En un acto en el Banco de Venezuela, el gobierno anunció que se le pidió ayuda a la banca privada en el proceso de registro y pago de ahorros a los clientes de los bancos intervenidos. Se explicó que los presidentes de todos los bancos “ dieron el apoyo”, pero que empezarán a trabajar con Banesco y Mercantil, para luego continuar con bancos como Provincial como ‘banco pagador’.Ante estas deciciones,bajó la intensidad de preocupación en el mercado financiero:el bono referencial venezolano Global 2027 ganaba 1,000 puntos este viernes para ubicarse en 66,250 después de fuertes pérdidas en los últimos días, pese a que aún acumulaba una caída semanal en torno al 8,7 por ciento.En tanto, el bolívar -a un tipo de cambio oficial fijado en 2,15 por dólar desde el 2005- se cotizaba el viernes en el mercado paralelo a 5,8 bolívares por dólar, desde los 5,5 en que inició la semana.Una fuente bancaria confirmó a Reuters que la junta directiva de Central, en nombre del resto de las entidades, había accedido a la negociación la noche del jueves.
La compra de Baninvest y Central había alcanzado los 200 millones de dólares, mientras que La Previsora se transó por cerca de 185 millones de dólares.No fue posible confirmar la operación con los organismos oficiales venezolanos.

El Gobierno venezolano anunció este viernes la intervención “a puertas cerradas” del Central Banco Universal, Baninvest y Banco Real, con lo que ascienden a siete las entidades intervenidas en los últimos 15 días por el Ejecutivo que presidente Hugo Chávez, que ha descartado una crisis en el sistema financiero local.
El anuncio lo hizo el ministro de Economía, Alí Rodríguez Araque, quien explicó que el objetivo es “aplicar una intervención a puerta cerrada para rehabilitar estos bancos”, cuyas condiciones financieras actuales no precisó.
Tanto el Central Banco Universal, Banco Real como Baninvest –primer banco de inversión regional– son de capital venezolano y gestionan una cartera de clientes pequeña, aunque se desconoce aún cuántas personas resultarán afectadas con esta medida.
Rodríguez Araque justificó la decisión del Gobierno porque forma parte de “una política coherente” que involucra tanto al sistema bancario como al mercado de valores y está dirigida a “corregir incumplimientos de los parámetros de la ley establecidos”.
Así, aseguró que “los accionistas de los bancos afectados no han aplicado las normas que se establecen”, aunque no dijo si la Fiscalía había emitido órdenes de captura contra los propietarios y responsables de estas entidades.
El Gobierno de Chávez ha estado “enfocado en los bancos que han presentado un conjunto de problemas”, por lo que no descarta que se produzcan más intervenciones en los próximos días.
“Las acciones que se realizan y estudian cuidadosamente están orientadas a garantizar los derechos de los depositantes, de los acreedores y del Estado”, destacó en rueda de prensa.
Este anuncio se produce poco después de que Chávez informara de la detención de otras tres personas vinculadas con las irregularidades detectadas en los cuatro bancos que fueron intervenidos por el Gobierno a mediados de octubre.
La Fiscalía ha anunciado que ha solicitado 10 nuevas medidas privativas de libertad contra igual número de personas y se ha prohibido la salida del país de otras 19, que podrían estar implicadas en este polémico caso.
Desde la semana pasada, el sistema bancario se ha visto envuelto en fuertes turbulencias después de que la Superintendencia de Bancos (Sudeban) interviniera los bancos Bolívar, Confederado, Canarias y Banpro, éstos dos últimos serán liquidados totalmente y se convertirán en entidades públicas.
Chávez ha advertido esta semana de que, si se viera “obligado”, estaría dispuesto a intervenir todas las entidades privadas en Venezuela.
“Le tenemos el radar prendido a otro conjunto de bancos y ayer (por miércoles) pasé casi 10 horas estudiando (…) Así que tengan la seguridad de que si me viera obligado a intervenir toda la banca privada venezolana lo voy a hacer”, aclaró.

