas que la realizaban el 6 de enero con la fiesta Teofanía o manifestación de Jesús como Dios.
Entonces es aceptado por todos que, por un error del monje Dionisio el Exiguo en el año 540 al calcular las fechas, Jesús no nació la noche del 24 al 25 de diciembre e incluso nació entre cuatro y seis años antes del inicio de la Era Cristiana.
Como los evangelios no mencionan fechas, no es seguro que Jesús naciera ese día. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad.
¡¡¡Feliz Navidad!!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.