Crisis descartada

Pese a esta situación, en la que ya suman siete los bancos intervenidos por el Gobierno, Rodríguez Araque aseguró que el “sistema financiero venezolano no ha sido afectado” porque goza de “gran solidez y estabilidad”.
“El primer aspecto que queremos señalar enfáticamente es que no estamos colocados frente a una situación de crisis del sistema bancario venezolano”, indicó.
El ministro afirmó que “el resto del sistema financiero está en buenas condiciones, pese a criminales campañas que vienen desatando a través de internet, mensajes por teléfono y rumores sectores que quieren estimular una desestabilización”.
“Pese a la enorme crisis que ha afectado severamente las grandes economías del mundo en el caso de Venezuela, el país ha demostrado una sólida liquidez y estabilidad gracias a las medidas que se tomaron en su momento oportuno”, afirmó.
En medio de esta situación, Chávez propuso el pasado martes a los clientes de los bancos afectados transferir su dinero directamente al Banco de Venezuela, entidad que el Gobierno nacionalizó el pasado mes de mayo tras comprársela al grupo español Santander por un monto de 1.050 millones de dólares (700 millones de euros).
El Banco de Venezuela ha sido la institución designada de asumir todos los casos de los clientes de los dos bancos liquidados y, por ende, de pagarles el dinero con fondos del Estado.
“Aquellas personas que tenían cuenta en Banpro y el Banco Canarias que decidan dejar sus ahorros en el Banco de Venezuela y no llevárselos, van a recibir no 12,5 por ciento sino 14 por ciento de interés en su cuenta de ahorro”, explicó el mandatario.
Los clientes de Canarias y Banpro comenzaron a recibir este miércoles, a través del Banco de Venezuela, parte de sus ahorros, informó la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), mientras que los titulares de cuentas de ahorros y depósitos de Bolívar y Confederado deberán esperar al próximo anuncio del Gobierno.

Baja ansiedad en los mercados

La ansiedad sobre la salud del sistema bancario venezolano cedió el viernes en los mercados, con un alza del bono referencial tras las fuertes pérdidas que registró esta semana, mientras un diario local reportó el acuerdo de un empresario para entregar dos instituciones al Estado.


La intervención este mes de cuatro pequeños bancos despertó agrios recuerdos de una crisis financiera que golpeó al país a mediados de la década de 1990 y desató una ola de rumores y nerviosismo entre los depositantes.
Además, el presidente Hugo Chávez revivió sus amenazas de estatizar el sector si sus directivos seguían violando la ley.
El bono referencial venezolano Global 2027 ganaba 1,000 puntos el viernes para ubicarse en 66,250 después de fuertes pérdidas en los últimos días, pese a que aún acumulaba una caída semanal en torno al 8,7 por ciento.
En tanto, el bolívar -a un tipo de cambio oficial fijado en 2,15 por dólar desde el 2005- se cotizaba el viernes en el mercado paralelo a 5,8 bolívares por dólar, desde los 5,5 en que inició la semana.
El diario económico El Mundo dijo que el empresario Pedro Torres Ciliberto devolvió tres bancos y una aseguradora que compró recientemente, entregando dos de las instituciones al Estado y las otras a sus antiguos dueños.
“El acuerdo forma parte de las acciones para sanear el sistema financiero local. Esto es lo único que quedaba por hacer”, dijo una fuente de Gobierno citada por el diario especializado en economía.
Central Banco Universal y Seguros La Previsora fueron devueltos a sus anteriores dueños, mientras que Banco Real y Baninvest pasarán a control estatal, en una operación por un monto simbólico de un bolívar, menos de un dólar, según el diario.
Los bancos poseen en torno al 2 por ciento de las captaciones del sistema financiero local, mientras que La Previsora es la cuarta mayor aseguradora del país.

Operación cerrada

Una fuente bancaria confirmó a Reuters que la junta directiva de Central, en nombre del resto de las entidades, había accedido a la negociación la noche del jueves.
La compra de Baninvest y Central había alcanzado los 200 millones de dólares, mientras que La Previsora se transó por cerca de 185 millones de dólares.
No fue posible confirmar la operación con los organismos oficiales venezolanos.
“Es una información delicada y sólo el ministro de Finanzas está autorizado para hablar (…). No está previsto que ofrezca declaraciones”, dijo un portavoz del Ministerio de Finanzas.
El Gobierno intervino hace dos semanas los bancos Confederado, Canarias, Provivienda y bolívar Banco, a puertas abiertas, por detectar irregularidades en sus indicadores.
Luego resolvió liquidar dos de ellos y el miércoles el presidente Hugo Chávez informó que las entidades sobrevivientes pasarían a engrosar la banca pública.
El empresario Ricardo Fernández, dueño de las instituciones y con empresas que distribuyen alimentos a la red estatal, permanece detenido junto a otro directivo, mientras que 16 ejecutivos tienen prohibición de salida del país.
El Gobierno culminó este año la nacionalización del Banco de Venezuela, que era propiedad del español Santander y uno de los más grandes del sistema, en un intento por fortalecer la banca pública y acelerar la entrega de créditos a sectores productivos.

El presidente venezolano defendió la intervención y el cierre de cuatro bancos y acusó a sus directivos de estafadores.Vociferó que no habrá ninguna clase de reconciliación con la oposición a la que volvió a acusar de fomentar los rumores contra el sistema financiero y de querer sacarlo del poder.En tanto la oposición lo acusa de generar intencionalmente los rumores para inducir a un retiro de los depósitos bancarios y descapitalizar a la propia banca para su proyecto de la llamada ‘Banca Pública’

La crisis financiera que comenzó a esbozarse en Venezuela con la intervención por parte del gobierno de cuatro pequeños bancos, podría extenderse incluso al resto de la banca privada en el país, de acuerdo con la advertencia que lanzó el propio presidente venezolano Hugo Chávez, de intervenir a toda la banca venezolana
“Tengan la seguridad, si yo me viera obligado a intervenir toda la banca venezolana lo voy hacer, que nadie lo dude”, dijo Chávez en cadena de radio y televisión al denunciar, nuevamente, la existencia de una campaña de lo que califica como la “burguesía”, que según dijo, buscaría su derrocamiento.
Inicialmente el presidente venezolano defendió la intervención de los bancos Canarias, Confederado, Bolívar y ProVivienda (BanPro) que se realizó el pasado 20 de noviembre, y que derivó luego en el cierre de las cuatro instituciones. Chávez acusó a los directivos de las entidades clausuradas de actuar como “mafiosos” y de haber cometido una “estafa” contra los depositantes.
“Aquí lo que va a caer es el sistema privado de la banca”, afirmó el mandatario. Según dijo durante la cadena de radio y televisión, los “burgueses” estarían promoviendo una campaña de rumores para estimular retiros masivos de depósitos en los bancos.
En tal sentido Chávez volvió a enfatizar que “todo banco que se resbale será intervenido”, y aseguró que actuará con “mano dura” para enfrentar las irregularidades que se presenten en la banca.
También el mandatario venezolano utilizó la cadena de radio y televisión para rechazar los señalamientos de corrupción que la oposición realizó esta semana contra altos funcionarios de su gobierno.
De acuerdo con la oposición, figuras del gobierno tendrían relación con el empresario Ricardo Fernández, propietario de los cuatro bancos intervenidos, quien permanece detenido en la sede de la Dirección General de Inteligencia Militar (DGIM). En tal sentido Chávez dijo que la oposición “trata de confundir a la gente y chantajearme, me acusan a mi de corrupto”, dijo.
El mandatario venezolano también reveló que está decidido a lograr que Labarca pública supere a la banca privada y volvió a amenazar al sistema financiero asegurando su gobierno mantiene un seguimiento permanente del sistema para atender cualquier irregularidad en la banca. “Les tengo el ojo puesto”, dijo Chávez.

FOGADE (Fondo de Garantía de Depósitos y Protección Bancaria) garantiza los depósitos del público en moneda nacional hasta diez mil bolívares (Bs. 10.000,00) por depositante en un mismo grupo financiero, cualesquiera que sean los tipos de depósitos garantizados que su titular mantenga. FOGADE sumará el total de sus depósitos garantizados en cada una de las instituciones que conforman el grupo financiero y le pagará un monto máximo de diez mil bolívares (Bs. 10.000,00).La intervención de los bancos deja desempleados a más de 2 mil personas quienes tendrían sus haberes congelados en las diferentes cuentas y por esta temporada cuando comienza Navidad se encuentran preocupados y desesperanzados ante la falta de información para recuperar sus depósitos, utilidades y prestaciones como corresponde a una situación de liquidación empresarial.A esta crisis por la que pasan los empleados de los bancos intervenidos están los miles de ahorristas y cuentaconrrientistas que tendrían sus depósitos congelados hasta nuevo aviso y que están pasando un mal momento por la ambición y corrupción de un sector oficialista que quiere crear ‘un nuevo hombre’ a expensas del noble pueblo venezolano


Consecuencias de la intervención bancaria

Los fondos y cuentas corrientes existentes en los Bancos intervenidos quedan “congelados” sin posibilidad alguna de que los clientes dispongan de los mismos.
– Los cheques que se encuentran en vías de compensación serán devueltos.
– Las tarjetas de crédito y débito no podrán ser utilizadas.
Adicionalmente, en los 2 Bancos que serán liquidados (Banpro y Canarias), los depositantes sólo podrán recuperar hasta 10.000 Bs. F. con el auxilio de FOGADE.


En los 2 Bancos restantes (Bolivar y Confederado) se tratarán de reflotar y que ningún depositante pierda dinero, pero si finalmente se determina que deben ser liquidados, las consecuencias serán las mismas que en el caso anterior.
No estarán amparados por Fogade: los mandatos, los fideicomisos, los contratos de préstamo, los depósitos o colocaciones en moneda extranjera, las aceptaciones bancarias, transferencias, reportos y cualquier otro instrumento no contemplado en el artículo 309 de la Ley General de Bancos y Otras Instituciones Financieras.
El Fondo de Garantía de Depósitos y Protección Bancaria podrá pagar el monto de la garantía directamente a cada beneficiario en dinero efectivo, o a través de la transferencia del monto garantizado a una cuenta en una institución financiera.
El usuario podrá exigir el pago de tu garantía a partir de la publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela de la Resolución de Intervención.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.